Teólogo dice que Jesús era un Trickster, pero no es tan ofensivo como crees (Peter Rollins para Jonathan Merritt)

entrevistas_bw

(Nota de LCC: En la mitología y en el estudio del folclore y la religión, un embaucador o trickster es un dios, diosa, espíritu, hombre, mujer o bestia antropomórfica que hace trucos o de una u otra manera desobedece reglas y normas de comportamiento).

Peter Rollins
Peter Rollins

Harry Houdini… David Copperfield… Criss Angel… ¿Jesucristo?
Poner estos nombres juntos puede parecer un juego de “busca las diferencias”, pero según el teólogo posmoderno Peter Rollins, podría tener más sentido del que asumes. En su nuevo libro, El Mago Divino: La desaparición de la religión y el descubrimiento de la fe, Rollins sostiene que el acontecimiento cristiano es como un “truco de magia”, y que Jesús era un “trickster”. Esto (y mucho del libro en sí) pondrá a algunos cristianos tradicionales incómodos, puede que no sea tan ofensivo como podrían asumir. Aquí Rollins discute sus ideas y por qué piensa que son importantes.

RNS: Tú dices que el cristianismo es como un acto de magia con tres partes: La presentación, La Actuación y El Prestigio. ¿Brevemente, cuáles son estos tres actos?

PR: Un truco de desaparición clásica se compone de tres partes. La primera consiste en la presentación de un objeto. Esto ha sido llamado La Presentación. Luego está La Actuación, esta es la parte del truco en la que el objeto presentado se desvanece ante los ojos de la audiencia. Finalmente, está El Prestigio. Esto se refiere al momento en el truco cuando el objeto reaparece. Sin embargo, lo que reaparece no es lo que desapareció. En la forma estándar del truco lo que reaparece sólo se ve igual a lo que desapareció. La moneda que desapareció al principio rara vez es la moneda que reaparece al final.

“El Mago Divino”, de Peter Rollins

RNS: Pero esas tres partes de un “acto de magia” en realidad son las partes de un “acto de ilusión”. En realidad, nada cambia en esa clase de “magia”. Pero pareciera que la transformación es fundamental para el cristianismo, ¿así que eso no boicotea un poco tu analogía?

PR: Las ilusiones son cualquier cosa menos impotentes. El poder de una ilusión, por supuesto, puede verse muy claramente en el caso de alguien que sufre algún tipo de psicosis. Pero la ilusión es una parte de todas nuestras vidas. Desde nuestra juventud abrazamos ilusiones que nos afectan profundamente. Piensa en el niño pequeño que imagina que es un guerrero y, al hacerlo, encuentra la fuerza para hacer frente a una situación de la que de otro modo podría llegar a huir. O en el amor, experimentamos la poderosa ilusión de que el objeto de nuestro deseo es mejor que todos los demás. El punto del libro es mostrar que el evento subjetivo llamado “conversión” refleja una transformación en nuestra percepción del mundo y por lo tanto una transformación en la forma en que vivimos.

RNS: Tú dices que el “truco de magia” cristiano se recrea a través de la Eucaristía. ¿Qué entiendes que sucede cuando los cristianos participan en esta comida sagrada?
PR: Hay un enlace interesante entre lo que los primeros magos hacían en sus shows y lo que el sacerdote hacía durante la Eucaristía. De hecho, es probable que el mismo término “Hocus Pocus” sea una parodia de lo que el sacerdote decía durante la misa cuando pronunciaba las palabras latinas “hoc est corpus”. Al igual que un acto de desaparición de tres partes, la Eucaristía se compone de tres actos. Está La presentación donde lo sagrado es ofrecido como un objeto (es decir, pan y vino). Está La Actuación, donde el objeto sagrado desaparece en nuestros cuerpos. Finalmente, está El Prestigio. Esto refleja el momento en que nos damos cuenta que lo sagrado ha vuelto a nosotros. No como algún objeto especial, sino como una profunda dimensión en los objetos mundanos. O sea, que lo sagrado se encuentra en carne y hueso. Lo sagrado ya no es un objeto que amamos, sino eso que descubrimos en el mismo acto de amar.

