¿Dios es único? ¿Dios es distinto? Parte 1

¿Dios es único? ¿Dios es distinto? Parte 1

La pregunta de hoy viene del lector Pat, y tiene que ver con una polémica publicación de Roger Olson de la semana pasada:

La semana pasada, leí el ataque de Roger Olson a La Teología del Proceso, y entonces vi tu tweet sobre la controversia:

 

@Toy_Adams @theBoSanders Estoy con Olson sobre la singularidad ontológica de Dios y la voluntaria autolimitación, pero él resume el proceso.

Tony Jones (@jonestony) 06 de diciembre de 2013

 

Yo también me siento atraído hacia la teología relacional y del Proceso, pero lucho con la sensación que recibí del Proceso sobre que Dios en realidad no es muy especial, que Dios no es único. Es por eso que tu tuit me llamó la atención, por lo que mi pregunta es la siguiente: ¿Es Dios ontológicamente único del resto de la creación?

(Permítanme empezar pidiendo disculpas por el formato y la falta de enlaces en esta publicación. Le estoy dictando a mi teléfono mientras conduzco a Dakota del Sur para la última cacería de la temporada. A pesar de ello, quería empezar la conversación acerca de la singularidad de Dios y su carácter distintivo en este blog, para continuar las publicaciones de Homebrewed Christianity y del blog de Roger Olson).

La innovación teológica del judaísmo, frente a la de sus antiguos vecinos, era que Dios es uno. Este monoteísmo puede haber sido un monoteísmo suave al principio, pero por la mitad del Antiguo Testamento, claramente se había convertido en un monoteísmo duro. Los judíos llegaron a creer de manera inequívoca que el Señor no sólo estaba por encima de todos los otros dioses, sino que el Señor era de hecho el único Dios.

Mientras que los hebreos no utilizaban las filosóficas categorías modernas que ahora utilizamos, es bastante claro en la lectura de las Escrituras hebreas que Yahvé es ontológicamente distinto del resto de la creación. Esto se articula por primera vez en los dos relatos de la creación en Génesis. A partir de ahí, se hace evidente que el Señor no es como los dioses guerreros del Monte Olimpo. Ni Dios es como la gran mente en el cielo de la filosofía helenística. En cambio, el Señor es el singular y único creador de todo lo que es.

De hecho, es el papel de Yahvé como creador, explícitamente articulado en Génesis y repetido a través de la Biblia hebrea, que hace a Dios ontológicamente distinto por definición.

Aunque los teólogos del Proceso están en lo correcto al decir que creatio ex nihilo no se encuentra explícito en Génesis, se equivocan al argumentar que no está implícito. Desde los tiempos antiguos, los primeros cristianos hebreos y helenísticos han visto que Dios creó todo lo que es de la nada. Esta es otra indicación de la singularidad ontológica de Dios.

En mi próximo libro, voy a declarar en los términos más enérgicos posibles que la historia de Dios es una historia de auto-limitación. Sin embargo, la limitación auto-voluntaria de Dios no compromete en modo alguno la singularidad ontológica Dios.

En conclusión, Dios como creador es un tema importante en todo el Antiguo y Nuevo Testamento. Y Dios como creador indica que Dios es ontológicamente distinto de la creación.

 

Fuente original:

http://tonyj.net/blog/2013/12/13/gods-uniqueness-part-one/#sthash.VAy50Jip.dpbs

Tony Jones

Tony Jones

Teólogo, Autor.

Deja un comentario