Sufrimiento, tragedia y duda. 5 errores que los cristianos cometen

Sufrimiento, tragedia y duda. 5 errores que los cristianos cometen

De todos los motivos por los que las personas pierden su fe, los mayores son la experiencia del sufrimiento y la injusticia. ¿Cómo podemos ayudar a las personas que luchan con esto?

Aquí vemos cinco cosas que a menudo nosotros como cristianos hacemos mal, y que podemos hacer para solucionarlo.

Error #1: Reaccionar con temor en lugar de amor. Lo primero que necesitamos hacer es reaccionar con amor en lugar de miedo. Amenazar y condenar a las personas no ayuda y probablemente los termine alejando más. Así que sé un amigo, escucha, haz espacio para su lucha. Muéstrale mediante tu apoyo que está bien ser auténtico, que está bien sentirse herido y que está bien tener preguntas reales.

Error #2: Tratar de explicar el problema. La tragedia es algo devastador, y es difícil confiar y tener esperanza en medio de esos tiempos sombríos. En esos tiempos la gente no quiere explicaciones, quieren sanar y están gritando “¡No!” y tenemos que reconocer esto como un buen grito que Dios ha puesto en nuestros corazones. Tenemos que darnos cuenta de que Jesús no vino a darnos explicaciones, sino a entregar su vida al sufrimiento. Así que en nuestra lucha por darle sentido al sufrimiento debemos asegurarnos de nunca justificar el sufrimiento y la miseria. Eso no es lo que Jesús quiere. Jesús quiere que nos unamos a él en el sufrimiento.

Error # 3: Sufrir no es bueno, el amor sí lo es. A menudo en un esfuerzo por consolar a las personas sugerimos que Dios ha causado el sufrimiento para un propósito mayor. Dios no es el autor del sufrimiento o del mal. Dios puede trabajar bien en medio del sufrimiento, y nos llama a hacer eso también, pero no nos pide que llamemos al sufrimiento algo bueno o que toleremos cuando la gente sea lastimada. Dios no nos llama a sufrir, Dios nos llama a amar radicalmente y estar con los que sufren. Al hacer esto también podemos volvernos vulnerables al sufrimiento. Jesús hizo esto con toda su vida mientras estuvo al lado de los oprimidos y los marginados, compartiendo su dolor. Pero debemos recordar que el sufrimiento no es bueno, amar lo es.

Error #4: La fe no es certeza. Tenemos que encontrar la manera de confiar en el amor dentro de nuestro mundo destrozado. Eso es muy difícil, sobre todo cuando abrimos los ojos a las luchas de los demás y compartimos su dolor. Tal vez es por eso que muchos de nosotros reaccionamos a la defensiva cuando otros expresan dudas, porque amenaza nuestros propios sentimientos de seguridad. El interesarse requiere coraje. Lo mismo ocurre con la vulnerabilidad. Una fe fuerte y saludable no es la que nunca cuestiona, sino la que hace lugar a esas preguntas honestas. Una fe fuerte es aquella que no teme ser real.

Error #5: La duda pertenece a la iglesia. Muchas personas dejan la fe debido a la tragedia porque sienten que no hay espacio en la iglesia para su duda y su sincero dolor. Muy a menudo sólo permitimos preguntas que puedan ser resueltas rápidamente con alguna respuesta apologética fácil. En vez de honrar esas preguntas como una expresión sana de nuestra fe. La duda es parte de la fe, como la lucha y el sufrimiento. La iglesia no debería ser un lugar para gente que tiene todo resuelto. Debería ser un lugar donde podamos llevar todas nuestras preguntas y dudas honestas, nuestro dolor y luchas reales, y allí encontrar apoyo y compasión.

 

Fuente original:

http://www.redletterchristians.org/suffering-tragedy-and-doubt-5-mistakes-christians-make/

Derek Flood

Derek Flood

Autor.

Deja un comentario