Todo el mundo ama a Stuart y Luscious

Todo el mundo ama a Stuart y Luscious

En mi artículo anterior te di una parábola y te invité a interpretarla.

Y tú lo hiciste.

Mi bandeja de entrada se ha llenado con sus teorías, puntos de vista y perspectivas. No podía esperar a decirles lo agradable que fue leerlos. Me he reído en voz alta varias veces. He aprendido que ustedes, mis queridos lectores, son inteligentes, brillantes, divertidos, profundos y muy, muy diversos y extraños. En una hermosa cantidad de maneras.

Entonces, antes de llegar justo a algunos de mis favoritos, una pregunta: ¿Quieres saber lo que tenía en mente cuando escribí la parábola?

¿Importa eso? ¿Qué pasa si aprendes cuál era mi intención autoral y no te gusta? ¿Qué pasa si piensas que tu interpretación es mejor? ¿Qué pasa si tu interpretación te inspiró, movió, convenció y provocó a ver las cosas de un nuevo modo y a convertirte en una mejor persona y entonces oyes mi intención y tu primer pensamiento es “Oh, uh, aburrido”? (Por cierto, ¿tienes que saber la intención del autor para interpretar algo? ¿Y que si estás muy lejos pero aún es significativo? ¿Y si te perdiste completamente la intención del autor, pero tu interpretación aun es verdadera?).

Volveremos a esa pregunta en breve, pero por ahora algunos de mis favoritos (Nota de LCC: al realizar la traducción se hizo una selección de las que se consideraban más relevantes).

El premio ¡Guau, es brillante, como no pensé en eso! es para…

Nuestro mundo está lleno de muy serios problemas que producen sufrimiento y vidas terminadas innecesariamente. Nuestro tiempo sería mejor invertido trabajando en ayudar a los demás que separando ideologías de otro. El literalismo o no literalismo de la Escritura es como la planta. Regando la planta puedes esperar que hasta los borrachos en el techo estén seguros y que el AK-47 esté descargado.

  • ●●

¿Pero que si no te has marchado? ¿Y si en realidad solo has ido a la casa de al lado? ¿Qué si has visto ocurrir todo esto? ¿Qué tan lejos llegarías antes de ir y hablar con Stuart?

  • ●●

Le doy grandes puntos a esta por ser igualmente breve e inesperada:

Creo que así es como algunas personas ven a Dios. El mundo es un caos y se preocupa acerca de cosas irrelevantes.

  • ●●

Esta es fantástica:

En esta historia, tú eres Dios. (¡Guau! Esa afirmación requiere desestructurar). Stuart representa a la humanidad. Tu relación con Stuart es clave; nos habla del vínculo de afinidad entre los dos. Tú confías en Stuart, aunque las cosas vayan mal. Cuando ves que las cosas se han ido de las manos, tu primera preocupación es tu relación con Stuart, no el lío que ha hecho. El desorden se puede limpiar a su debido tiempo, pero necesitarás su ayuda. Debes amarlo y en respuesta él puede corresponder ese amor, con el deseo de solucionar el infierno que ha ocasionado.

  • ●●

Y también esta otra…

Espero no quedarme atrapada en pequeñeces. Sé que tú no lo haces. Eso es justo lo que la parábola de Stuart me recordó. Sé que recientemente has recibido algunas críticas por algunos de tus puntos de vista, y sé que la crítica puede doler. Sólo sé que hay gente por ahí que lo consigue. Jesús tenía mucho más que decir acerca de la gracia, el amor y la comprensión de lo que dijo sobre la homosexualidad, la condena o hervir un cabrito en la leche de su madre. Que puedas continuar alcanzando a los perdidos.

  • ●●

Fíjate esta:

Stuart es cada hombre, amado hijo de Dios que metió la pata, como todos lo hacemos. Tras señalar la falta leve, no gritando y amenazando con estrangular al pequeño harapo, le da algo por lo que pueda disculparse y arreglar. Empieza con eso y continúa haciendo que los amigos borrachos se bajen de la azotea. Los amigos arriman el hombro para ayudar. Muy pronto todo el mundo es restaurado. Yo he estado allí. ¡Papas fritas y pelotas de ping-pong tiradas por todas partes! Mi hijo se disculpó e hizo algunos esfuerzos. Sus amigos recogieron algo de basura. Mamá limpió el resto.

¿Amo al pequeño harapo? ¿Debería saber lo que es, además de ser un término que describe a Stu, como tú lo llamas? ¿Y tú, has estado allí? ¿Dónde? ¿El lugar en el que has estado implica papas fritas y pelotas de ping-pong?

  • ●●

Y la última:

Acerca de Stuart: Es como ir hacia personas sin hogar y preguntarles si han leído la Biblia últimamente. Entonces, con sus vidas en caos, probablemente hambrientos, cansados, sucios, y queriendo solo un par de dólares para comprar una hamburguesa y no irse a dormir completamente muertos de hambre, tú les preguntas si han leído un libro. Es una gran demostración de lo que es perder el punto.

  • ●●

Estos, amigos, son mis lectores.

