¿Cómo te definirías? Parte 1

¿Cómo te definirías? Parte 1

Aquí está la Pregunta:

Brian, ha habido una discusión sobre ti con respecto a un libro escrito por Geoff Holsclaw y David Fitch. Tony Jones citó esto:

“Pero sus respuestas a menudo han carecido de la sustancia de la cual podemos vivir, y lo que se conoce con el nombre de “iglesia emergente” ahora parece haberse asentado en otra versión de la línea principal del cristianismo”.

Entonces, Tony añade:

Pero nada de esto es realmente el punto. El punto es el siguiente: Si quieres tener credibilidad en el mundo editorial evangélico y en los seminarios en estos días, una de las maneras de hacerlo es distanciarte de Brian McLaren. ¿Lo entiendes? Brian ha pasado de ser un miembro de la junta de varios seminarios evangélicos y agencias misioneras a persona no grata.

Me preguntaba si querías opinar sobre lo que dijo Fitch y Holsclaw, así como de lo que dijo Jones. ¿Cómo te definirías?

 

Aquí está la Respuesta:

Lamento decir que no he tenido la oportunidad de leer Prodigal Christianity aún. Estoy trabajando en mi propio libro con plazo para septiembre, y estoy súper concentrado en la lectura relacionada directamente con eso. Estoy confundido y un poco sorprendido de ver esta cita sobre mí y algunos amigos míos, porque tengo mucha admiración y afecto por Geoff y David. Quizás en contexto su intención no sea tan despectiva como suena. Siempre me he considerado su amigo y aliado. Espero que no les importe si sigo haciéndolo.

El término “iglesia emergente” se ha convertido, supongo, tan problemático como el término “misional”. Como (he oído que) dijo Jacques Derrida sobre la “deconstrucción”, no puedo ser responsable de todo lo que se dice y hace en asociación con este término.

Estoy de acuerdo con Tony en que hay una estrategia retórica común entre los evangélicos que yo mismo he permitido, como Tony ha admitido: tratar de apoderarse del terreno medio como terreno moralmente elevado. Si tienes críticos a tu derecha, la única manera de ganar un poco de espacio para variar “hacia la izquierda” es tirar a alguien más de la izquierda bajo el autobús, por así decirlo. (Estoy seguro de que en grupos con críticas a la izquierda sería hacer algo similar, pero no tengo mucha experiencia en grupos por el estilo). (Y disculpas por el uso de las convencionales etiquetas de izquierda-derecha).

Un ejemplo: hace años, hablé con desdén de un escritor de la “línea tradicional liberal”, mi intento de reforzar mis credenciales evangélicas y aprovechar terreno moral lanzando a “un liberal” bajo el autobús. En realidad, yo nunca había leído nada de lo que había escrito, pero la gente que yo respetaba pensaba que era peligroso. Así que les hice eco, por la necesidad de reforzar mi reputación a mi derecha, un signo de inmadurez e inseguridad de mi parte. Una vez más, cosas de las que no estoy orgulloso.

Algún tiempo después, me pidieron que hablara en el mismo evento que esta persona. Él estaba tranquilo y amable. Supongo que él sabía lo que había dicho de él, pero no me lo sacó en cara. De todos modos, al final del evento, hubo largas filas de gente esperando para hablar con nosotros y conseguir libros firmados. Su cola era mucho más larga que la mía.

Así que cuando mi fila se achicó, tuve la oportunidad de escuchar a escondidas lo que la gente decía de él. Persona tras persona decía, a veces entre lágrimas: “Gracias. Si no fuera por tus libros, yo no sería un cristiano”, o “A través de la lectura de tu libro, me convertí en un cristiano”, o “Me fui de la iglesia hace 30 años, pero cuando leí el libro X, regresé”. Eso es bastante que decir de un evangélico, ¿sabes? ¡Me di cuenta de que este hombre en realidad era un evangelista, alcanzando gente para Cristo que nunca hubiera sido alcanzada por mis amigos más conservadores, o por mí!

De todos modos, estoy de acuerdo con Tony en el problema de apoderarse del terreno medio. Uno de los retos de hacerse viejo es que tienes que mantenerte dejando atrás “trucos” retóricos que considerabas aceptables (o de los que eras completamente inconsciente) cuando era más joven.

No entiendo completamente por qué Tony es tan crítico de la línea tradicional del Protestantismo (Mainliner) como lo es:

¡Sí, tú estás en lo […] correcto, tengo algo en contra de la línea tradicional del Protestantismo! ¿¡¿No has estado prestando atención?!? Toda mi tesis doctoral es un ataque a la política de la línea tradicional. Mi cristología es una ofensa a muchos de la línea tradicional. Y podría seguir.

Estoy de acuerdo en que hay problemas con el sistema de la línea tradicional, pero cada obispo, superintendente de distrito y oficial denominacional con el que me encuentro coincide, y están tratando de cambiar las cosas para mejor. Creo que los Mainliners han recibido el mensaje tras cincuenta años de declive, y se están dando cuenta de que el futuro será diferente del pasado y del presente, para bien o para mal. Continuamente estoy impresionado por la vitalidad, la devoción y el amor que he experimentado en lo que me dijeron que eran iglesias “muertas”. (Estoy seguro de que hay algunas de esas iglesias por ahí, pero supongo que no me invitan).

Si la “marca” evangélica continúa estrechándose y contrayéndose (espero que no sea el caso, gracias a gente como David Fitch, Geoff Holsclaw y otros), y si el nuevo Papa no es señal de un “aggiornamento” (espero que no sea el caso tampoco) a largo plazo en el catolicismo sino más bien un punto luminoso después del cual la regresión desde el Concilio Vaticano II continúe, entonces la línea tradicional del protestantismo es la única expresión a gran escala en el mundo de la fe cristiana que mantiene un espacio significativo para la investigación libre y el pensamiento progresista. Así que quiero alentar, ayudar, fomentar y contribuir a la línea tradicional del protestantismo, no atacarlo. De hecho, creo que Tony coincide: creo que sus “ataques” a la línea tradicional del Protestantismo son una pelea de amantes. Su propio trasfondo es congregacional, lo cual (¿creo?) se considera la línea tradicional, ¿no? (Nota a Tony: me encantarían tus comentarios sobre esto).

De todos modos, cualquier disputa que tenga con mi propia herencia evangélica también es una pelea de amantes. Si los evangélicos continúan manteniéndose a raya -o en regresión- en cuestiones clave, un montón de gente sufrirá, incluyendo los hijos y nietos de los evangélicos. Si más evangélicos pueden liberarse de ser invadidos y ocupados por un regresivo y reactivo ethos fundamentalista, un montón de gente estará mucho mejor.

Razón por la cual -de nuevo- estoy muy agradecido por gente como David Fitch y Geoff Holsclaw, porque creo que están haciendo que los evangélicos den muchos pasos en la dirección correcta. E incluso si estoy triste por su evaluación de mí y de mis colegas, creo que entiendo por qué se hizo esa evaluación.

Eso es suficiente por hoy. Podría retornar a esto la próxima semana, porque lo que más me interesa que el comentario sobre la “línea tradicional” es el comentario sobre la “sustancia”. Gracias por atraer mi atención hacia esto.

 

Fuente original:

http://brianmclaren.net/archives/blog/but-their-answers-have-often.html

Brian McLaren

Brian McLaren

Pastor, Autor, Activista y Conferencista.

Deja un comentario