¿De qué manera la Biblia es la palabra de Dios?

¿De qué manera la Biblia es la palabra de Dios?

Volviendo a nuestra serie, tenemos una pregunta de Jake:

Tengo problemas para creer que la Biblia sea literalmente la palabra de Dios, realmente el mensaje de Dios destinado a la humanidad. También estoy teniendo problemas con tomar a la Biblia como mi única autoridad. Siempre escucho a los cristianos argumentar: “¿Tienes un versículo para eso?” O, “¿dónde dice eso en la palabra de Dios?”. Así que mi pregunta es: ¿La Biblia es realmente inspirada y deberíamos tomarla como nuestra única autoridad?

Jake, este semestre estoy enseñando una clase en la Universidad Estatal de St. Cloud. Para mí es una nueva experiencia por un par de razones. En primer lugar, nunca les había enseñado a estudiantes de licenciatura ―sólo a estudiantes de la escuela de posgrado― por lo que ha sido un divertido y nuevo desafío. Y, en segundo lugar, estoy enseñando “Introducción a la Escritura Cristiana”. Si conoces algo sobre la educación teológica, sabrás que es muy raro para alguien con un doctorado en teología impartir cursos sobre estudios bíblicos, y viceversa.

Enseñar el texto sagrado del cristianismo en una universidad estatal plantea sus propios retos, especialmente en alguien como yo, que acarrea el tener opiniones sobre el texto. He tenido que desengañar a algunos de los estudiantes de sus preconcepciones; por ejemplo, tuve que recordarle a un par de estudiantes en la primera semana que en clase nos referimos a él como “Jesús de Nazaret”, no “el Señor”.

La clase me ha obligado a mirar (de nuevo) los orígenes y la composición del Nuevo Testamento. Estamos usando el texto de Bart Ehrman, El Nuevo Testamento: Una introducción histórica a los primeros escritos cristianos, y estoy escuchando las conferencias de Ehrman de The Teaching Company como parte de mi preparación. Últimamente, mientras escuchaba a Ehrman camino a St. Cloud, me he encontrado a mí mismo gritándole: “¡Dios mío, supéralo hombre!”. Le he gritado eso porque, incluso en sus “objetivas” conferencias sobre el Nuevo Testamento (a diferencia de sus libros comerciales), Ehrman trae a colación una y otra vez las contradicciones entre los libros del Nuevo Testamento. Es un completo problema para este tipo.

No lo es para mí. No entro en un libro en busca de completa coherencia, y de seguro no voy a la biblioteca en busca de eso. Y la Biblia no es otra cosa que una biblioteca de 66 libros. (Una de mis novelas favoritas, The Things They Carried, es básicamente una meditación sobre lo resbaladiza que en realidad es la narrativa histórica).

Déjame abordar tu pregunta, punto por punto. Tú tienes problemas para creer que “la Biblia sea literalmente la palabra de Dios”. Incluso la forma en que has hecho la oración apunta a algo. Una cosa es decir que la Biblia es “la palabra de Dios”, otra muy distinta es sugerir que es “literalmente la palabra de Dios”. Los que afirman la última oración tienden a creer en una cosa llamada “inspiración verbal y plenaria”, la creencia de que los que escribieron la Biblia transcribieron lo que Dios quería que ellos dijesen, palabra por palabra. Algunos incluso afirman que escritores como Pablo estaban en un estado de trance cuando escribieron, que estaban canalizando a Dios como un poder psíquico. Como puedes imaginar, esta es la posición que ha sido catalogada como absurda por casi todos los eruditos de la Biblia. Sólo tienes que leer un par de cartas de Pablo, por ejemplo, para ver que su personalidad brilla a través. Las huellas de Pablo están a lo largo de las siete cartas que él definitivamente compuso. Así que no, la Biblia no es literalmente la palabra de Dios.

Para tus amigos que preguntan: “¿Tienes un versículo para eso?”. Sólo sonreiría y cambiaría de tema si fuera tú. Una de las peores cosas que le ha pasado a la Biblia es la adición de los capítulos y versículos. Citar un solo versículo le hace una irreparable violencia al texto, y espero que todos los cristianos prometan, conmigo, dejar de hacer eso. Si la Biblia es en algún sentido la palabra de Dios, seguramente no lo es sobre una base de versículo por versículo. Hay decenas de miles de versos en la Biblia que no tienen ningún valor edificante y prácticamente ningún significado fuera del libro en el que residen.

