Kurt Cobain y el libro de Apocalipsis

Kurt Cobain y el libro de Apocalipsis

Un mulato,

un albino,

un mosquito,

mi libido

¡Hurra!

―Kurt Cobain

 

Si haces una serie de escritos acerca de la Biblia, lo que descubrirás es que cuando mucha gente piensa en la Biblia, piensa en el libro de Apocalipsis. Y tienen preguntas ―tú tienes preguntas―, montones de ellas.

Así que aquí hay un poco de Apocalipsis.

En primer lugar, dos palabras: futuro y violencia.

Futuro.

Para algunos, la manera principal en que se les enseñó a leer el libro de Apocalipsis es que se trata sobre el futuro, sobre las cosas que no han sucedido todavía. Por lo que las preguntas generalmente son sobre el fin del mundo, el papel de cualquier país pasando a ser la mayor amenaza para su país en este momento, y la infaltable: ¿Estamos viviendo en los últimos días?

Es importante señalar aquí, que un breve vistazo a las películas que han sido lanzadas en la última década revela que éstas no son sólo preguntas de gente religiosa, mucha gente se pregunta sobre el fin del mundo. (Voy a escribir sobre el Apocalipsis en una próxima publicación).

Un par de preguntas acerca de esas preguntas:

Digamos que un amigo tuyo vive en Siria, al lado de un pueblo que recientemente ha experimentado un ataque de armas químicas, ¿qué tipo de carta le escribes a tu amigo? ¿Le escribes sobre cosas que van a suceder en miles de años?

¿Tiene sentido que el último libro de la Biblia fuese una carta a un grupo de personas, que viven en una situación muy difícil, sobre cosas que sucederían miles y miles de años en el futuro?

Y acerca de estas preguntas: ¿qué pasa si consiguieses respuestas? ¿Qué pasa si descubrieras que el libro de Apocalipsis, de alguna manera, mágicamente, predijera que el mundo va a terminar en 13 meses? ¿Cómo podría esto cambiar algo?

¿Vivirías diferente?

Y si tu respuesta es sí, que lo harías, que serías más amoroso, realizarías esos viajes que querías hacer y te enfrentarías a la injusticia, entonces tenemos que preguntarnos: ¿por qué no haces esas cosas ahora?

Y si te dieran información definitiva sobre el fin del mundo, de la tierra siendo destruida o sobre monstruos ascendiendo del mar, ¿qué diferencia habría en tu vida?

Tú ya sabes todo lo que necesitas saber para vivir la buena vida ¿no?

Violencia

Una de las cosas que la gente a menudo menciona sobre el libro de Apocalipsis es cuánta violencia tiene. Esta observación suele ser hecha con sorpresa, a veces shock, y a menudo un poco de repulsión. Es que es tan sangriento…

Pero entonces las personas se sientan en una sala de cine y ven El Señor de los Anillos por tres horas y no se sienten shockeadas, se sienten inspiradas. Esperan expectantes las próximas dos películas que saldrán de la serie. Compran el pack de DVD’s.

Es curioso cómo a menudo la gente se desanima por cosas en la Biblia por las cuales pagan para ser entretenidos en su vida real.

***

Dicho esto, ¿qué pasa con el libro de Apocalipsis?

Está escrito por un pastor. Su nombre es Juan.

Esto es clave para entender el libro. Juan está en el exilio, lo que significa que está apartado de su pueblo, viviendo en una isla, a kilómetros de distancia. La vida es dura, su pueblo está bajo una gran presión, y él les escribe como su pastor, dándoles una carta para ayudarlos y alentarlos.

Juan también es poeta.

Recuerda esto, porque si lees este libro para obtener información lineal y lógica sobre el estado de los asuntos mundiales será infinitamente frustrante. No vas a conseguirlo. No importa cuántos gráficos utilice tu pastor.

Si lo lees como si fuera un poema, o la letra de una canción, lo estarás leyendo como fue destinado a ser leído, y encontrarás que es una compleja obra maestra de imaginación.

En esta carta, el bien y el mal están en conflicto.

