En el aire, en el mar

En el aire, en el mar

Algunos de ustedes han preguntado acerca de la infalibilidad. Si no estás familiarizado con esta palabra, es una palabra que algunos utilizan para argumentar que la Biblia no tiene errores. En los próximos días voy a estar escribiendo acerca de la idea de que la Biblia es la palabra de Dios, inspirada y autorizada, pero hoy sobre la infalibilidad.

Mi hijo de 13 años está haciendo un programa educacional que requiere que escuche un poco de música clásica todos los días. Así que cada mañana, camino a la escuela, en vez de escuchar nuestro habitual Blink 182 y rap, el escucha… Mozart. No es su primera opción, pero últimamente ha admitido que la música clásica le gusta cada vez más. (¿Cómo puede un padre no sonreír a eso?).

Algunas preguntas entonces, acerca de Mozart:

¿Ganó la música de Mozart?

¿Dirías que la obra de Mozart está en la cima?

¿Es Mozart “La figura del partido”?

¿Estimas que Mozart ha prevalecido?

¿Los temas de Mozart arrasaron?

Preguntas extrañas, ¿verdad?

Son extrañas porque no es así como piensas de la música de Mozart. Son las categorías equivocadas.

¿Por qué?

Porque lo que haces con la música de Mozart es escucharla y disfrutarla.

Lo que nos lleva a la infalibilidad: no es una categoría útil. Y si solo hubieras oído alguna vez acerca de Mozart como el ganador, esos argumentos probablemente te estorbarían para realmente escuchar y disfrutar de Mozart.

En primer lugar, esta no es una palabra que la Biblia use sobre sí misma. ¿Te imaginas preguntarle al apóstol Pablo si la carta que estaba escribiendo era infalible? Es importante no meter a la Biblia en categorías que la misma Biblia no reconoce. Los escritores hablan de la palabra de Dios, inspiración, revelación Divina y autoridad, pero no mencionan la infalibilidad. De lo que los escritores de la Biblia hablan es de cómo el desarrollo de los acontecimientos en la historia humana real revela a un Dios que está tramando algo en el mundo. En lo que están interesados es en que sus lectores vean este movimiento y encuentren vida en él.

En segundo lugar, ese no es el libro que tenemos. Lo que tenemos es una biblioteca escrita por un número de personas durante un largo período de tiempo. A veces están a favor del divorcio, a veces están en contra del. Uno dice que Jesús era de Nazaret, otro de Belén. En un lugar está escrito que el destino de los individuos está predestinado, en otro que todo el mundo es libre de elegir. Uno dice que David pagó X por un pedazo de tierra, otro dice que pagó Y. Una historia comienza con Dios llevando a David a hacer algo, otro cuenta la misma historia y dice que Satanás le llevó a hacerlo.

La lista es larga.

Algunas de estas diferencias/contradicciones se resuelven fácilmente, un relato fue escrito antes reflejando esa corriente, manera, forma de pensar o mentalidad, mientras que el relato en conflicto fue escrito más tarde, reflejando el cambio de pensamiento que había tomado lugar en los años entre los dos relatos.

A veces el escritor tiene una agenda y está trabajando en un estilo en particular y hace referencia a los acontecimientos actuales, de manera tal que simplemente no captamos con exactitud lo que está pasando en lo que escribió.

Otras veces tenemos suposiciones acerca de la historia y cómo fueron registradas que no son compartidas por el escritor, así que leemos tratando de entender como lo consiguieron hacer tan mal, cuando no estaban escribiendo con esa intención en particular en primer lugar. (Se creía que el Emperador César, al final de su vida, ascendió a los cielos para sentarse a la diestra de los dioses ¿es por eso que Lucas termina su libro con Jesús ascendiendo…? ¿Adónde fue Jesús? ¿Hasta el cielo? ¡Porque hemos enviado naves espaciales hasta allí y nadie lo ha visto! Jajá. Suponemos que Lucas escribe los detalles reales de lo que pasó, pero cuando haces una revisión y te das cuenta de que Lucas quiere que su audiencia vea a Jesús como Señor y no a César, entonces la forma en que describe a Jesús ascendiendo empieza a tener más sentido. A los modernos nos encanta la historia para ser precisos con los tiempos, fechas y hechos reales. Es por eso que todavía estamos fascinados con el asesinato de JFK, se siente como que no tenemos todos los hechos exactos. Pero los escritores antiguos tenían diferentes agendas, Lucas no está tratando de inducir a error, él está contando una historia cómo la gente en sus días contaba las historias…).

¿Este eres tú?

