Canon abierto

Canon abierto

Aquí hay una pregunta sobre el Canon (es decir, la lista de libros reconocidos de la Biblia):

 

Gracias por continuar teniendo el coraje de hablar… proporcionando un lugar para preguntas sin respuesta sobre la tierra. Realmente aprecio tu disposición de continuar haciendo pública tu transformación. Creo que he leído la mayor parte de tu trabajo, incluyendo A New Kind of Christianity (Un nuevo Tipo de Cristianismo) en una comunidad de estudiantes de postgrado durante el verano.

Tengo una pregunta.

No estoy seguro de cómo, dado nuestro continuo desarrollo de la comprensión de Dios, un canon abierto no podría ser aceptable. Si Jesús es la piedra angular final de la fundación, y la fundación se declara “completa”, no estoy seguro de entender particularmente por qué se ha completado.

Puse una adición en mi casa hace unos años y sin problemas agregué otra fundación junto a la que ya existía. La casa encaja como si estuviera construida de una sola vez. Estaba en armonía con la arquitectura y el paisaje original pero ahora el interior es totalmente actualizado y contemporáneo. No creo añadir más, pero una adición de estilo acuático estaría bien.

Jesús, sin duda representa una madura y mayor manera y visión de Dios, pero el apunta hacia maneras más maduras también. Después de todo, todavía vemos a través de un lente oscuro, pero un día veremos claramente.

 

Aquí está la respuesta:

Gracias por esta buena pregunta.

Creo que hay ventajas de mantener el canon cerrado, no por el bien del cierre, sino en aras de la libertad. Podríamos añadir más y más documentos a la biblioteca bíblica que funcionarían como la letra pequeña de un contrato, o las nuevas leyes en una constitución, más bien limitando que ampliando la libertad.

Tener un canon bíblico cerrado de esta manera, asegura de que no van a quedar ocultos o marginados por adiciones posteriores los documentos seminales. Pero eso no significa que no seamos libres para escribir y leer nuevos textos que se vuelvan cada vez más importantes para la comunidad cristiana, clásicos, si se quiere.

El problema más grande que un canon cerrado, a mi experiencia, es la interpretación cerrada. Cuando las comunidades cristianas actúan como si ellas tuvieran los derechos de interpretación de la Biblia, por lo que las nuevas perspectivas nunca pueden ser exploradas y nuevas cuestiones de significado y aplicación nunca pueden ser planteadas, ahí es cuando la libertad es muy limitada. Un canon cerrado con interpretación abierta… eso es lo que a mí me parece una buena receta para una “tradición viva” en la que las voces de los muertos no son olvidadas o ahogadas por los vivos, y a las voces de los vivos no se les ordena callarse y simplemente repetir lo que sus ancestros han dicho.

Ese es el enfoque  ―según mi punto de vista de todos modos― que nos ayuda a seguir adelante para ver más y más luz.

 

Fuente original:

http://brianmclaren.net/archives/blog/open-canon.html#more

Brian McLaren

Brian McLaren

Pastor, Autor, Activista y Conferencista.

Deja un comentario