¿Qué onda con atar y desatar?

¿Qué onda con atar y desatar?

Una pregunta de un lector:

Atar y desatar en Mateo 18 tiene un montón de bagaje negativo. ¿Alguna manera positiva de mirar ese pasaje?

Absolutamente. Yo no era consciente de que este pasaje tenía “toneladas de bagaje negativo”, en realidad es un verso muy positivo y muy útil en la comprensión de lo que es la Biblia y cómo debemos interactuar con ella.

Y como hemos visto antes, un poco de contexto a menudo ayuda.

Así que, aquí vamos. En el pasaje al que te refieres Jesús les dice a sus discípulos:

Les aseguro que todo lo que ustedes aten en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desaten en la tierra quedará desatado en el cielo.

¿Por qué dice esto Jesús?

En primer lugar, un poco sobre la Torá. La Torá es como los judíos del primer siglo se referían a los primeros cinco libros de las Escrituras Hebreas. La Torá era el centro de todo su modo de vida. La palabra Torá se puede traducir como enseñanza, instrucción o también camino. Ellos creían que la Torá era el camino, la verdad y la vida. (¡Vamos ahora! Quédate conmigo…).

¿Y cómo creían que se vivía la vida al máximo?

Viviendo la Torá. Haciendo lo que dice. Siguiendo sus mandamientos. Observando el día de reposo. Comiendo kosher. Protegiendo la vida. Honrando a tus padres. Amando a tu prójimo (eso es de Levítico, por cierto. Tú sabías eso, ¿verdad? Que el mandamiento de amar a tu prójimo viene de Levítico). Según la tradición, hay 613 mandamientos en la Torá.

Así que vamos a elegir uno. El día de reposo. El mandamiento es para honrar el día de reposo para santificarlo. No hacer ningún trabajo. Tratarlo como un día diferente a todos los demás. Lo cual suena muy bien. Pero, ¿qué significa eso exactamente?

¿Cómo defines trabajo exactamente? ¿Qué puedes hacer el sábado, y que no?

¿Qué pasa si tu vecino se lastima en el día de reposo?

Ayudar al prójimo seria trabajar, pero si no ayudas a tu prójimo, estarías rompiendo el mandamiento de amar a tu prójimo, entonces, ¿qué hacer?

Estas eran las preguntas que planteaba la Torá.

Y aquí es donde llegamos a una de las verdades centrales de la Biblia que a mucha, mucha gente no se le enseña y que ha hecho de la Biblia una colección de libros muy, muy frustrante para ellos. La verdad es esta:

La Biblia debe ser interpretada.

Tú tienes que decidir lo que significa. Tú tienes que tomar decisiones acerca de lo que vas a hacer y lo que no vas a hacer.

Cuando la gente dice que sólo está haciendo lo que dice la Biblia, que sólo se está apegando a la Biblia o que solo la lee de forma objetiva, eso no es realmente cierto. Ellos han hecho interpretaciones, han tomado decisiones sobre lo que significa, sobre a qué se parece hacer lo que dice.

Así que, ¿puedes ver lo que se desarrolló alrededor de la Torá? Los líderes religiosos que surgieron ayudaron a la gente a decidir a que se parecía vivir la Torá. Que se permitía en el día de reposo, que no, ese tipo de cosas. Ellos respondían a todas esas prácticas y preguntas cotidianas sobre la forma de interpretar pasajes en particular de la Torá.

Y más tarde, surgieron líderes que fueron llamados rabinos, y los rabinos tenían diferentes interpretaciones, diferentes mandamientos que destacaban, algunos enfocados en los pobres, otros en la piedad personal, otros en la correcta adoración. El conjunto en particular de interpretaciones era lo que llamaban el yugo del rabino.

Así que, si seguías a un rabino en particular, tomabas su yugo sobre ti. (Un rabino, incluso dijo que su yugo era ligero… guiño).

¿Listo para el boom? Cuando un rabino estaba dando una interpretación de un pasaje, dando su opinión sobre lo que el pasaje permitía y lo que el pasaje no permitía, esto era llamado atar y desatar.

Si algo era obligatorio, si no estaba permitido, si estaba desatado, si era.

Ahora, a la parte de Jesús. En Mateo 18, entonces, ¿qué hace Jesús? Él esencialmente les dice a sus discípulos (que no eran de la élite, altamente educados estudiosos de la Biblia)

Los pongo a cargo. Van a tener que tomar decisiones acerca de a que se parece vivir la vida plena que les he estado enseñando. Ahora tienen la autoridad para hacer interpretaciones, para decidir sobre a que se parece la vida que les he estado enseñando, para dirigir, para ayudar a la gente a entender lo que significa y como ser mi pueblo en el mundo.

¿Ves cuan empoderador es esto? ¿Y ves las implicaciones extraordinarias para nosotros en el mundo moderno?

Hay mucha gente que nunca pensó en nada de esto. Crecieron en un sistema, denominación, religión, iglesia, ministerio, etc. donde alguien realizó el atar y desatar para ellos. Alguien les dijo que esto es lo que significa este versículo, esto es lo que significa aquel verso, esto es lo que Dios quiere, esto es a lo que se parece, etc., etc.

Y por lo tanto hicieron eso.

Hasta que no lo hicieron.

Hasta que crecieron, maduraron, estudiaron, se desarrollaron, aprendieron, experimentaron y se dieron cuenta de que no lo veían de esa manera.

¿Qué es la Biblia? Es una palabra viva. Es una biblioteca de historias, relatos, poemas y parábolas escritas por personas que tuvieron experiencias muy reales de lo divino, haciendo todo lo posible para poner esas experiencias en palabras, símbolos e imágenes que tenían a su disposición en ese momento.

Demanda que interactúes con ella.

Que la desafíes.

Que tomes decisiones al respecto.

Que la escuches, leas y entonces discutas y decidas.

Crees que la esclavitud está mal. No está escrito en la Biblia que está mal. Entonces, ¿por qué crees esto? Porque alguien ató y desató esto para ti, y tú estuviste de acuerdo…

Esto, por supuesto, plantea preguntas acerca de un montón de otros temas, ¿no es así?, es por eso que recién estamos en la Parte 65 y tenemos un largo, largo camino por recorrer.

Rob Bell

Rob Bell

Autor, Conferencista.

Deja un comentario