Por qué Rob Bell es mejor evangélico que los evangélicos

Por qué Rob Bell es mejor evangélico que los evangélicos

¿Puedo despotricar un minuto acerca del nuevo amontonamiento de moda sobre Rob Bell? Él ha estado circulando en Twitter y FB recientemente, primero a causa de su nuevo espectáculo en el canal de Oprah, y segundo porque tiene un nuevo libro sobre el matrimonio llamado ZimZum of Love.* Recientemente, leí una nota en RNS lamentando cómo estas dos cosas son más señales de lo lejos que él ha caído del evangelicalismo.

Estoy realmente sorprendida de cómo, de todas las personas, los evangélicos no pueden ver las posibilidades positivas que Rob Bell crea haciendo participar a montones de personas ―no cristianas, agnósticos, ateos, escépticos― en discusiones acerca de Dios. Considera lo siguiente: El canal OWN llega a 85 millones de hogares de todo el mundo. Oprah llega a millones de personas cada año, y algunas veces en un solo episodio. ¿Qué tipo de evangélico confundido miraría esos números y diría: ¿Sabes lo que sería terrible? Si un cristiano tuviera su propio programa de entrevistas en ese canal. Eso sería realmente una terrible noticia? Lo que es más, Bell es conocido por ser alguien que a la gente le gusta escuchar. Es interesante, habla en inglés normal, ilustra y teje historias con maestría. De todas las personas, los evangélicos deberían saber esto, ya que casi por si solos, son los responsables de los 2,5 millones de videos de NOOMA que fueron vendidos, por no hablar de sus tours agotados y los múltiples libros éxitos de ventas. Al parecer, eso estaba todo bien, pero ahora que planea llevar la misma energía y mensaje a la gente fuera de las paredes de las mega-iglesias, a los millones de personas que todavía no lo han oído hablar de Dios, la Biblia, Jesús, o de perseguir este hermoso camino, lleno de justicia, misericordia y lleno de vida, ¿no está BIEN?

Eso no tiene ningún sentido. Para nadie, y menos para los evangélicos.

Si Oprah te llama y te invita a compartir tus pensamientos sobre tu fe, ¿qué clase de idiota tendrías que ser para decir que no? ¿Los evangélicos realmente preferirían NO hablar de Dios? ¿Es realmente tan fatal? ¿Es Rob Bell tan malo, tan diferente a ti, que el silencio es la mejor opción? Porque eso es lo que actualmente tienen los evangélicos como amplia cultura: el silencio. Los grillos. La gran mayoría de América lo ha captado. ¿Qué tipo de premio especial piensan los evangélicos que conseguirán si no se conectan con las mismas personas a las que dicen que quieren llegar?

Sé que los evangélicos están molestos, en parte, porque dicen que no creen en el mismo evangelio que Rob Bell ahora que lo consideran un hereje. Sólo voy a seguir adelante y llamar M a esa idea de momento. Vamos a poner esto en perspectiva: No estamos de acuerdo en muchas cosas, somos cristianos, pero si alguien fuera a armar una muestra colectiva de personas de todo el mundo y nos pidiera contar nuestras historias de fe, y entonces le pidiéramos a la gente clasificar a las historias por grupos, todo el mundo agruparía juntos a los cristianos, independientemente de a quién hayamos votado en la última elección, o incluso de qué continente provengamos. Compartimos la misma historia. Lo hacemos. Somos las personas que cuentan la historia de Jesús, de una nueva vida y de un Reino venidero. Todos nosotros contamos esa historia. Nos diferenciamos en los detalles, pero la idea de que Rob Bell esté de alguna manera fuera de su propia piel teñida de la fe de Jesús es absurda. También es ser muy estrecho de mente, porque si tú piensas que Rob Bell es demasiado diferente a ti, ve a pasar el rato con un grupo de ortodoxos armenios durante un par de horas a ver si te sientes diferente. (Además, considera que la ortodoxa armenia practica y su pensamiento hizo primero su camino, así que nosotros somos los que “evolucionaron” más allá de su expresión de fe, y no al revés). Nuestra historia es muy grande, y todos vivimos esa historia de diferentes maneras. Así que basta de las paparruchadas de “no está compartiendo el evangelio real”.

Claro, Rob Bell va por el cuadro grande. Establece un estado de ánimo que cautiva la imaginación y la atención de la gente. Él no tiene conferencias sobre puntos de menor importancia de la doctrina. Por supuesto, es por eso que la gente lo escucha. ¿Puedo decirte algo? ¿Puedo ser realmente honesto? Las únicas personas que se preocupan por las conversaciones acerca de Dios que tienen los evangélicos son los evangélicos. Y, honestamente, numerosos jóvenes evangélicos están abandonando debido a que ya no se preocupan por esas conversaciones tampoco.

Rob Bell entiende cómo se sienten acerca de las cosas las personas que se encuentran fuera de la religión organizada. Él logra ver cómo ellos ven el mundo. Y consigue conectar el cómo ellos ven el mundo con la forma en que él ve la historia de Jesús, la narrativa de la Escritura, la obra del reino. Esa es una noticia fantástica. Todos deberíamos darle un “choca los 5” santo y decirle que continúe hablando. Porque, seamos honestos: los estadounidenses han tenido suficiente escuchando cualquier cosa religiosa. Están hartos de la mezquindad, los juicios, las batallas con la ciencia y el fundamentalismo, y eso es suficiente para descartar la conversación incluso antes de que empiece. Si Rob Bell sabe cómo hablar con la gente sobre sus almas, cómo ayudar a las personas a examinar sus vidas y a pensar en el significado, el propósito, el buscar amor y el cuidar a los demás, y lo puede hacer mientras llega a millones y millones de personas, no es sólo un evangélico. Es mejor evangélico que el resto de nosotros.

* Como nota al margen, considero que esta es una prueba adicional de que Bell es un Moltmanniano, porque zimsum, como ustedes saben de un post anterior, es un término e idea que Moltmann hizo popular al conectar la Trinidad y el amor de Dios. Creo que conectar eso con el espacio que hacemos uno para el otro en el matrimonio suena hermoso. Bien hecho, Bell.

 

Fuente original:

Why Rob Bell is A Better Evangelical Than Evangelicals

LCC

LCC

Deja un comentario