A tu pregunta de si la Biblia es “realmente inspirada”, bueno, la respuesta a eso es puramente una cuestión de fe. Dependiendo de cómo se lea esa pregunta se podría decir que toda la gran literatura es inspirada; y, dependiendo de tu punto de vista de Dios, que todo es inspirado por Dios. Y la Biblia no es otra cosa que gran literatura. Pero, por supuesto, tu pregunta en realidad es si la Biblia es inspirada de forma única. Es decir, ¿la Biblia es una revelación única de Dios para la humanidad?

Creo que lo es, y eso es un artículo de fe para mí. Debo admitir que tengo una relación difícil con la Biblia, y que sólo se ha hecho más difícil a medida que me he ido haciendo mayor y aprendido más sobre ella. Tomemos el libro de Hebreos, por ejemplo. No me gusta. No me gusta el sesgo anti-judío, no me gusta la charla sobre la necesidad de sangre para la expiación, y no me gustan las oscuras referencias a la orden de Melquisedec. Hebreos se incluyó en el Nuevo Testamento porque los Padres de la Iglesia pensaron que fue escrito por Pablo. Basándose en el estilo de escritura y teología, casi nadie piensa eso hoy en día.

Pero ahí está, una extraña (si bien bellamente escrita) carta anónima en la mitad de la biblioteca que es el Nuevo Testamento, exigiendo ser tenida en cuenta. Curiosamente, una de las razones por las que creo que la Biblia es inspirada es porque es tal colección de libros difíciles. Es demasiado real para ser un engaño.

Además, encuentro a la Biblia resonante con mis propias creencias acerca de Dios. Parece ser muy claro para mí que Dios está íntimamente involucrado con el cosmos, e incluso con los asuntos humanos. Este es el testimonio inequívoco de las religiones abrahámicas, y creo que por lo general está en contra de las inclinaciones humanas relacionadas con Dios. Cuando los seres humanos construyen religiones, tienden a ser gnósticos, es decir, tienden a predicar un Dios que es espíritu puro, y exhortan prácticas humanas que llegan a ese Dios a través de prácticas extrañas y esotéricas. La Biblia, por el contrario, representa a un Dios que está casi escandalosamente unido a la creación, incluso a fuerza de su propia autolimitación.

La respuesta cristiana ortodoxa -y una con la que concuerdo- es que la Biblia no es realmente la palabra de Dios. Jesús el Cristo es la Palabra de Dios, y la Biblia es el testimonio único de Jesús. En la medida que la Biblia atestigua la revelación Divina de Dios mismo en Jesús de Nazaret, entonces la Biblia es el testimonio de la Palabra de Dios, pero la Biblia en sí misma no es la palabra de Dios.

Por último, ¿la Biblia debería ser tu única autoridad? ¡Absolutamente no! Por un lado, Dios te dio la razón, y la razón y el intelecto deben moderar cualquier inclinación fideísta que tengas. Por otra, los seres humanos son seres esencialmente relacionales; no estamos destinados a estar solos, ni a interpretar esta colección de libros solos. Y, en tercer lugar, una gran cantidad de hermeneutas nos han precedido a ti y a mí en la interpretación de este texto, lo que pensamos de la Biblia y lo que significa debe ser puesto en conversación con aquellos que han estado antes que nosotros. No tienen que prevalecer sobre nuestras interpretaciones, pero sí tener una voz en la conversación.

Jake, el cómo se lee la Biblia es la esencia misma de lo que significa ser cristiano. Cada tema que ha dividido a los cristianos en el pasado y que nos separa hoy (las mujeres en la iglesia, la esclavitud, el matrimonio entre homosexuales, etc.) se reduce a la interpretación de la Biblia. En otras palabras, has hecho la pregunta más importante que hay.

 

Fuente original:

http://tonyj.net/blog/2013/04/12/how-the-bible-is-gods-word-questions-that-haunt/#sthash.Gqco4fOK.dpbs

Tony Jones

Tony Jones

Teólogo, Autor.

Deja un comentario