ORTODOXIA ALTERNATIVA: Semana 1, día 7. Resumen.

ORTODOXIA ALTERNATIVA: Semana 1, día 7. Resumen.

A la ortodoxia alternativa franciscana no le preocupa pelearse con Papas, obispos, Escrituras o dogmas. Solamente pone su atención, en forma calma pero firme, en diferentes cuestiones como la simplicidad, la humildad, la no violencia, la contemplación, la soledad y el silencio, el cuidado de la tierra, la naturaleza y otras criaturas y “todos y cada uno de los hermanos y hermanas”. (Día 1)

 

En Francisco vemos emerger una visión nueva del mundo, una visión del mundo que no está basada en escalar, acumular, poseer, ejercer, ni en ninguna idealización de un orden, sino en una vida que disfruta y encuentra una profunda satisfacción en el nivel del ser desnudo en sí mismo, mucho más que en los bienes materiales. (Día 2)

 

La Escuela Franciscana encontró el modo de ser muy tradicional y muy revolucionaria al mismo tiempo, enfatizando la práctica sobre la teoría, o la ortopraxis sobre la ortodoxia. En general, la tradición franciscana enseña que el amor y la acción son más importantes que el intelecto o las verdades teóricas. (Día 3)

 

La religión cristiana hace la afirmación más osada: Dios está redimiendo materia y espíritu, o a la creación entera. (Día 4)

 

La salvación no es un acto mágico acompañado por un comportamiento moral; mejor aún, la salvación es la realización gradual de quienes somos —y siempre hemos sido— y seremos eternamente: hijos de la tierra e hijos de Dios, humanos y divinos al mismo tiempo. (Día 5)

 

En el relato franciscano, Jesús no vino a cambiar la mentalidad de Dios acerca de la humanidad; Jesús vino a cambiar la mentalidad de la humanidad acerca de Dios. (Día 6)

 

Práctica: Conocimiento del cuerpo.

 

San Francisco experimentó objetivamente la co-habitación con Jesús y con todas las criaturas de Dios. Vemos esto más claramente en sus últimos momentos de vida cuando la cruciforme realidad se convirtió en la misma forma del cuerpo de Francisco. Él recibió la marca de los cinco estigmas de Cristo (esto está documentado históricamente en muchas fuentes). Francisco aprendió el mensaje, el precio y la gloria del amor en las propias células de su cuerpo. El conocimiento total es siempre un conocimiento psicosomático, y Francisco parece ser el ejemplo de alguien absorbido completamente por el Evangelio en todo su ser, no sólo en su mente. A esto se le llama el conocimiento cenestésico y la total creencia del cuerpo.

 

Toma unos minutos para observar y sentir la forma actual de tu cuerpo. Siéntate recto con las piernas sin cruzar y con tus ojos cerrados, lleva tu atención a la rodilla izquierda. Suavemente raspa la rodilla con tus uñas. Concéntrate en el cosquilleo que permanece. Olvídate del resto del cuerpo y enfócate completamente en tu rodilla, sintiendo su movimiento, tocando su contorno. Saluda a los pensamientos distractores que aparecen y luego, déjalos ir, volviendo la consciencia a tu rodilla.

 

Repite esta práctica con otras partes de tu cuerpo, presenciando en silencio las sensaciones de tu cuerpo y su contorno. Gradualmente, deja que el cosquilleo fluya sin controlarlo; simplemente sigue tu consciencia a su propio ritmo y adondequiera que te lleve, confiando en que la presencia de Dios está allí dentro.

 

 

Fuente original:

https://cac.org/alternative-orthodoxy-week-1-summary-2016-02-13/

Richard Rohr

Richard Rohr

Autor, Monje Franciscano.

Deja un comentario