RNS: Tú dices que los seres humanos buscan un objeto sagrado que los haga completos. ¿Qué quieres decir?

PR: El objeto sagrado es el objeto que tratamos como si nos ofreciera plenitud. Es esa cosa seductora en nuestras vidas que pareciera brillar con la promesa de librarnos de nuestro trauma. Se trata de objetos que no sólo son una ficción, sino una ficción peligrosa, una ficción que nos impide hacer la difícil tarea de enfrentar nuestros traumas y encontrar una manera de cargar con toda la gama de emociones humanas. El cristianismo es, para mí, nada menos que la libertad de este objeto sagrado. Esa es La presentación que debe desaparecer de manera que pueda emerger una comprensión de valor diferente. No como una idea, sino como una realidad vivida.

RNS: Cuando la gente te oye decir que Jesús es la figura de un “trickster”, puede sentirse ofendida. ¿Qué significa y por qué es útil?

PR: Los tricksters son figuras revolucionarias que desafían el orden natural. Se asoman por agujeros que todo el mundo da por sentados y combaten los sistemas que oprimen. Trabajan dentro de un sistema religioso o político determinado, pero luchan con él, se oponen a él y lo transforman. En Jesús, vemos la figura de un trickster, uno que respeta las creencias y tradiciones de la gente real, pero que también las cuestiona, las desafía y las subvierte por el bien de la transformación política y religiosa.
Considera el ejemplo de Jesús completando el mandamiento más grande, con una descripción de un segundo mandamiento que es igual que el primero, es decir, el amor al prójimo. Aquí vemos que Jesús respeta la creencia común de la época: la existencia de Dios y la necesidad de amar a Dios, pero también la rompe al decir que uno sabe que ama a Dios cuando ama a su prójimo. Esto no es una crítica atea de la creencia en la que una persona dice: “Olvida a Dios, ama a la gente”. Representa un tipo de trabajo desde dentro.

RNS: Parte de la belleza de la magia es que no sabemos cómo funciona. ¿Hay un paralelo aquí con la fe? ¿Qué tan importante es el misterio de la fe para la fe en sí?

PR: Si no soy un mago probablemente no sepa cómo funciona un truco de magia, y eso le da un cierto atractivo místico. Pero aun sé muy bien que es un truco. Si no supiera esto, probablemente gritaría al final de la ilusión en lugar de aplaudir. El saber que se trata de un truco no disminuye mi asombro, de hecho, podría incluso mejorarlo. Saber que una persona ha pasado incontables horas aprendiendo una habilidad tan impresionante es más sorprendente que pensar que nació con un don sobrenatural.

RNS: Este libro es considerado como una obra provocativa y poco convencional en la línea de Love Wins de Rob Bell. ¿Qué es lo que los lectores encontraran más polémico?

PR: Trato de darle al lector un marco para comprender por qué rechazo la idea del cristianismo como una visión del mundo. Para mí, el cristianismo no está conectado con algún conjunto de creencias sobre el mundo, sino más bien tiene que ver con una forma de ser en el mundo. El cristianismo, en su núcleo subversivo, no se trata de la creencia en Dios, Jesús o la Biblia, sino que es una invitación a una vida donde tomamos responsabilidad por nuestras acciones, enfrentamos nuestro sufrimiento, matamos nuestros ídolos, y aprendemos a abrazar nuestra ansiedad. Argumento a favor de nada menos que una reforma fundamental del cristianismo. Una a la que no le concierne si eres teísta o ateo, sino que llama a todos a romper nuestros falsos dioses, sean seculares o sagrados. La futura iglesia por la que lucho es una dedicada a ayudar a las personas a exponer, aceptar e incluso celebrar la impotencia de lo que sea que creen que les hará completos. Quitando el aguijón de nuestra experiencia de la muerte y encontrando mejores formas de vivir.

Fuente original:
http://jonathanmerritt.religionnews.com/2015/01/28/theologian-says-jesus-trickster-not-offensive-think/

Descarga

Facebook Comments