La marcha atrás de Eugene Peterson sobre el matrimonio del mismo sexo

La marcha atrás de Eugene Peterson sobre el matrimonio del mismo sexo

Eugene Peterson, autor de “The Message” [El Mensaje], dice que se arrepiente de haberme dicho que oficiaría una boda del mismo sexo si se lo pidiera una pareja gay que fuesen “cristianos de buena fe”.

 

“Tras haber reflexionado y orado, me gustaría retractarme de eso”, dijo el autor evangélico en un comunicado.

 

Desde que publicamos la entrevista el miércoles aquí en RNS, Internet se ha incendiado. El artículo fue el último de una serie de entrevistas de tres partes que abordó varios temas: por qué se alejaba de la vida pública, qué piensa sobre Donald Trump, la visión de Peterson sobre las megaiglesias y si tiene miedo a la muerte. Pero nada provocó más conversación que dos preguntas que le hice a Peterson sobre las relaciones entre personas del mismo sexo y el matrimonio.

 

Algunos me han preguntado por qué haría estas preguntas en lo absoluto. Había dos razones principales. En primer lugar, es uno de los pensadores cristianos más influyentes del mundo y la homosexualidad es uno de los debates más polémicos de la iglesia de hoy. Lo que Eugene Peterson cree sobre este tema importa, lo cual es más que evidente en la reacción que generó.

 

En segundo lugar, y tal vez más interesante, había hablado con varios prominentes pastores, autores y teólogos que me informaron que Peterson les había dicho en privado que él aprobaba las relaciones entre personas del mismo sexo. Esto despertó mi curiosidad sobre sus puntos de vista. Si era cierto, sabía que mis lectores estarían interesados.

 

Hablé con Peterson el 6 de julio a las 3 p.m. Por teléfono durante unos 33 minutos, en una entrevista organizada a través de su publicista. Fue grabada con su permiso.

 

Mis preguntas fueron agudas, como las de cualquier periodista serio deberían ser. Fueron respetuosas y de ninguna manera agobiantes. Cuando se le pregunta acerca de sus puntos de vista sobre la homosexualidad, Peterson comparte buenos recuerdos de las personas LGBT que conoció durante su ministerio pastoral. Habla de estar orgulloso de su antigua iglesia por aceptar a un ministro de música gay. Él dice que sus amigos LGBT tienen una vida espiritual tan saludable como la de él. Y él lo llama “no es algo bueno ni malo en lo que a mí respecta”. Peterson también reconoce que estas son declaraciones que no habría hecho “hace 20 años”.

 

Estas declaraciones indicaban que de hecho aprobaba el matrimonio entre personas del mismo sexo como otros habían afirmado. Sería negligente para mí no haber seguido preguntando, así que le pregunté si él oficiaría la boda de un matrimonio gay si estuviese pastoreando hoy y se lo pidiesen. Aunque siempre responde con largas respuestas, optó por una respuesta de una palabra: “sí”.

 

Las condenas de los conservadores fueron rápidas. LifeWay, la cadena de libros cristiana más grande de Estados Unidos, incluso amenazó con prohibir sus libros si no afirmaba una visión tradicional del matrimonio. El calor aumentó rápidamente, y hoy, Peterson se retractó de sus comentarios, alegando que fue inducido. Aunque dijo que una pareja del mismo sexo sería bienvenida en su iglesia hoy, no oficiaría una boda homosexual “por respeto a la congregación, al gran cuerpo de la iglesia, y a la histórica visión bíblica cristiana y su enseñanza”.

 

Es posible que Peterson sintiera que había sido inducido y ofreciera una respuesta que no refleja su verdadera convicción. Pero también es importante señalar que, en la semana anterior a la publicación de sus respuestas, no hubo ningún intento de aclarar o cambiar su respuesta a estas preguntas.

 

Algunas personas me han afirmado que tal vez Peterson esté “senil”. Francamente, esto me huele a desprecio. Y no se alinea ni con su convincente estado durante la entrevista ni con la elocuencia con la que respondió a mis preguntas.

 

A todos los cristianos LGBT que leyeron las palabras de Peterson y sintieron un sentimiento de esperanza, pero hoy se sienten como neumáticos desinflados: lo siento si hoy se siente como si la iglesia les hubiese causado otra herida. Sin embargo, ustedes son hijos e hijas del Dios Todopoderoso y objeto de su amor. De hecho, Dios está obsesionado con ustedes. No hay nada que puedas hacer hoy para que Dios te ame menos o más. Confía en que estas declaraciones acerca de ti son verdaderas y que su veracidad no depende de las declaraciones o creencias de ningún líder.

 

Como el propio Peterson escribió: “El amor de Dios es meteórico, su lealtad astronómica, su propósito titánico, sus veredictos oceánicos. Sin embargo, en su grandeza nada se pierde; ni un hombre, ni un ratón, se desliza a través de las grietas”.

 

Aquellos de nosotros que seguimos este tipo de conversaciones y nos preocupamos por lo que un líder como Peterson piensa debemos analizar lo que esto significa para este debate, si acaso algo. Todo lo que sé es que Eugene Peterson es un hombre de profunda fe que ha vivido, según sus palabras, “una larga obediencia en la misma dirección”. Su vida y su ministerio dan testimonio de su amor por Dios, el amor por la gente y su amor por la Biblia. El punto de vista de Peterson sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, ya sea que lo apruebe o se oponga, no tiene nada que ver con mi respeto por él o su ministerio.

 

No tengo nada negativo que decir sobre Peterson hoy, y desearía que muchos de los cristianos conservadores indignados hubieran tomado una postura similar ayer.

 

 

Fuente original:

http://religionnews.com/2017/07/13/eugene-peterson-backtracks-on-same-sex-marriage/

Jonathan Merritt

Jonathan Merritt

Autor y entrevistador.

Deja un comentario