Todas las cosas son tuyas

Todas las cosas son tuyas

Todo les pertenece a ustedes,

Pablo,

Apolos,

Pedro,

el mundo,

la vida,

la muerte,

lo presente y

lo futuro;

todo es de ustedes.

Pero ustedes son de Cristo,

y Cristo es de Dios.

―1 Corintios 3

 

Este es mortal. Uno de mis pasajes favoritos de la Biblia.

Inicia con el apóstol Pablo escribiendo a sus amigos en Corinto y diciéndoles que están siendo idiotas. Mi palabra, no la suya. Meros bebes es como él lo dice. Él les dice que les dio leche porque todavía no estaban listos para alimentos sólidos, son demasiado inmaduros.

¿Por qué escribe esto?

Porque habían estado discutiendo acerca de sus favoritos.

Un poco de trasfondo: Pablo y sus amigos han estado viajando por ahí contándole a la gente acerca de Jesús, deteniéndose en ciudades como Corinto. Con el tiempo, la gente de Corinto comenzó a tener favoritos, algunos prefiriendo la enseñanza de Pablo, algunos la enseñanza de Apolos y algunos a quienes les agradaba más las enseñanzas de Cefas.

Su afición por su profesor favorito en particular había llegado a ser tan intensa que había contiendas y celos entre ellos. Esto pone loco a Pablo. Me encanta como él dice:

Porque cuando uno dice: Yo soy de Pablo, y otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois simplemente hombres?

La respuesta obvia es… Ehhhh, sí, ¡somos seres humanos! Pero él está tras algo más grande aquí: Les está llamando a trascender las mezquinas formas habituales en las que nos dividimos. En aquel entonces la gente tendía a hacer celebridades de sus líderes, desarrollando lealtad hacia uno y argumentando por qué el que a ellos les gustaba era mejor…

Muuuuuuuuuy diferente a como es hoy. (Guiño).

Hasta ahora bastante sencillo, ¿verdad?

Estas personas en Corinto han tomado algo bueno estos profesores viniendo a su ciudad para ayudarles a comprender mejor el camino de Jesús y lo han convertido en una fuente de división, contiendas y celos.

Pero él no ha hecho más que empezar.

Él entonces pregunta:

¿Después de todo, que es Apolos?

¿Y qué es Pablo?

(Por favor, dime que encuentras eso divertido. Está escribiendo acerca de sí mismo, ¿no? Y se pregunta: ¿Qué es Pablo? Él está hablando de sí mismo en tercera persona. Al igual que los deportistas y los raperos lo hacen).

¿Su respuesta?

Sólo servidores.

Y luego añade:

Yo planté, Apolos regó, pero Dios ha dado el crecimiento.

Hay un montón de cosas sucediendo aquí, pero básicamente, los está llamando a salir de sus divisiones y disputas al mostrarles como Dios usa a mucha gente diferente para hacer un montón de cosas diferentes para ayudarnos a todos nosotros a crecer y madurar.

A continuación, se lanza a la carga con un poco acerca de la gracia que Dios me ha dado, el fundamento que es en Cristo y la forma en que son templo de Dios,

(por cierto, cuando alguien habla acerca del cuerpo siendo un templo, la intencionalidad en el Nuevo Testamento es plural. Pablo está escribiendo a un grupo de personas, un cuerpo de creyentes. Así que cuando él dice son templo de Dios, está diciéndoles a un grupo de personas que ellos son un templo. Esto habría sido una idea extraordinariamente nueva y poderosa en un tiempo cuando los templos de los dioses y diosas eran las gigantes, brillantes, magníficas, maravillas del mundo. Pablo le dice a un desalineado, divisivo, defectuoso grupo de seguidores de Jesús que ellos son un templo, ¿qué? Increíble).

y justo cuando estás sumergido en un poco acerca de los necios y sabios del mundo el baja este martillo:

¡Así pues, no más alarde sobre líderes humanos!

Y te das cuenta de que todo esto ha sido una brillante exposición del problema, que él inició con lo que eran las pequeñas peleas sobre quiénes eran sus maestros favoritos. Él realmente ha estado aumentando gradualmente hasta entregar este épico crescendo que comienza con

Todas las cosas son suyas,

podríamos parar allí. Es tan bueno. Todas las cosas son suyas.

Luego añade

sea Pablo, Apolos, o Cefas (Cefas es otro nombre para Pedro).

Lo tengo. Brillante. Les está mostrando como Dios usa a un montón de personas diferentes para enseñarles, y en lugar de elegir a un favorito y luego no escuchar a los otros que no son sus favoritos, les dice que reclamen todo de quien sea que venga. Todos los maestros son de ellos. Deben disfrutar de lo bueno y verdadero de quien sea que venga. Todo es un regalo de Dios para ayudarles a crecer.

¿Por qué habrías de privarte de más verdad?

Muy buena pregunta. Gran punto el que hace, ¿verdad?

Pero luego sigue adelante. No ha terminado. Este es el momento en una canción dubstep cuando el bajo cae. (Esta referencia ya se siente anticuada, ¿no? Pero me gusta así que se queda).

Porque después de la parte de

sea Pablo, Apolos, o Cefas

añade

el mundo,

¿El mundo? ¿El mundo es tuyo? Así que la frase dice

Todo es vuestro, sea Pablo, sea Apolos, sea Cefas, o el mundo…

¿Ves lo que está haciendo aquí? Comienza con sus celos y rivalidades, los agarra por los hombros y esencialmente les dice: ¡Se lo están perdiendo! ¡Todos estos maestros son regalos de Dios para ayudarlos a crecer, por lo tanto no se priven de lo que ellos tienen para darles, por elegir favoritos y solo escuchar al que siguen se están perdiendo, no están recibiendo todo lo Dios tiene para ustedes! ¡Reclámenlo todo, es todo suyo, todo lo bueno que se les presente, sea cual sea la verdad con la que ellos les ayuden a entender, tienen que ver las cosas desde una perspectiva más alta!

