Tortugas y salvación

Aquí está la pregunta:

Mientras veía tus diapositivas (http://www.slideshare.net/brianmclaren), las cuales me encantan por cierto, de vez en cuando veía una tortuga con su caparazón deformado por un pedazo de plástico. ¿Cuál es la narrativa que acompaña a la diapositiva? ¿La destrucción ambiental hecha visible? ¿La distorsionada naturaleza de la forma en que hemos leído las escrituras? ¿Otra cosa?

 

 Aquí está la respuesta:

Me alegra mucho que disfrutes de las diapositivas.

Conté esa historia en el capítulo 4 de A Generous Orthodoxy (Una Ortodoxia Generosa) como una reflexión sobre el concepto de la salvación:

Unos conocidos una vez encontraron una tortuga mordedora cruzando una calle en Nueva Jersey. Las tortugas mordedoras normalmente son feas: grises, a menudo luciendo una capa viscosa de algas verdes, arrastrando una larga y dentada cola y con afiladas mandíbulas que pueden dañar o incluso cortar un par de dedos descuidados  Esta tortuga era más fea que la mayoría: estaba groseramente deformada debido a una tapa de botella de plástico, un anillo de alrededor de una pulgada y media de diámetro que había adquirido accidentalmente cuando era una cría de una pulgada y media de diámetro también. El anillo había encajado alrededor de su cintura como un cinturón en aquel entonces, pero ahora, con casi un pie de largo y un peso de 5 kilos, el animal estaba encorsetado por el anillo, haciéndolo lucir como si fuera un 8.

Mis amigos se dieron cuenta de que si dejaban a la tortuga en su estado actual, moriría. La deformidad era soportable hasta los 9 kilos, pero una tortuga adulta puede llegar a pesar 30; en ese tamaño, el estrangulamiento no sería soportable. Así que cortaron el anillo con una tijera. Y nada pasó. Nada.

Excepto por una cosa: en ese momento, la tortuga tenía un futuro. Fue rescatada. Se salvó. Se necesitarían años para que el animal creciera en proporciones más normales, tal vez décadas. Tal vez incluso en la vejez tendría todavía un poco la forma de una guitarra. Pero habría sobrevivido.

Nuestra especie ha sido deformada de forma similar por un anillo de egoísmo, avaricia, lujuria, injusticia, miedo, prejuicio, arrogancia, apatía, chauvinismo e ignorancia. Cuando digo que Jesús es el salvador, creo que él cortó el anillo juzgando, perdonando, enseñando, sufriendo, muriendo, resucitando, y más. Y él todavía trabaja para restaurarnos, guiarnos y sanarnos. Jesús todavía se encuentra en el proceso de salvarnos. Porque confío en Jesús como salvador, busco formar parte de su continua obra de salvación, compartiendo su amor salvador para nuestro mundo.

Al igual que Vicent Donovan, yo solía creer que el foco principal de Jesús estaba en salvarme a mí como individuo, y en la salvación de otros “yo” como individuos. Por esa razón, a menudo hablaba de Jesús como mi “salvador personal” e instaba a otros a creer en Jesús de la misma manera. Sigo creyendo que Jesús esta vitalmente interesado en salvarnos a ti y a mi juzgándonos individualmente (exponiendo y nombrando nuestro mal e hipocresía, para que podamos alejarnos ―o arrepentirnos― de ellos), perdonándonos nuestros defectos (para que no nos sintamos derrotados y alienados por ellos, y no estemos atrapados en sus feas consecuencias), enseñándonos a vivir de una mejor manera (para que podamos llegar a ser parte de la solución en vez del problema). Pero me temo que, para muchos cristianos, la “salvación personal” se ha convertido en otro producto de consumo personal (como las computadoras, los desodorantes corporales, la pasta dental, etc.) y el cristianismo se ha convertido en su programa de marketing. Si es así, al final, la salvación es “todo sobre mí”, y, al igual que Vicent Donovan, creo que necesitamos otra canción.

También utilizo la diapositiva para ilustrar los “anillos de plástico” de las suposiciones o nociones que nos limitan. Podemos sobrevivir con ellas durante mucho tiempo… y a veces incluso “crecer” y “reproducirnos”, pero con el tiempo serán letales si no tenemos el coraje de cortarlas. A menudo un cambio profundo en el punto de vista no tiene consecuencias inmediatas. Pero a largo plazo, tales cambios pueden ser cuestiones de supervivencia. ¡No es una mala perspectiva para enfrentar en el nuevo año!

 

Fuente original

http://brianmclaren.net/archives/blog/q-r-turtles-and-salvation.html

Satanás
Acerca del maltrato a las personas LGBT
Brian McLaren

Acerca de Brian McLaren

Pastor, Autor, Activista y Conferencista.

Ver todas las entradas de Brian McLaren →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *