Apedreadores y Libertinos

Apedreadores y Libertinos

Hasta aquí hemos visto una serie de relatos de las escrituras hebreas, historias que quise que vieras bajo una nueva luz. Ahora echemos un vistazo a la historia de los evangelios acerca de Jesús y luego, después de eso, gradualmente comenzaremos a identificar el hilo que los conecta a todos.

Entonces: Apedreadores y libertinos (un buen título es la mitad del trabajo ¿no?). Una mujer se ve atrapada en medio del coito, la policía religiosa la lleva a ella (pero no al muchacho) al área del templo y hace que se pare delante del grupo tratando de atrapar a Jesús al decir que debía ser apedreada SEGUN LA LEY (no tengo ni idea de por qué PUSE ESO EN MAYUSCULAS). Sin embargo, Jesús se inclina y escribe en el suelo. (Un clásico ejemplo de “¿qué es lo que está haciendo Jesús?”. A la altura de frotar lodo en los ojos y de sus primeras palabras después de la resurrección: “¿Tienen algo de comer?”).

Entonces luego dice:

Que cualquiera de ustedes que esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella

Escribe un poco más en el suelo, los hombres comienzan a salir hasta que sólo quedan Jesús y la mujer, él le pregunta si alguno la condena, ella dice que no, él le dice que él tampoco lo hace y que ella debe dejar su vida de pecado.

Fin de la historia

Así que, ¿qué estaba escribiendo en el suelo?

¿Listo? Porque esto llevará algún tiempo. Esta historia de la mujer y la multitud que la quiere apedrear se encuentra al comienzo del Evangelio de Juan, capítulo 8 (pero no en los manuscritos más antiguos. Mmmmm.). Y si vuelves al capítulo anterior, el capítulo 7, leerás que era el tiempo de la Fiesta de los Tabernáculos.

La Fiesta de los Tabernáculos era una de las siete fiestas más importantes del calendario hebreo. (Véase Levítico 23 para obtener una descripción concisa). Había fiestas de primavera y fiestas de otoño, organizadas en torno a los ciclos agrícolas de siembra y cosecha. (Las fiestas eran comunes en el mundo antiguo dentro de las sociedades agrícolas, las personas apartaban tiempo para agradecer a los dioses y pedirles por su continua generosidad).

Las Fiestas de Primavera eran:

la de pascua,

la de los panes sin levadura,

la de las primicias,

la de pentecostés,

Las Fiestas de Otoño eran:

la de las trompetas,

la de la expiación,

la de los tabernáculos.

Entonces, La Fiesta de los Tabernáculos era la última fiesta del año, y la última de las fiestas de otoño. Como la última de las fiestas de otoño, era la fiesta antes del invierno, cuando con suerte llovería y el agua regaría los cultivos de modo que en la primavera tú tuvieses una cosecha y algo por lo cual celebrar y dar gracias en las fiestas de primavera. Miles de peregrinos del siglo primero se vertían en Jerusalén durante los ocho días de banquete, permanecían en refugios improvisados (sucots en hebreo) que representaban cómo su Dios había cuidado de su pueblo muchos años antes cuando habían viajado en el desierto (esa historia es contada en el libro de Éxodo). Durante los ocho días había sacrificios, cantos y rituales especiales orientados a pedirle a Dios que trajera las lluvias de invierno para que tuvieran comida cuando llegara la primavera. Los líderes religiosos enseñaban durante estos ocho días sobre el significado del agua, el agua en forma de lluvia, el agua y la sed, la sed como una metáfora de anhelo espiritual. Montones de enseñanzas acerca del agua. Todo iba en aumento hasta el último día cuando el sumo sacerdote tomaba una jarra de agua y una jarra de vino y las vertía juntas sobre el altar mientras la multitud coreaba

¡Hosanna! ¡Hosanna!

Hosanna significa Dios nos libre, como en: “Dios, por favor trae las lluvias de invierno para salvarnos de la sequía y la hambruna”. (Más tarde Hosanna comenzó a tener connotaciones políticas, como en: “¡Dios, sálvanos de los romanos que han invadido nuestra tierra!”).

Con esto en mente, observa esta línea del capítulo 7:

En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso de pie y dijo en voz alta

¿Por qué está hablando en voz alta? Porque es el último día y la gente habría estado cantando en voz alta. Quiere hacerse oír por encima del ruido de la multitud reunida.

¿Y qué es lo que dice con su voz al aire libre?

Todo el que tenga sed, venga a mí y beba.

¡Boom! Él elige este momento, un momento cuando las personas se concentraban en sus muy reales necesidades físicas para el agua, y les llama a su sed espiritual, sed por la cual él insiste que puede hacer algo al respecto. (¿Es por esto que en este capítulo les dice a sus hermanos para ir al Festival y él se queda atrás, diciéndoles que el tiempo no había llegado? ¿Está esperando el último día para hacer su discurso, con el ritual del sacerdote vertiendo el agua y el vino mientras la multitud canta acerca de su necesidad de un salvador como telón de fondo? Brillante. Simplemente genial. La teatralización por si sola es fantástica).

Miles de personas festejando, bebiendo y viviendo en refugios improvisados en la ladera de la colina de Jerusalén. Básicamente, camping religioso. Con una gran cantidad de vino involucrado.

¿Y qué es lo que ocurre a menudo cuando un montón de gente bebe y acampa junta?

¿Puedes ver cómo dos personas pueden terminar en la tienda equivocada lamentando las decisiones que hicieron la noche anterior? No es de extrañar, entonces, que a la mañana siguiente los maestros de la ley y los fariseos arrastraran al templo a una mujer a la que habían capturado con un hombre con el que no estaba casada.

A la mañana siguiente arrastran a esta mujer hasta Jesús porque quieren tenderle una trampa. Ellos no creen en él, lo han rechazado, quieren exponerlo como un fraude. Por lo cual lo desafían con un pasaje de la ley.

Y entonces él se inclina y escribe en el suelo.

¿Y qué escribe?

Bueno, ¿qué han estado haciendo los fariseos y los maestros de la ley desde hace ocho días?

Han estado en la fiesta.

¿Y qué han estado haciendo en la fiesta?

Ellos han estado enseñando, ¿verdad?

¿Y qué han estado enseñando?

Ellos han estado enseñando acerca del agua.

¿Qué pasajes se han estado enseñando?

Interesante lo que preguntas. Uno de los pasajes que se imparten en la Fiesta de los Tabernáculos es del profeta Jeremías. El pasaje es acerca del polvo, que es lo que tienes si no tienes agua. Aquí hay unas pocas líneas:

SEÑOR, tú eres la esperanza de Israel;

todos los que te abandonan serán avergonzados.

Los que se apartan de ti serán escritos en el polvo…

Entonces, ¿qué hace Jesús? Toma uno de los pasajes con el que todos ellos hubieran estado familiarizados y lo enfoca hacia ellos, todo sin decir una palabra. Aquí está el agua viva, en medio de ellos, invitándolos a confiar en él, pero no le creen. Ellos tratan de atraparlo. Ellos enseñan acerca de Dios y el agua, la esperanza y una nueva vida, pero cuando llega en medio de ellos una persona inesperada no pueden hacerlo. Se aferran a lo conocido, rechazando el agua viva que está justo en frente de ellos.

¿Qué escribió Jesús en la tierra?

Sus nombres.

Rob Bell

Rob Bell

Autor, Conferencista.

Deja un comentario