¿Los escritores de la Biblia esperaban que se los tomase literalmente?

¿Los escritores de la Biblia esperaban que se los tomase literalmente?

La Pregunta que Acecha al Cristianismo de esta semana provino de Nina:

Pregunta que acecha: La gente de la época de Jesús, ¿esperaban que las historias que contaban fuesen tomadas literalmente? ¿Estarían sorprendidos al enterarse de que 2000 años después estamos interpretándolos de esa manera?

 

Ellos contaban un montón de historias sobre personas que eran hijos de Dios, nacidos de vírgenes y resucitados, estos eran temas que surgían con regularidad. No me parece (o a la mayoría de los estudiosos desde David Friedrich Strauss, creo) que la gente del primer siglo se acercara a las narraciones con la idea de que sus historias fueran literalmente exactas (en vez de eso eran simbólicamente verdaderas).

 

¿Y si cuando tratamos de interpretar el nacimiento virginal o la resurrección como históricamente ciertas (y no simbólicamente verdaderas) sólo estamos malentendiendo completamente la intención original de estas historias? ¿Qué pasa si la gente de la antigüedad era mucho más sofisticada de lo que somos, pensarían que somos increíblemente rústicos al interpretar sus bellas historias de esta manera?

 

Para dar un ejemplo moderno, qué si tuviera un amigo sureño que si me dijera “Ella está tan loca por su hombre que se colgaría de la luna”, yo le dijera: “Oh, no creo que la escalera habría de llegar tan alto”. Imagina la reacción que obtendría…

Grandes comentarios, como siempre. Esta semana, en realidad no hubo un hilo dominante, sino un montón de hilos pequeños, tras varias ideas. Probablemente me refiera a muchos de ellos con mi respuesta más narrativa:

Una vez más estoy enseñando Introducción al Nuevo Testamento en una universidad estatal aquí en Minnesota. Es un buen momento, realmente cada vez me gusta más enseñarles a estudiantes universitarios. Ayer por la noche fue nuestra última clase antes de la mitad del período. Hemos estudiado el contexto religioso, cultural, literario y político de la Palestina del primer siglo, y hemos pasado una semana en cada uno de los cuatro Evangelios. Ayer por la noche el tema fue “El Jesús histórico”.

Enseñé sobre cuando comenzó la búsqueda del Jesús histórico (a principios del siglo 19), sobre el libro que supuestamente pondría fin a la búsqueda (Búsqueda del Jesús Histórico, de Albert Schweitzer), sobre que la búsqueda continuó a través de la mitad del siglo 20 (Rudolph Bultmann) y hacia finales del siglo 20 (El Seminario de Jesús). Entonces traté de mostrar cuán completamente inútil es la búsqueda del Jesús histórico, mostrando estos tres artefactos:

1) La escena de la purificación del templo en Jesucristo Super Star.

2) La entrevista de 60 minutos de la semana pasada con Bill O’Reilly, en la que afirma que Jesús fue crucificado, no por haber proclamado ser Dios -un montón de gente afirmaba eso, dijo O’Reilly- sino por haber limpiado el templo de cambistas. En el universo de O’Reilly, Jesús se puso en pie por la “gente”, interrumpiendo el flujo de dinero causado por los sobre impuestos.

3) Luego leí un par de párrafos de un libro que está leyendo Courtney, World Peace Diet: Eating for Spiritual Health and Social Harmony (Dieta Mundial de la Paz: Comer para la Salud Espiritual y la Armonía Social), en la que los autores afirman que la limpieza del templo fue “un acto de liberación animal”, y que:

“Fue por este flagrante acto revolucionario que Jesús tuvo que ser crucificado por la manada de la élite del poder cultural”.

Luego, por supuesto, les leí el pasaje sobre la purificación del templo de Mateo. Se trata de dos versos largos:

Entró Jesús en el templo de Dios y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el Templo; volcó las mesas de los cambistas y las sillas de los que vendían palomas, y les dijo: «Escrito está: “Mi casa, casa de oración será llamada”, pero vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.»

No veo mucho allí que se pueda utilizar para afirmar que fue un acto de liberación animal o una protesta contra los impuestos. Pero eso no detendrá a los cristianos del siglo 21 de leer todo tipo de intenciones en las acciones de Jesús.

Otra cosa que O’Reilly dijo en repetidas ocasiones en 60 minutos, y algo que seguro se perdieron algunos espectadores, es que él no toma a la Biblia literalmente. Por ejemplo, dice que Jesús no dijo: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”, desde la cruz, porque habría sido imposible para alguien que se estaba sofocando decir una frase tan larga. (O’Reilly, al parecer, está sujeto a otro tipo de literalismo, solo que no literalismo bíblico). Yo hubiera pensado que tal declaración sería anatema para un presentador de Fox News, pero parece que O’Reilly es tan grande que puede incluso cuestionar el canon de la creencia evangélica sobre la infalibilidad.

Me parece que en el momento actual, estamos luchando con lo que quiere decir la Biblia en la era postmoderna. Cuando leí el argumento de Marcus Borg sobre que la resurrección de Jesús sólo ocurre en el corazón del creyente o a Reza Aslan diciendo que es sorprendente descubrir que Jesús en realidad no creció en Nazaret, o a Bart Ehrman revelando que Jesús no pensaba que era Dios, sinceramente bostezo. Estos debates y revelaciones, mientras que todavía consiguen todo tipo de prensa, son totalmente carentes de interés para mí.

He dicho antes que creo que Jesús realmente resucitó de entre los muertos. Considero que fue un evento que tuvo lugar en la historia. Pero eso es un artículo de fe para mí, es algo que creo, y lo creo porque pienso que es hermoso y revolucionario, y, sinceramente, me importa un carajo si desafía las leyes de la física y la biología. De hecho, creo que las “leyes” de la física y la biología son mucho más elásticas de lo que muchas personas creen.

Así que, Nina, perdóname por no responder a la pregunta de manera directa. La conclusión es que no creo que la pregunta “¿Lees la Torá literalmente?” o “¿Nos quieres leer lo que has escrito literalmente?” hubiera tenido algún sentido para los escritores del Nuevo Testamento. La bifurcación de las lecturas literales y metafóricas de textos es un invento moderno; simplemente no les preocupaba a los habitantes de Palestina y Roma en el primer siglo.

Sin embargo, concluiré diciendo esto: no necesitamos ligar nuestras lecturas a lo que pensaban hace 2000 años. Hoy algunos menosprecian los postmodernismos de finales del siglo 20, pero claramente se beneficiaron de la hermenéutica posmoderna de pensadores como Jacques Derrida, JL Austin y Stanley Fish. Con las herramientas que nos han dado, podemos ver tanto la validez y la hilaridad de la exégesis de Bill O’Reilly.

 

Fuente original:

http://tonyj.net/blog/2013/10/04/no-the-writers-of-the-bible-did-not-expect-it-to-be-taken-literally-questions-that-haunt/#sthash.9SriQcZD.dpbs

Tony Jones

Tony Jones

Teólogo, Autor.

Deja un comentario