PABLO: Semana 1, día 6. Todo lo que emerge convergerá.

PABLO: Semana 1, día 6. Todo lo que emerge convergerá.

En Romanos 8:22, Pablo dice: “Desde el principio hasta ahora, toda la creación tal como la conocemos ha estado gimiendo en un gran acto de alumbramiento”. Sólo esta línea de Pablo debería ser suficiente para justificar una creencia cristiana en la evolución. Sin embargo, hasta hoy, el tema de la evolución aun divide a algunos cristianos, cuestionando lo que es bastante obvio: que Dios crea cosas que se crean a sí mismas. ¿No sería esta la mejor manera en la que Dios podría crear, dando autonomía, libertad y gracia a las cosas para autocrearse aún más? (Las mentes anticreativas tienden a no ver o permitir la creatividad en algún otro lugar. ¡De hecho, eso es lo que las hace tan anticreativas!).

Los padres saludables aman tanto a sus hijos que quieren que ellos se mantengan creciendo, produciendo y desarrollando su máximo potencial. Los buenos padres incluso se emocionan cuando sus hijos los superan, como mis incultos padres lo estuvieron cuando egresé de la universidad. Los padres maduros son generativos en sus hijos y dicen, según mi paráfrasis de las palabras de Jesús: “No te emociones demasiado por las cosas que yo hice. ¡Tú vas a hacer cosas aún mayores!” (Juan 14:12). Los padres inmaduros sólo ven a sus hijos como imágenes y extensiones de ellos mismos. Los verdaderos padres amorosos potencian y disfrutan los éxitos independientes y aún mayores de aquellos que aman.

Durante mucho tiempo, la mayoría de las personas estuvieron satisfechas con un universo estático. Pero ahora vemos claramente que el universo se está desarrollando y expandiendo. Se encuentra en movimiento hasta que, como dijo Agustín: “Al final será sólo Cristo amándose a sí mismo”, o como escribe Pablo: “Sólo es Cristo, él es el todo y en todo” (Colosenses 3:11). Pablo ve a la historia como un continuo proceso de cada vez mayor inclusión y menor fuerza hasta que, al final: “Dios será todo en todos” (1 Corintios 15:28). Cristo es nuestra palabra para la única realidad que incluye todo y no excluye nada; ¡realmente es perdón universal en todas las direcciones!

Pierre Teilhard de Chardin, jesuita del siglo XX, estaría de acuerdo. En palabras de Ilia Delio, Teilhard “describe a la especie humana en evolución hacia la plenitud de la unidad en el amor… [él dijo] el camino a seguir es una nueva espiritualidad mediante la cual los humanos alrededor del mundo pueden unirse para convertirse en una mente y un corazón en el amor, una nueva ultrahumanidad unida sólo por el amor”. Teilhard creía que “todo lo que emerge debe converger”.

Fuente original:

https://cac.org/everything-that-rises-will-converge-2016-03-11/

Richard Rohr

Richard Rohr

Autor, Monje Franciscano.

Deja un comentario