¿Por qué importa Rob Bell?

¿Por qué importa Rob Bell?

¿A quién se dirige Rob Bell cuando habla a favor del matrimonio gay? ¿A su (antigua) iglesia? ¿A los cristianos en general? ¿A la prensa? ¿A los observadores de la cultura? ¿A los cristianos gay? ¿Por qué o quién debe prestarle atención? ¿Y por qué? Cada vez más veo a líderes cristianos que no tienen congregación/gente ante la cual rendir cuentas (pero que sin embargo cargan con liderazgo mediático/editorial) crear división con pronunciamientos. Esto causa daño a los medios de la iglesia para testificar en un mundo que ve todo esto. No sé si Rob Bell tenga la culpa (por los medios de comunicación), pero creo que los cristianos no deben alentar esta tontería. (Por otro lado, puedo escuchar al Papa de manera diferente porque él se encuentra dentro de 2000 años de tradición, por lo que no puede hacer declaraciones sin tener que rendir cuentas de ello). Cuando escuchamos a un líder cristiano debemos mirar, primero y ante todo, el ministerio/lugar de rendición de cuentas desde el que él/ella habla. ¿Tú que dices? ¿Estás de acuerdo?

Mi querido amigo cascarrabias, David Fitch, publicó lo anterior en Facebook ayer. Antes de responder a la pregunta de David, aclaremos algunas cosas:

  1. David posiblemente podría ser acusado de celos profesionales. Tanto él como Rob Bell lanzaron libros la semana pasada. Ambos afirman decir algo nuevo sobre Dios y sobre el futuro de la fe. Rob ha estado en La Mañana de Joe, Fox News y muchos otros puntos de venta. David, ehhh, no lo ha hecho. (Hace poco me han acusado de tener celos profesionales de Rob y de otros autores, así que conozco las picaduras de esta acusación).
  1. David, yo, y otros, tienen derecho a sentirse frustrados por el estilo de Rob. Empecé a leer el libro de Rob esta mañana. El 90% de los párrafos son de una sola frase. Está escrito en un tipo de letra serif san. Hay un espacio de doble fila entre cada párrafo. No hay notas al pie, Rob no muestra sus matemáticas. ¿A quién está leyendo? ¿Quién le está influenciando? Nos queda adivinar y conjeturar. No es la forma en que escribo libros, pero funciona para Rob.
  1. David, yo, y los demás, tenemos derecho a sentirnos frustrados de que Rob no se involucre con nosotros. David, Rob, y yo, somos de la misma tribu cristiana: el post-evangelicalismo. Participo con David y él se involucra con mi trabajo en su libro. Rob no se involucra con ninguno de los dos, al menos no en su escritura. Obtuve la palabra de Rob esta semana, me gustaría hacerle una entrevista sobre su libro en este blog, y me respondieron que él no está interesado. Está bien. Esa es su prerrogativa. Pero no genera mucho calor tampoco.

Sin embargo, Rob Bell importa. He aquí por qué:

Muchos líderes cristianos están completamente paralizados por sus empleadores. El post de ayer mostró eso, y es un hecho bien conocido. Cuando trabajas en una iglesia evangélica, en una universidad o sin fines de lucro, y tienes una visión progresista, debes participar en la auto-censura constante. (Nadie ha escrito sobre esto con más fuerza que Peter Enns). Rob ya no sufre bajo la atenta mirada de un empleador.

Rob Bell se convirtió en un importante portavoz para el cristianismo evangélico porque 1) plantó e hizo crecer rápidamente una mega-iglesia, 2) escribió libros cristianos éxitos de ventas y 3) habló cautivadoramente en todas las importantes conferencias pastorales. Rob estaba entre los oradores principales en todos estos lugares, David y yo éramos secundarios. La brillantez de Rob fue rápidamente reconocida por los forjadores del evangelicalismo, y alcanzó una gran plataforma muy rápidamente.

Puede que a David no le guste el hecho de que Rob haya en gran medida mantenido esa plataforma, incluso desde que ha dejado el pastorado, pero lo ha hecho. Las plataformas a veces se evaporan muy rápidamente (sólo pregúntenle a Jay Bakker). Pero la de Rob no lo ha hecho. Los informes de los que asistieron a sus recientes eventos creativos de 2 días en la playa fueron abrumadoramente positivos. Todavía puede llenar un teatro para el evento de lanzamiento de su libro. Y está consiguiendo la atención de los medios nacionales debido a su libro y su declaración afirmativa sobre el matrimonio gay.

Honestamente, la publicación de Facebook de David Fitch sabe a uvas agrias, y realmente no creo que sean celos profesionales. En el nuevo libro de David, él toma su usual y radical postura anabaptista hacia la iglesia y la cultura. Pero toma una sorprendentemente estrecha y conservadora ―retrógrada, me atrevería a decir― actitud hacia la sexualidad humana. Es sorprendente porque David (y su co-autor, Geoff Holsclaw) parecen dispuestos a reconsiderar todo lo demás en el evangelicalismo contemporáneo, excepto la homosexualidad.

¿A quién y para quién habla Rob Bell? Para los americanos modernos, muchos de los cuales aman a Dios y a Jesús, pero se sienten cada vez más desconectados con cualquier forma organizada de cristianismo. No se equivoquen, el aumento de los “sin iglesia” se debe en gran parte a la ética sexual retrógrada promulgada por los evangélicos, Fitch incluido.

Rob Bell, ya no encadenado al conservadurismo de Grand Rapids, Michigan y Mars Hill Bible Church (sí, MHBC es una congregación conservadora) es libre de decir lo que piensa sobre muchos temas, incluyendo el cielo y el infierno, la naturaleza de Dios y la sexualidad humana. Y miles (¿millones?) de personas le están escuchando, para gran consternación de los evangélicos.

Además, creo que la acusación implícita de David sobre que Rob Bell carece de rendición de cuentas es un espantajo. Hace años, una reportera de la revista Christianity Today me llamó y también a muchos de mis amigos. Ella estaba preparando un artículo sobre mi divorcio, tratando de convertirlo en una noticia. Le pregunté: “¿Cuál es su ángulo? ¿De qué manera esto es noticia?”. Ella me dijo que mi divorcio muestra que la iglesia emergente carece de rendición de cuentas; si hubiera estado en una denominación, habría estado sometido a la disciplina de la iglesia y mi matrimonio podría haber sido salvado.

Por supuesto, esto es una estupidez. He recibido más apoyo, amor y cuidado de mis amigos en Solomon’s Porch  (El Pórtico de Salomón) y de líderes emergentes de la iglesia en todo el país del que jamás habría conseguido de una burocracia denominacional. (La historia nunca se propagó). No necesitas una congregación local, una denominación más grande o red para tener responsabilidad personal. Rob es responsable ante sus lectores. Si él deja de ser relevante para sus necesidades, dejaran de comprar sus libros.

Por último, esto: Rob Bell tiene una habilidad especial para aprovechar el zeitgeist del momento. Mas, al parecer, que David, yo, o muchos otros autores, Rob es capaz de sentir las preguntas que tiene la gente y proporcionar una meditación poética que les resulte útil. Podemos frustrarnos con su estilo o su falta de compromiso hacia nosotros, pero, como he escrito antes, a Rob Bell no le importa lo que tú (o yo) piensas. Él es feliz de hablar con y para los millones de otras personas.

 

Fuente original:
http://tonyj.net/blog/2013/03/20/why-rob-bell-matters/#sthash.JWecsVH9.LOBLbskp.dpbs

Tony Jones

Tony Jones

Teólogo, Autor.

Deja un comentario