¿Cómo te definirías? Parte 2,

¿Cómo te definirías? Parte 2,

Recientemente alguien me pidió que me “definiera” en respuesta a la siguiente cita sobre algunos amigos míos y yo.

“Pero sus respuestas a menudo han carecido de la sustancia de la cual podemos vivir, y lo que se conoce con el nombre de “iglesia emergente” ahora parece haberse asentado en otra versión de la línea principal del cristianismo”.

Pensé en que me gustaría añadir dos observaciones. En primer lugar, sobre la línea tradicional del cristianismo.

En mi libro más reciente sobre identidad cristiana en un mundo multi-religioso, exploro cómo los grupos normalmente construyen la identidad entre “nosotros” a través de la hostilidad hacia “ellos”. En mi experiencia, muchos evangélicos y Mainliners saben lo que son en gran medida a través de la hostilidad entre sí: “No somos ellos”, o incluso “Somos anti-ellos”. (Tal vez como los protestantes, se necesitaron el uno al otro de esta manera después de que la pelea con el catolicismo siguiera su curso).

A ambos lados, siento un poco de endurecimiento hacia estas categorías de nosotros/ellos, y en ambos lados, más y más personas están tratando de volver a participar con voces generosas “en el otro lado”. Por ejemplo, se te haría difícil no encontrar entre los pastores evangélicos más jóvenes una estantería (en casa, si no en la oficina) que no incluyera los libros de Walter Brueggemann, Barbara Brown Taylor, Fred Buechner, Diana Butler Bass, etc., si no también Marcus Borg, Dom Crossan, Jack Spong o de Sally McFague. Y no habría muchos estantes en la línea tradicional que no incluyeran algo de Don Miller, Rob Bell, Bill Hybels, N.T. Wright, Scot McKnight o Rachel Held Evans.

Si pudiera pasarles un mensaje tanto a los llamados “conservadores” cristianos como a los llamados “liberales” de la línea tradicional, les pediría que miren esta lista:

Oponerse a la esclavitud de pueblos aborígenes durante la era colonial
Oponerse al colonialismo en general
Abolición de la esclavitud
Poner fin a la segregación racial
Promover la acción afirmativa en relación con la igualdad racial
La igualdad de derechos para las mujeres
Oponerse a las guerras electivas
Defender la libre investigación científica sobre la “forma” del universo
Defender la libre investigación científica acerca de la edad de la tierra
Defender la libre investigación científica sobre la evolución biológica
Promover la responsabilidad ambiental
Defender una red de seguridad para los pobres
Promover la comprensión inter-religiosa
Buscar la igualdad de las personas homosexuales

En cada uno de estos temas, la mayoría cristiana conservadora de su época -católicos, protestantes, etc.- se puso del lado equivocado. En cada una. En cada uno de estos temas, una minoría cristiana progresista tomó el lado correcto. Cada uno. A veces pienso que deberíamos definir a un conservador como alguien que está de acuerdo con los progresistas con 50 años de retraso. Creo que estamos en algún lugar en ese proceso de 50 años en temas sobre homosexualidad en este momento.

Así que diría que si eres evangélico, en lugar de mirar con desdén a tus hermanos y hermanas de la línea tradicional, prueba un poco de humildad. Cambia tu perspectiva. (Y cuando hablo con creyentes de la línea tradicional sobre los evangélicos, digo lo mismo, porque podría crear otra lista -quizás lo haré- sobre problemas/prácticas/valores donde los evangélicos han liderado el camino o llevado la moral a terreno elevado, una equilibrada Rachel Evans le atinó perfectamente en un reciente blog, creo. Por cierto, soy consciente de que muchos Mainliners no son progresistas, y algunos evangélicos son progresistas. (De nuevo, como se ha dicho, las etiquetas tienen un propósito, pero también cargan una gran cantidad de imprecisión).

Hace poco estuve en una conversación en la que todos los participantes eran evangélicos de buena fe (con la posible excepción de mí, dependiendo de a quién le preguntes), y eran afroamericanos, latinoamericanos, asiáticos americanos y americanos nativos, excepto yo. Varios de ellos dijeron algo como esto, de varias maneras, en varios puntos de la conversación: “El centro de la resistencia a nuestro bienestar y la plena inclusión como minorías en los Estados Unidos, junto con el bienestar de la ecología del planeta, descansa en el evangelicalismo americano”. Me quedé anonadado por su franqueza.

Nunca me dispuse a dejar el evangelismo. Simplemente quería hacer las preguntas que no podía dejar de preguntar y decir la verdad como la vi sobre algunas de estas cosas. Me alegro de haber sido recibido por los Mainliners. Y dondequiera que los evangélicos me quieran cerca, me alegro y me honra estar allí. Y lo mismo va para los católicos y los demás también.

Así que no me molesta si la gente quiere decir que me he “ido con los Mainliners”. Algunos dirían que los Mainliners tienen estándares suficientemente bajos para aceptarme, y otros dirían que tienen más espacio, gracia y disposición…

En segundo lugar, sobre “la iglesia emergente”. Este es un término que generalmente he evitado, dependiendo de quién lo use y por qué. Como explico en mi libro más reciente, muchos de nosotros estamos tratando de averiguar qué adjetivos añadir delante del problematizado sustantivo “cristiano”. Para algunos, es nacido de nuevo, para otros es lleno del Espíritu Santo, y para otros, es nacido de nuevo lleno del Espíritu creyente en la Biblia. Para otros es progresista, anabaptista, misional o católico del II Concilio del Vaticano, o lo que sea. El subtítulo de Una Ortodoxia Generosa prácticamente demuestra que no tengo una solución fácil al problema. Creo que el término “Cristianismo Emergente” va en una buena dirección, al igual que “Cristianismo Convergente”, pero a veces creo que el problema es con el sustantivo, no los adjetivos. Últimamente, trato de hablar de “la fe cristiana” en lugar de “cristianismo”, por razones que pueden ser evidentes o no. De todos modos, puedo trabajar con una gran cantidad de adjetivos y estoy interesado en la construcción de puentes en común, no en erigir muros y vallas para mantener a raya a los demás.

Nunca me gustó la forma en que “iglesia emergente” se sentía como otro sector del mercado, y sospechaba que en esa palabra “iglesia” todavía había un montón de suposiciones no examinadas escondidas como polizones. Mi esperanza es que a partir de las conversaciones de las últimas décadas, esté emergiendo algo más grande, más bello y dinámico de lo que hemos visto… o etiquetado.

La única otra cosa que me gustaría añadir… lo que me preocupa más en la cita no es lo que infiere sobre la “línea tradicional” o “emergente”, sino esto: “…sus respuestas a menudo han carecido de la sustancia de la cual podemos vivir”. Supongo que todos tenemos criterios diferentes para la sustancia… pero sé que, para mí, mi vida como pastor y ahora como escritor ha sido acerca de la búsqueda de la “sustancia en la cual vivir”. Así que si alguien siente que no he llegado todavía al grado que tienen, al menos pueden consolarse en que mi búsqueda continúa.

 

Fuente original:
http://brianmclaren.net/archives/blog/q-r-how-would-you-define-you-par.html

Brian McLaren

Brian McLaren

Pastor, Autor, Activista y Conferencista.

Deja un comentario