Algunas notas:

En primer lugar, algunos de ustedes señalaron que el nombre Stuart es en inglés antiguo el término para mayordomo, alguien cuyo trabajo era cuidar de la casa o propiedad. Yo no había pensado en eso. Escribo una parábola acerca de alguien a quien se le ha confiado el cuidado de una casa y lo nombro Stuart sin que ninguna razón se me haya venido a la cabeza… interesante cómo funciona el subconsciente ¿no?

En segundo lugar, te derribé totalmente con la última línea acerca de la planta. Yo había pensado terminarlo con:

Y le dices a Stuart:

Entonces te quedaste congelado, pero tiré la bola para ver lo que hacías con ella. ¡E hiciste mucho! Tengo otra que viene en un par de semanas que será una variación sobre esta, ya estoy deseando ver lo que haces con ella.

Con esos dos puntos aclarados, vamos a mis intenciones. ¿Mi punto?

Esto tomará tiempo.

Eso es todo.

Esto tomará un tiempo.

La narrativa entera es conducida por Stuart llegando a ser un mayordomo. Podrías haber encontrado un montón de gente para cuidar tu casa, pero lo elegiste a él. Quieres ver a tu sobrino florecer a medida que crece y madura.

¿Habrá consecuencias por sus acciones? ¡Por supuesto! Tú no eres un blando, esta es tu casa y eso en la alfombra es barro. Stuart tendrá que enfrentar las consecuencias de sus acciones, impuestas por ti, por la ley, por sus padres. La lista es larga.

Si no hubiera consecuencias, entonces habrías engañado a Stuart al no darle responsabilidad real.

Sin consecuencias todo el asunto habría sido una vergüenza, una farsa, una simulación (un poco como los tipos que te dicen lo buenos que son jugando al fútbol… y luego te enteras que estaban hablando de la PlayStation. La cual juegas con los pulgares en tu sofá).

Tiene que ser real, una verdadera casa, responsabilidad real, un verdadero rifle AK-47, una verdadera chica llamada Luscious (bueno, tal vez su nombre sea falso. Todos los bailarines tienen nombres artísticos…).

Digo esto acerca de las consecuencias porque lo que te impulsa es ver a Stuart convertirse en el tipo de persona que puede manejar la responsabilidad, creciendo en sabiduría, carácter y madurez, y el punto de cualquier resolución o consecuencia es ayudarle a eso. Estás para recorrer un largo camino con Stuart. Esto es lo que te impulsa, esto es lo que impulsa la narrativa, y es por eso que la historia es interesante. ¿Cómo responderá Stuart?

Por esta razón, tu prioridad probablemente no será descubrir quién es Luscious o de donde proviene el rifle AK-47, ni por qué el perro huele a cerveza y está caminando en círculos medio bizco en el baño de arriba. Por muy importante que sea, no puedes llegar a ellas por un tiempo. Stuart puede no estar listo…

¿Es por esto que la esclavitud no es condenada en la Biblia?

¿Es por esto que la poligamia no está prohibida en la Biblia?

¿Es por esto que ciertas acciones y prácticas barbáricas y primitivas no están prohibidas?

No puedes tratar con todo el lío de una vez.

Tú probablemente hubieras clasificado las cosas con bastante rapidez. Tal vez sin darte cuenta de que lo estabas haciendo. En primer lugar, bajarías a los chicos de la azotea porque eso es cuestión de vida o muerte. Entonces tal vez preguntarías “¿está bien el chico dentro del refrigerador?”.  Luego probablemente pasarías a la actividad ilegal, tal vez porque en cierta manera quedas enganchado a eso. (También estarías enojado supongo. Perfectamente normal. Sobre todo por lo de tu Porsche. Era un Porsche ¿no? ¿O era un Tesla? O tal vez era un… ¡Oldmobile!).

Sin embargo, dejas eso de lado, algo estaba sucediendo debajo de todo lo demás, algo que para ti es más importante que el resto.

Tú y Stuart haciendo juntos las cosas bien. 

Así que vas paso a paso,

invitando a Stuart, comandando a Stuart, llamando a Stuart, recordándole a Stuart que le has dado esta responsabilidad y ahora es el momento de avanzar

paso a paso a paso…

Lo que me lleva a ti… ¿has cambiado tu vida y conseguido perfeccionarla, limpiarla, reformarla y redimirla en un día? ¿O está tomando un tiempo?

¿Qué es lo que te dice que no estás listo, que no se ha terminado, que hay esperanza, que te encuentras en el proceso de convertirte en un tipo en particular de persona?

¿De dónde viene ese sentido, esa intuición, esa fuerza, ese sentimiento, esa consciencia?

¿Cómo llamarías a eso?

¿Qué nombre le darías?

¿Qué es?

Una cosa más sobre parábolas: podría simplemente haberte dicho estas cosas. Podrías haberlas leído y haberlas encontrado convincentes o no. Pero en cambio me enviaron una masiva cantidad de interpretaciones, interpretaciones en las que claramente han puesto sus pensamientos. ¿Te diste cuenta cómo la parábola engancha una parte diferente de tu cerebro? La próxima vez que te preguntes por qué Jesús no fue más claro acerca de algo en los evangelios, recuerda que… se trata de la discusión, el diálogo, la danza…

Una vez más, estamos empezando. Habrá más parábolas por venir.

Rob Bell

Rob Bell

Autor, Conferencista.

Deja un comentario