Adán y Eva

Adán y Eva

Muy bien entonces, Adán y Eva.

¿Crees que ellos eran personas reales?

No creo que ese sea el punto de la historia.

¿Podrían haber existido?

Por supuesto. Pero entonces tendrías que contestar todo tipo de preguntas sobre el ADN, los fósiles, la evidencia de la edad de la tierra…

¿Alguien realmente sabe a ciencia cierta si verdaderamente eran o no gente real?

No.

Así que debatir si verdaderamente fueron gente real no es el punto.

Exactamente. Es realmente peligroso, porque en la discusión de una manera u otra puedes perderte el punto de la historia.

Pero con tu respuesta de que no crees que ese sea el punto de la historia pareciera que estás evitando la pregunta.

Por supuesto que no.

Pero tu respuesta claramente toma a la Biblia menos seriamente que si simplemente dijeras que crees que eran personas reales, porque la Biblia dice que eran personas reales.

Por supuesto que no. Doy esa respuesta porque esa es la respuesta que toma a la historia más seriamente.

Pero algunas personas dicen que si no crees que Adán y Eva eran personas reales entonces estás negando la verdad del resto de la Biblia también.

Eso es una locura. Y también degrada a las escrituras.

Está bien, entonces, ¿por qué no crees que el que fuera gente real sea el punto de la historia?

Debido a que los narradores claramente tienen un punto mucho más grande en mente…

Así que, en primer lugar, el punto más grande.

En segundo, algunos detalles de la historia de Adán y Eva.

Y tercero, algunas conclusiones. Lo cual, por supuesto, sólo será el comienzo de la discusión.

En primer lugar, la historia de Adán y Eva se encuentra en los primeros capítulos del libro de Génesis, que es el primer libro de la Torá. La Torá (en hebreo Torá significa forma, enseñanza o instrucción) no adoptó la forma a la que estamos familiarizados (Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio) hasta que fue editada y montada durante el exilio en Babilonia. (Es por eso que Deuteronomio, a menudo referido como uno de Los Libros de Moisés, cuenta cómo Moisés… murió).

Durante el exilio, estos escritores y editores se encontraron a sí mismos viviendo no en Jerusalén, su hogar y centro de su fe, sino millas lejos, en una tierra extranjera llena de gente extraña con costumbres extrañas que adoraban a una multitud de otros dioses.

¿Y qué historia recogen y editan juntos durante este tiempo?

Una historia sobre una época anterior en la vida de su pueblo, cuando sus antepasados se encontraron a sí mismos lejos de casa en una tierra extraña necesitando que los liberen de la esclavitud. (Eso es el libro de Éxodo, brevemente). Recuerda, estas son personas judías que se toman en serio su cultura, su ascendencia, su fe y a su Dios. Su religión estaba profundamente ligada a la tierra, al monte en Jerusalén donde adoraban a su Dios en su templo. Hasta que el templo fue destruido y ellos fueron arrastrados a una tierra extranjera.

¿Puedes ver cómo la historia de Éxodo acerca de Dios liberando a sus antepasados de la opresión habría tocado la fibra sensible de estas personas en el exilio? ¿Puedes ver cómo habría dado esperanza? ¿Puedes ver cómo se habrían aferrado a la idea de que su Dios libera a las personas y, tal vez, su Dios ahora los liberaría a ellos? ¿Puedes ver por qué ellos habrían hecho grandes esfuerzos para asegurarse de que esta historia fuera registrada y contada?

Y si comienzas la historia con la esclavitud de la gente en Egipto, cualquiera que estuviera prestando atención, naturalmente tendría una pregunta: ¿Cómo terminaron esclavos en Egipto?

Bueno, terminaron allí por un hombre llamado José…

¿Y quién era José?

El hijo de Jacob…

¿Y quién era Jacob?

El hijo de Isaac…

¿Y quién era Isaac?

El hijo de Abraham…

¿Y por qué Abraham es un personaje importante de la historia?

Porque es al que Dios prometió bendecir y luego hacer una tribu de él, una tribu que bendeciría el mundo… pero que terminó en la esclavitud en Egipto. (¿Te ha gustado la forma en que hice el libro de Génesis en sentido inverso?).

¿Y por qué una nueva especie de tribu que bendeciría al mundo era gran cosa?

Porque las cosas se habían ido de las manos. Desde que la humanidad podía recordar, hermanos matando a sus hermanos, civilizaciones enteras siendo consumidas con la violencia; la tecnología temprana y la construcción de un imperio llenaron a la gente con tal orgullo y ego que literalmente pensaron que podían construir una torre que llegara hasta el cielo para convertirse en dioses.

