Mi metáfora preferida para todo este asunto de seguir a Jesús

Mi metáfora preferida para todo este asunto de seguir a Jesús

Palabras como “viaje” y “peregrinaje” se han convertido en muy importantes -en los últimos 10 años más o menos- para mí, para describir mi fe.

Sé que algunos podrían temblar ante la idea de utilizar una no-teológica, insípida/endeble/colorida descripción de la fe. Y no puedo culpar totalmente a la gente por pensar de esa manera, porque la metáfora ha sido cooptada por la mala retórica de autoayuda.

Pero es una metáfora antigua y bíblica, y el casual mal uso de la misma no define su valor.

De hecho la vida de fe es un viaje. Proverbios -el libro central de la sabiduría en el Antiguo Testamento- recorre la vida como un camino o sendero.

El movimiento primitivo que seguía a Jesús fue llamado El Camino (Hechos 9: 2).

La vida cristiana no se trata de construir una fortaleza y permanecer en el interior no importa lo que suceda, sin mas lugares que pisar, ni nada que descubrir.

La fe se encuentra siempre en movimiento, porque la vida sigue pasando.

Viaje no es una metáfora casual. Todos los viajes tienen tramos difíciles.

Los cielos pueden llegar a oscurecerse, el paisaje volverse arido.

A menudo podemos encontrarnos descalzos, sin una mochila o muda de ropa. Y puede que lluevan perros y gatos.

Nos encontramos con nuevas y desafiantes circunstancias que no podemos prever. Nunca sabemos lo que nos espera al doblar la curva.

Puede que necesitemos acostarnos sobre el suelo de vez en cuando para recuperar el aliento, sobre todo si el camino delante es empinado. Es posible que tengamos que descansar en un hotel al lado de la carretera. Pero continuar avanzando, eventualmente, es un hecho.

El camino no termina, no mientras seamos de carne y hueso, al menos. No hay una cumbre adonde llegar donde podemos mirar a los demas desde arriba.

Y es común preguntarse si estamos en el camino correcto en lo absoluto, y si el viaje vale la pena. En realidad no podemos saber. Caminamos por fe (mejor dicho: confianza), no por vista (mejor dicho: certeza).

De todos modos, con el paso de los años he captado cómo esta antigua metáfora da en el clavo. Sin duda, todavía estoy tratando de averiguar lo que significa.

 

Fuente original:

http://www.peteenns.com/my-favorite-metaphor-for-all-this-following-jesus-business/

Peter Enns

Peter Enns

Teólogo, Autor.

Deja un comentario