Y entonces, mientras está en ello, el expande las cosas hasta incluir el mundo entero.

El mundo es tuyo, en otras palabras.

¿Qué quiere decir?

Donde sea que encuentres verdad, no sólo a través de maestros como él, Pedro y Apolos, sino también cualquiera que te ayude a crecer, como sea que tu mente y corazón se abran a lo que Dios está haciendo en el mundo, cualquier manera, persona o evento que Dios utilice para enseñarte la verdad, afirmarlo, reclámalo, aprópiatelo, es todo tuyo.

Pero no ha terminado.

Luego añade

o la vida

o la muerte

La vida o la muerte, ¿reclamar eso también? ¿La vida y la muerte son nuestras?

Sip.

Y luego añade

o el presente

o el futuro

Comienza con los maestros, entonces se expande al mundo, luego se expande hasta incluir estar vivo o estar muerto, y luego se expande hasta incluir todo lo que es y todo lo que será.

Pero no ha terminado, porque

todo es vuestro, y vosotros sois de Cristo y Cristo es de Dios.

Y termina el capítulo 3.

Mi esperanza es que en este punto tengas la sensación de que aquí en este verso estás bailando con algo muy real, muy profundo y tal vez incluso transformador en tu vida. Se puede sentir un poco fuera de alcance, así que voy a hacer mi mejor esfuerzo para aclararlo un poco.

En primer lugar, cuando las personas menosprecian a la Biblia por ser carente de profundidad o complejidad, revelan su profunda ignorancia. No importa lo inteligente, educado o estudioso que alguien sea, hacer grandes desestimaciones de las escrituras como si no tuvieran nada que decir al mundo moderno sobre lo que significa ser humano es absurdo e ingenuo.

Este pasaje aquí en 1 Corintios es una gradual, elocuente, altamente articulada, y sabia exploración de cómo conocemos, como pensamos y como nos relacionamos con el mundo.

En segundo lugar, a veces oímos que la gente usa la frase la verdad de Dios. Esta frase es un problema. Es mejor no usarla. ¿Por qué? Porque, ¿qué otra clase de verdad hay? Si es verdadero, entonces es de Dios. La ciencia, el arte, la política, la historia, la psicología, la biología, toda la verdad es la verdad de Dios. (Un guiño a Tomás de Aquino ahí, también a Arthur Holmes). Decir que algo es la verdad de Dios implica que algunas verdades pertenecen a Dios y luego hay otro tipo de verdad, que al parecer no le pertenece a Dios. No es de utilidad. Si es verdadero, tiene una sola fuente, Dios.

En tercer lugar entonces, donde sea que tropieces con la verdad, quien sea que la diga, como sea que la encuentres, afírmala y reclámala porque es tuya. Esto nos lleva de vuelta a Corinto. Pablo se entera de que sus amigos en Corinto están escogiendo bandos, discutiendo entre ellos acerca de quién es el mejor maestro, negándose a colaborar con los maestros que no sean de su preferencia. Él utiliza esta situación para enseñarles acerca de comprometerse con la verdad donde quiera que la encuentren, no sólo a través de estos diferentes maestros, sino en cualquier parte del mundo.

(Por eso, cuando la gente debate fe vs ciencia ya han perdido el punto. Fe es abrazar la verdad allí donde se encuentre, y eso por supuesto incluye a la ciencia).

Él está tratando de hacerlos libres. Él quiere que se conviertan en el tipo de personas que abrazan la verdad allí donde se encuentre.

En cuarto lugar, esta libertad funciona en ambos sentidos. Somos libres para afirmarla donde sea que la encontremos, y también somos libres para negar aquello que necesita ser negado. Si es malo, injusto, errado, lo llamamos por su nombre. Esto incluye cosas religiosas, pastores, y por supuesto cosas que suceden en las iglesias bajo el nombre de Jesús.

(Algunas personas están locas e incoherentes. No te ayudan a crecer, esparcen todo tipo de odio y son tóxicas. No las escuches).

Algunas de las cosas que están etiquetadas como cristianas no son verdaderas, y algunas cosas que no están etiquetadas como cristianas son verdaderas. Algunos ateos dicen un montón de cosas que son verdad, y algunos cristianos están llenos de mierda.

Y entonces la quinta una más para aterrizar este avión, Pablo fundamenta todo el asunto en Cristo. Pablo quiere que sus lectores vean que Cristo es más grande que cualquier maestro, conjunto de ideas, el mundo, la vida, la muerte, el presente, el futuro o cualquier otra cosa que puedas imaginar. Quiere que sus amigos en Corinto disfruten de la verdad donde sea que la encuentren, la celebren y la reciban como el buen regalo que es de parte de la fuente de todas las cosas, Dios.

¿Y por qué importa esto en el 2014?

Porque la religión le ha dado a la gente una gran cantidad de categorías y etiquetas que simplemente no son útiles. Tu experiencia de Cristo trascenderá consistentemente cualquier marco que hayas creado, y eso incluye a la religión cristiana también. Pablo nos invita a ser feroces con la realidad, con ojos bien abiertos, afirmando lo que debe ser afirmado, negando lo que debe ser negado, arraigados y cimentados en Cristo, quien sigue insistiendo en que todas las cosas son nuestras.

Rob Bell

Rob Bell

Autor, Conferencista.

Deja un comentario