¿Compraste la versión oficial, lo cual quiere decir que tuviste que verificar tu intelecto en la puerta

o

ya lo verificaste?

Lo que me lleva a un tercer punto, la infalibilidad y argumentos similares tienen una extraordinaria capacidad para vacunar a la gente contra la Biblia.

Lo he visto infinidad de veces,

por lo que sea.

No se trata de Mozart ganando, se trata de Mozart siendo experimentado por el hermoso sonido que es. El uso de categorías inútiles siempre te será contraproducente. Es posible usar un montón de palabras y argumentos a favor de la Biblia de manera tal que la gente quede realmente vacunada contra su poder y belleza.

Lo que me lleva al cuarto punto, que comienza con una pregunta:

¿Has abrazado totalmente la teoría de cuerdas?

¿Forma las decisiones que tomas todos los días, desde lo que compras, pasando por la manera en que comes, tus creencias acerca de múltiples universos hasta cómo reaccionaste ante el último capítulo de Breaking Bad?

Probablemente no.

¿Pero y si la teoría de cuerdas se comprueba? ¿Y que si resulta ser el porqué las cosas son como son y luego las implicaciones de esto moldean el comportamiento humano en innumerables maneras? ¿Y si la teoría de cuerdas transformara nuestra manera de ver al mundo? (Recuerda, hubo un tiempo cuando la gente se dio cuenta de que la tierra era redonda. En otro momento se dieron cuenta de que la tierra no era el centro del universo. En otro fue la constatación de que, aunque son invisibles, los gérmenes son reales).

Ahora, imaginemos que esta revolución de la teoría de cuerdas sucediese, ¿negará todo lo que dijiste e hiciste antes? ¿Vamos a leer tus mensajes de Facebook de antes de convertirte en un creyente de la teoría de cuerdas como el resto de nosotros y desacreditarte? No, no lo haremos.

¿Por qué? Porque eres una persona real, y todo lo que haces y dices viene a través de tu muy real

humanidad, con tus pasiones, sueños, pensamientos, limitadas perspectivas, juicios temerarios y todo lo demás que te hace ser tú. El poder de la Biblia no viene de evitar lo que es sino de abrazar lo que es. Libros escritos por reales, limitadas, finitas e imperfectas personas. Personas reales, viviendo en lugares y tiempos reales. Y no es sólo su limitada visión del mundo, una de las repetidas afirmaciones de los escritores bíblicos es que nosotros como seres humanos, somos pecadores, desde la historia de Adán y Eva hasta al apóstol Pablo escribiendo acerca de cómo todos nos hemos quedado cortos… tenemos la tremenda capacidad de hacer un lío de las cosas. Y la Biblia nos llega a través de exactamente este tipo de seres humanos.

En quinto lugar, entonces, argumentar a favor de la infalibilidad es argumentar por un tipo diferente de biblioteca, una biblioteca que no tenemos. Es importante crecer, evolucionar y madurar. Un elemento central de la madurez es el discernimiento, el reconocimiento creciente de que la realidad no es tan limpia, ordenada y simple como nos gustaría. La infalibilidad es un fracaso para crecer en el pensamiento acerca de la Biblia. Lo que tenemos es una fascinante, desordenada, impredecible, a veces impresionantemente bella, otras veces visceralmente repulsiva, colección de historias, poemas, cartas, relatos y evangelios que reflejan la creciente convicción de que importamos, que todo está conectado, y que la historia humana se dirige hacia algún lugar.

Como he escrito antes, para apreciar plenamente la Biblia, debes dejar que sea lo que es. Y cuando hagas eso, encontraras que está llena de vida y sorpresa.

Lo cual me lleva a una última pregunta: Si algo extraordinario, real y convincente estuvo sucediendo en la historia humana, ¿cómo más se habría escrito?

O para decirlo de otra manera: Al acercarte a la Biblia, ¿qué era lo que esperabas?

O para decirlo de otra manera: ¿De dónde saca la gente la idea de que sin error es la forma más elevada de verdad?

¿Es Mozart sin error?

¿Es la puesta de sol sin error?

¿Es el amor entre tú y la persona de la que estás enamorado sin error?

¿Es la mejor comida que has comido sin error?

En matemáticas es genial estar sin errores,

lo mismo con el diseño de un coche o la construcción de una casa que no quieres que colapse, pero la Biblia se trata de significado. Esperanza. Coraje. Inspiración. Alegría. Redención.

La Biblia es acerca de la música.

Música que no analizas o argumentas,

música que escuchas.

Y disfrutas.

Rob Bell

Rob Bell

Autor, Conferencista.

Deja un comentario