Ahhhh sí, como una progresión. O una enfermedad que se propaga. La rebelión humana comenzó con sólo unos pocos, pero mantuvo su paso hasta que la totalidad del proyecto humano descarriló.

Exactamente. Eso, en esencia, son los once primeros capítulos de Génesis.

Así que entonces el libro de Génesis es como un prólogo, dando a la gente la historia de fondo sobre la escalada de violencia y rebelión humana, explicando porqué Dios llamó a Abraham para ser el padre de una nueva clase de gente, un pueblo que demostrara al mundo un mejor camino.

Bien dicho.

Por lo tanto, hay una historia más grande que se desarrolla en Génesis haciendo su camino al Éxodo.

Sí, es una historia sobre los orígenes, sobre la propensión humana a estropear las cosas, acerca de la violencia, el poder, el pecado y de todas las maneras que tenemos desde nuestra temprana experiencia consciente como seres humanos para inclinarnos a perturbar la paz que Dios se propone para el mundo.

Ahora, un poco acerca de los detalles.

El nombre Adán significa tierra o suciedad.

El nombre Eva significa aliento, vida o viviente.

El Sr. Suciedad conoce a la Sra. Viviente.

Los nombres son tan amplios que parecen como si estuvieran intencionalmente representando a toda la humanidad.

Sí, pareciera que lo están.

Y luego hablan de una serpiente.

En realidad, las serpientes parlantes eran un recurso literario común en esa época.

En el poema del capítulo uno fueron creados a imagen de Dios, en el capítulo dos de la historia se crea uno antes que al otro. ¿Por qué hay dos versiones diferentes en dos estilos muy diferentes?

Hay varios autores trabajando aquí, uniendo diferentes perspectivas. Recuerda, la mayoría de las escrituras comenzaron como historia oral, cuentos contados alrededor de una fogata.

Pablo y Jesús hablaron de Adán y Eva como si fueran reales.

Lo hicieron. A menos que veas al Sr. Suciedad y a la Sra. Viviente como una manera de hablar de la condición humana desde los primeros momentos cuando la gente comenzó a darse cuenta de que eran seres humanos y que estaban en una condición destructiva.

¿Así que…?

Ese es el poder de una gran historia, sus detalles (personajes, nombres, lo que hacen, lo que dicen), hablan a todo el mundo (las cosas que todos deseamos, atributos que todos queremos, verdades sobre la condición humana que todos compartimos).

En el mundo moderno estamos profundamente condicionados a ver la verdad literal como la forma más alta y confiable de verdad. Y así un montón de historias son juzgadas como verdaderas solo si literalmente ocurrieron en el espacio y tiempo real. Pero hay más que la verdad literal, como cuando Jesús habla del hombre que tiene dos hijos y uno le pide su parte de la herencia. Esa historia acerca del padre que perdona y sus dos hijos es una verdad innegable. Ha conmovido, inspirado y tocado a personas durante dos mil años. Y, sin embargo, nunca oyes debates acerca de si el padre o sus hijos eran personas reales o no.

Pero está claro por el contexto que en ese caso Jesús estaba contando una parábola. La gente es libre de tratar de descifrar si realmente sucedió o no.

Exactamente. Para decirlo de otra manera: algunas historias verdaderas realmente ocurrieron. Pero la mayor verdad es esa que aun sucede. Hay un poco de Adán y Eva en todos nosotros (un buen comediante podría tener un festín con esa línea…).

¿Así que con historias donde no sabemos acerca de la historia literal entonces debemos atenernos a las mismas preguntas? ¿Cuál es el significado? ¿Qué es lo universal aquí? ¿Qué nos dice esta historia sobre quiénes somos y quién es Dios?

Bien dicho. Y ese es el problema de solo tener dos categorías, histórica o ficción, para elegir. Esas categorías implican que su verdad está ligada a su historicidad literal. No lo necesitan. De hecho, deben ser puestas en libertad. Las categorías son demasiado limitantes…

¿Pero qué pasa con la singularidad de la historia bíblica en la que se insiste que este Dios está activamente involucrado en la redención de la historia humana real?

¡Sí! Pensé que nunca lo preguntarías. Es por eso que este libro me parece tan convincente, por lo que sigo a Jesús, y por lo que necesitaré algunas otras semanas de artículos.

Rob Bell

Rob Bell

Autor, Conferencista.

Deja un comentario