Según Juan, hay mal real en el mundo y es opuesto al desarrollo humano. Este mal no es una fantasía, una idea o un concepto abstracto, es real y atormenta a la gente de numerosas maneras. Juan usa una serie de imágenes para retratar este mal como la inquietante, destructiva y maliciosa realidad que es. (¿Leíste acerca del hombre en Ohio que secuestró a esas chicas vecinas y las mantuvo como rehenes en su casa durante una década? ¿Qué imágenes usarías para describir lo que hizo?).

Juan usa una serie de gráficas y violentas imágenes y escenas en su carta porque así es la vida.

Imagínate tumbado en una cama de hospital recuperándote de la quimioterapia, preguntándote cuántos días de vida te quedan, y un capellán entra, te sonríe y te dice que la vida es como una caja de bombones. Eso no es útil, ¿verdad? Con toda la fuerza que puedes reunir tomas al capellán por las solapas y le dices con un gruñido ¡basta de los malditos bombones! O algo por el estilo. ¿Por qué? Porque cuando la gente habla de cáncer habla de pelear, luchar y aguantar para salvar sus vidas.

Si estás viviendo en estos momentos en un país en el que los grupos militares están avanzando a través de los pueblos, incendiando casas, violando a las mujeres y matando a los animales, necesitas estimulo, pero tiene que ser un estímulo que coincida con la intensidad del mal que estás experimentando, ¿verdad?

Juan usa estas imágenes porque cree que, en Jesús, Dios ha tratado de manera decisiva con el mal.

Él cree que en la nueva realidad de Cristo, su pueblo está a salvo, seguro y amado. Él les escribe de una realidad más allá de sus circunstancias cotidianas, una realidad enraizada en el amor de Dios hacia toda la creación. Él les escribe de la nueva vida que tienen en Cristo, aunque su presente, la vida terrenal y física llegara a un final abrupto. Él quiere que su pueblo encuentre consuelo y paz en medio de la furiosa agitación de su alrededor, y él cree que esto se encuentra en Jesús, en quien se puede confiar.

***

Recuerdo la primera vez que escuché Smells Like Teen Spirit de Nirvana. Estaba en mi último año de universidad, viviendo en una casa con mis amigos, y Steve Huber me dijo que quería tocar conmigo una canción de esta nueva banda Nirvana. Fuimos a su habitación y él puso el casete (!). Y cuando ese primer estribillo irrumpió nos miramos el uno al otro y dijimos: Esto es increíble. Nunca he oído nada como esto antes. Es tan crudo y honesto que es desconcertante.

¿Recuerdas el glam metal? Esa era la música del momento en la radio, Poison, Ratt, Warrant, Whitesnake (¡lindo Jaguar!), Bon Jovi. Procesada, superficial y dulzona música tocada por hombres con gran cabellera. ¡Y luego vino Kurt Cobain de Seattle con un Cardigan! Ligeramente encorvado, con algún tipo de dificultad para pronunciar las palabras, y sin embargo, era como ser golpeado por un tren de carga.

Era real.

Lo sentías en los huesos. Toda esa angustia, tensión, sufrimiento y confusión, allí mismo en una canción. Y esas letras:

Un mulato,

un albino,

un mosquito,

mi libido

¡Hurra!

Imagínate si yo te preguntara lo que las palabras significan literalmente. ¿Albino? ¿Mosquito?

Dirías que el significado literal no es el punto, que la poesía lo es, es una serie de fragmentos que se sienten mejor de lo que se analizan,

¿verdad? Me dirías que el poder de esa música, de toda la música, en realidad proviene de la forma en que habla al corazón. Cómo te recuerda que no estás solo, cómo pone en sonido y palabras lo que antes eran sentimientos no identificados…

¿Significa eso que no hay nada histórico en el libro de Apocalipsis?

No, es un verdadero pastor, viviendo en un lugar real, en un tiempo real, bajo un gobierno real, escribiendo a personas reales de su iglesia real con luchas y desafíos reales.

Es sólo que a veces, un poema es tan real como tú puedes ser.

 

 

Rob Bell

Rob Bell

Autor, Conferencista.

Deja un comentario