¿De qué manera es necesaria la cruz?

¿De qué manera es necesaria la cruz?

La pregunta de esta semana viene de Elise, y pone un punto aún más fino en nuestra Cuaresma. Al leer su pregunta, escucharás rastros de calvinismo en lo que le ha sido enseñado, así que pienso que algunos calvinistas trinarán. Implícitas en su pregunta se encuentran todo tipo de preguntas sobre la naturaleza de Dios y la naturaleza de la justicia. Esto es lo que pregunta Elise:

He tenido una continua relación con el cristianismo en la cual alterno entre entenderlo realmente y en realidad no entenderlo. Cavé en esto la última vez que me alejé, y el mayor problema que tengo es con la cruz (lo mismo que la mayoría cristiana encuentra tan empoderador).

 

Eso no quiere decir que tenga un problema con Jesús sacrificándose a sí mismo en la cruz; entiendo la misericordia, el sacrificio, el amor que es inherente a ese gesto, y esa parte creo que es impresionante. El problema que tengo es lo que requiere en primer lugar. ¿Cómo podría un Dios amoroso sentenciar a muerte y/o condenación eterna a sus hijos debido a sus pecados y llamarlo justicia? ¿Por qué Jesús tuvo que llegar al clímax en primer lugar?

 

He escuchado el argumento de la justicia incognoscible, pero no creo que la mayoría de nosotros piense que la condenación eterna sea una respuesta razonable a una creencia errónea o acción equivocada. Claro, el castigo es necesario a veces, pero encuentro mucho más comprensible la idea católica del Purgatorio (ajustado ligeramente); parecería justo que un Dios de amor nos limpiara de nuestra naturaleza pecaminosa, lo cual pudiera no ser la experiencia más agradable, pero que después que eso sea purgado fuera de nosotros, entonces podamos ir al cielo. Tiene sentido que este período de purificación fuese más largo para un pecador no arrepentido que para una buena persona que sea un no creyente o un creyente arrepentido, pero no que fuese eterno.

 

Además, en la actualidad sólo el 33% (calculado a partir de diversas fuentes, puedo citarlas si es necesario) del mundo es cristiano, por lo que el otro 67% parece tener muy poca suerte en este caso si solamente los creyentes van al cielo; y eso no parece justo tampoco. Para hacer referencia a Rob Bell, me parece poco probable que Gandhi esté en el infierno. Suponiendo que Dios sabía que Jesús se sacrificaría y solucionaría el problema, aun me parece incorrecto. No creo que sea razonable decir “el fin justifica los medios” en este caso. Lo siento, eso fue largo, pero realmente todo se funde en una sola pregunta para mí: ¿Cómo se combina la necesidad de la cruz con el hecho de que sólo alrededor de un tercio de la población mundial que se identifica como cristiano/creyente ve a la cruz como una manifestación de la justicia de un Dios amoroso?

Bueno, Elise, es una gran pregunta, y una que está mucho en mi mente últimamente. Estoy pensando en escribir un libro sobre la muerte de Jesús en la cruz -su significado e importancia- aunque también estoy escribiendo un libro sobre la oración. Será una especie de libro sándwich.

Tu no preguntas exactamente por qué Jesús murió en la cruz. De hecho, tu pregunta no se trata tanto de Jesús sino más sobre la naturaleza misma de Dios. Estás preguntando si Dios requirió la muerte de Jesús.

La respuesta corta es No.

No, no se requería la muerte de Jesús para que los seres humanos se reconcilien con Dios.

La concepción clásica de Dios es que Dios es capaz de todas las cosas. De hecho, la concepción más clásica es la siguiente: cuando se habla de un ser que es capaz de todas las cosas, lo llamamos Dios. Así es como Aristóteles y Aquino escriben de Dios, y es lo que pienso cuando pienso en Dios. Si hay un Dios, este Dios es capaz de todas las cosas.

Por lo tanto, es lógico pensar que Dios no tenía que permitir que la muerte de Jesús fuera el mecanismo por el cual la humanidad y toda la creación fueran reconciliadas con Dios.

En otras palabras, si estás de acuerdo conmigo en que Dios, por definición, es capaz de cualquier cosa, entonces también debes aceptar que Dios podría haber elegido otro camino para lograr la reconciliación. De hecho, Dios podría haber elegido entre un número infinito de maneras. De hecho, Dios podría haber optado por no permitir que nunca hubiera una brecha en la relación en primer lugar, Dios podría haber detenido “La Caída” y con ello precedido cualquier necesidad de reconciliación.

Tu pregunta revela que, como muchos de nosotros, fuiste criada a la sombra de la teología reformada. En esos círculos, es común argumentar que la justicia de Dios “demanda” un sacrificio, dado que hemos pecado, Dios “no puede” dejarnos experimentar la vida eterna en su seno. Nosotros “debemos” pagar por nuestros pecados, y dado que no podemos, Jesús paga ese precio por nosotros.

Puse ciertas palabras en frases retóricas en el párrafo anterior, porque las rechazo, al igual que rechazo todo lenguaje que implica que Dios siempre está obligado a hacer lo que sea. Creo que Dios es un ser en el cosmos que tiene completa y total libertad. Dios es la única entidad no contingente, en cualquier lugar, jamás habida.

Estas son declaraciones que rechazo como absurdas:

– Dios estaba obligado a ________.

– Dios debe hacer ________.

– El carácter de Dios requiere que ________.

– Dios no puede ________.

Entiendes el punto. Así que aquí está un conflicto interno en la teología reformada. Por un lado, la teología reformada enseña que Dios es absolutamente soberano y puede hacer lo que Dios quiera (con lo que estoy de acuerdo). Por otra parte, la teología reformada enseña que el sentido de justicia de Dios requiere propiciación por el pecado humano. Como puedes ver, estos dos puntos son incompatibles.

Como he expuesto en otras publicaciones -y espero que en el próximo libro- creo que hay otras razones para la crucifixión que son mucho más hermosas, vivificantes e intelectualmente satisfactorias que la respuesta reformadora sobre que se requería la muerte de Jesús de cualquier manera.

Así que en última instancia coincido contigo: es muy preocupante pensar que era necesaria la muerte de Jesús. De hecho, es teológicamente incompatible con una visión tradicional de Dios. Por lo tanto, te exhorto a rechazar esa idea.

 

Fuente original:

http://tonyj.net/blog/2013/02/27/the-cross-is-unnecessary-questions-that-haunt/#sthash.IWOm1upJ.dpbs

Tony Jones

Tony Jones

Teólogo, Autor.

Deja un comentario