Carta de Brian McLaren y Cameron Trimble al Congreso de los EE.UU.

Carta de Brian McLaren y Cameron Trimble al Congreso de los EE.UU.

Estimados Representantes del Congreso,

Somos dos líderes cristianos, uno de 50 y pico de trasfondo Evangélico y el otro de 30 y algo de un trasfondo protestante de Mainline. Los dos hemos servido como pastores locales y ahora como líderes nacionales quiénes consultan con el liderazgo cristiano multi-confesional alrededor de los Estados Unidos.

Ustedes tienen una mayoría en el Congreso ahora, y casi todos se identifican como cristianos. En nuestros viajes, vemos y encontramos una nueva mayoría moral a nivel nacional, de cristianos que se preocupan profundamente por una amplia gama de cuestiones morales. Por eso, queremos que sepan que les hablamos en nombre de millones de sinceros y altamente comprometidos católicos, ortodoxos, protestantes tradicionales y cristianos evangélicos cuando les ofrecemos este mensaje urgente:

El cuidado de la tierra, porque Dios ama al mundo y ha confiado a los humanos la responsabilidad de la administración prudente y cuidadosa. Como cristianos, creemos que es su creencia también. Lo que significa que es hora de que nos arrepintamos. Los seres humanos, imprudentemente, tanto por ignorancia como por codicia, hemos profanado el único hogar que tenemos -nuestro planeta- en forma trágica, y sin embargo, lo peor aún podría estar por delante de nosotros si no cambiamos nuestros caminos. El arrepentimiento es más que sentirse arrepentido. Significa ser diferente: cambiar nuestros valores y cambiar nuestra forma de pensar y de comportarnos.

Decimos cuidado de la tierra porque, como ustedes, no somos científicos, lo que significa que estamos obligados a escuchar a los científicos, el 97 por ciento de los cuales coinciden en que el cambio climático es real, y una amenaza real para nuestros hijos y nietos. Es una amenaza para el suministro de agua potable, la seguridad alimentaria, incluso para la paz.

Decimos cuidado de la tierra porque escuchamos a nuestros hermanos y hermanas de todo el mundo, especialmente a los de África, Asia y Oceanía, para quienes los efectos del calentamiento global son y serán los más devastadores. No escucharlos a ellos ahora requerirá a los EE.UU. responder al aumento de las hambrunas y las inundaciones, costando tanto dólares como vidas humanas.

Decimos cuidado de la tierra, porque entendemos que ustedes planean utilizar su poder político para perjudicar a la tierra por los votos y las ganancias. Por ejemplo, el senador Mitch McConnell (R-Ky.) Prometió que la aprobación del oleoducto Keystone XL sería su primer asunto, el cual el presidente ha prometido vetar, y que, sin duda, entonces ustedes trataran de anular. El Presidente Cyril Scott, líder del pueblo Rosebud Sioux de Dakota del Sur, ha llamado a su apoyo al oleoducto Keystone XL un acto de guerra contra su pueblo.

No preocuparnos por nuestra tierra es un acto hostil contra todas las personas, especialmente nuestras futuras generaciones. Y desde un punto de vista empresarial, este es un pensamiento a corto plazo. Tiene mucho más sentido a largo plazo centrarse en alternativas viables de combustible -somos América- podemos hacer eso.

Decimos cuidado de la tierra, porque varios de sus líderes se han comprometido a reducir el poder de la Agencia de Protección Ambiental, la que algunos de sus principales donantes desean eliminar. Ustedes pueden pensar que los votantes apoyan acciones como estas, pero les puedo asegurar que no lo hacen. Vemos una justa y generosa mayoría cristiana que tiene como uno de sus compromisos fundamentales el compromiso de vivir nuestra fe amando al planeta: Salmo 24: 1, “La tierra es del Señor y su plenitud, el mundo y los que habitan en ella”.

Sabemos, que como cristianos, ustedes no desean ver a millones de jóvenes -y personas mayores tampoco- apartarse de la fe cristiana. Pero eso es exactamente lo que está sucediendo. No porque ellos piensen que la fe religiosa es santa y moral y quieran ser impíos e inmorales, sino por la razón opuesta. Ellos piensan que la religión es a menudo demasiado sucia, apoyando energías y economías sucias junto con otras cosas sucias como el prejuicio, la desigualdad y el extremismo.

Como sus hermanos cristianos, podemos prometerles que si nos hacen caso ahora, pueden estar seguros, que donde quiera que miren, ustedes nos escucharán llamándolos y votándolos para hacer lo que es correcto; hacer lo que es bueno; hacer lo que es la voluntad de Dios: el cuidado de la tierra.

Cuando miramos hacia atrás a las anteriores generaciones de cristianos y líderes, preguntamos: “¿Ellos se levantaron en contra de la esclavitud? ¿Se pusieron de pie por los derechos civiles?”. Las generaciones futuras preguntaran por su legado, “¿Ellos defendieron a la tierra?”.

Atentamente,

Rev. Brian McLaren y Rev. Cameron Trimble

 

Fuente original:

http://www.redletterchristians.org/plea-114th-congress-care-earth/

Brian McLaren

Brian McLaren

Pastor, Autor, Activista y Conferencista.

Deja un comentario