Con Richard Rohr

Con Richard Rohr

¿Conoces esa escena en la película El mundo de Wayne, donde Wayne y Garth están jugando hockey callejero y un coche se acerca y ellos gritan “¡Coche!” mientras mueven el arco fuera del camino y luego, cuando el coche ha pasado, gritan “¡De vuelta al juego!” mientras mueven el arco de nuevo a su lugar?

Esto es así. Y ahora es el momento de volver a nuestra serie de ¿Qué es la Biblia? ¡De vuelta al juego!

Volvamos a él con una reciente conversación que tuve con mi amigo Richard Rohr. Richard es un fraile franciscano, autor de numerosos libros, desde Everything Belongs, The Naked Now, a Fallling Upward y muchos más, también es el director del Centro de Acción y Contemplación, que creo que debe ser el mejor nombre para una organización. Hacia finales de nuestro tiempo juntos se me ocurrió que debía preguntarle acerca de la Biblia y luego grabar sus respuestas para compartirlas con ustedes.

Así que aquí está un poco de lo que hablamos…

Yo: ¿Cómo explicas qué es la Biblia a la gente?

Richard: Yo creo que es la palabra de Dios en las palabras de la gente. No cayó del cielo como una bolsa de plástico.

Yo: ¡Una bolsa de plástico! (Todo el mundo en la mesa riendo).

Richard: Así es como Dios confía en la encarnación. Dios nos permite ver a Dios y usa eso como su palabra. Es a través de nosotros. Por lo tanto, el texto en sí es tres pasos adelante y dos pasos atrás. Lo logra, no lo logra, lo logra, no lo logra… Mi hermenéutica sobre Jesús es así: Jesús nunca cita a Josué y a Jueces. La mayor parte de Josué y Jueces son dos libros de pasos atrás. No quiere decir que no deben estar en la Biblia, estoy bien con eso, hay mucho en mi vida que es dos pasos atrás. El texto refleja el desarrollo humano, el crecimiento y la comprensión.

Yo: ¡Sí!

Richard: Si no comienzas con este tipo de premisa te metes en el agujero de conejo en el que está el evangelicalismo. Y, por supuesto… Abraham no conoció a Jesús. Todo lo que necesitas es una excepción. Moisés no conoció a Jesús. Y entonces aceptamos eso como la Biblia definitiva, ¿no debería decirnos eso que nuestra definición de la salvación está un poco desconectada? ¿Cuál es tu próxima buena pregunta? ¿O dije lo suficiente sobre eso?

Yo: La pregunta a la que la gente vuelve una y otra vez es: ¿Qué pasa con los bebés que murieron en Egipto? ¿Qué pasa con los aldeanos que fueron sacrificados en Jueces? ¿Qué pasa con toda la violencia?

Richard: Cuando dice Yahvé dice… Yo sé que a ellos (los escritores de la Biblia) no les gustaría esto, pero Yahvé no dijo eso. Ellos dijeron eso. Al igual que nosotros lo hacemos. Proyectamos nuestra propia conciencia hacia Dios para justificar nuestro malvado comportamiento. Todavía hacemos eso, pero esa es una narrativa totalmente diferente para un evangélico. Para ellos, suena como si estuvieras realmente relativizando a la Biblia. Pero tienes que comenzar con lo humano si quieres llegar a lo divino. El protestantismo no captó realmente a la encarnación, entonces exageraron la salvación redentora de la cruz a través del asunto de la cruz. Desde la escuela franciscana se ve que la encarnación fue la redención… ¡Una vez que Dios escogió ser humano fue bueno ser humano! La elección de la encarnación fue todo. Realmente popularizamos Navidad, la Navidad no fue la gran fiesta en los primeros 1200 años de cristianismo. Pascua con toda la razón, lo era. Pero a causa de toda la escuela franciscana, realmente sentimentalizamos a la Navidad, la cual todavía tenemos hasta la actualidad.

La encarnación resuelve el problema. Problema resuelto. No necesito sacrificio de sangre para saber que es bueno ser un ser humano.

Kristen Bell: ¡Me uno a esto!

Yo: Señoras y señores, ¡Kristen Bell!

Kristen: ¿Porque es un acto de amor?

Richard: Sí, la encarnación fue un acto de amor. Vuelve atrás y lee los himnos en Colosenses y Efesios. Allí mismo se dice que nos escogió en Cristo desde el principio, (esa es) la cósmica noción de Cristo.

Kristen: ¿Dirías de Jesús lo mismo que de la Biblia? ¿Que sólo se puede entender la divinidad de Jesús si comienzas con su humanidad?

Richard: Sí. El Cristo es la unión de lo humano y lo divino. Jesús es la persona humana que lo vive, lo personifica, lo ejemplifica. El Cristo eternamente reúne al cuerpo consigo mismo, pero no puedes conocer ese misterio a no ser a través de la humanidad, porque ahí es donde estamos ubicados, a través de la experiencia encarnada.

Kristen: ¿Así que no comienzas con Jesús es Dios?

Richard: Como siempre digo, eso en realidad es una herejía. Decir que Jesús es Dios es una herejía y casi todos los cristianos lo dicen. La trinidad es Dios.
Cuando jalas a Jesús fuera de la trinidad, lo cual la mayor parte del protestantismo hizo, entonces tienes que empujar a Jesús de nuevo a la parte superior del trono, por no haber tenido una dinámica noción de Dios como un Dios trinitario. La mayoría de los católicos también dirán que Jesús es Dios. En sentido estricto no es correcto, la trinidad es Dios. Jesús se revela en la forma manifiesta de este Dios invisible. No estoy restándole importancia a Jesús en lo absoluto, lo estoy situando correctamente en la trinidad. Es sólo el nivel místico el que entendió a la trinidad…

Yo: OK., los evangelios. ¿Qué dijo Jesús (en realidad), cuáles fueron los recuerdos de su comunidad 50 años después? ¿Lo dijo o era la forma en que lo recordaban? No encuentro muy bien las palabras para preguntar.

Richard: No, el problema es que las suposiciones que la mayoría de los católicos y evangélicos conservadores operan están todas mal. Que este es la verba ipsissima (las verdaderas palabras) de Jesús. Asumen que tienen acceso a las mismas palabras de Jesús. Él no sabía griego. Se deja asentado allí mismo. No tenemos las palabras originales de Jesús. Excepto algunas (frases) en arameo, Talita cumi y Eloi Eloi… por lo que ni siquiera debería ser un argumento. No tenemos las palabras originales de Jesús. Y ese no es el punto, el punto es que el espíritu que fue lanzado en la historia en el Cristo resucitado guía nuestra audición de la palabra de Dios, por lo que la clave está en ser una persona guiada por el espíritu, rendida al espíritu, entonces puedes confiar en lo que estás escuchando. Si aún te guías por tu ego, lo podrías interpretar mal. Puedes tener un doctorado en escritura y malinterpretarlo igual. En Living School siempre paso por esto y les digo quédense conmigo, al final van a volver a esta Biblia con frescura y libertad, se llama segunda ingenuidad.

Al igual que en un domingo normal a una multitud normal, yo diría.

Jesús dice… Está bien, no tengo ningún problema con eso, pero tú y yo hemos aclarado algunos supuestos que me permiten hablar de esa manera.

Yo: Muchas gracias.

Richard: De nada.

Rob Bell

Rob Bell

Autor, Conferencista.

Deja un comentario