¿Qué pasa con el llanto y el crujir de dientes?

Aquí está la Pregunta:

He estado leyendo tus trabajos de vez en cuando desde hace unos 10 años. Recientemente he estado leyendo y releyendo “Una Nueva Clase de Cristianismo”, al que he encontrado muy útil para responder a algunas de las preguntas que tengo. Sin embargo, hay algunas otras preguntas que trae esta línea de pensamiento. Al leer los capítulos 13 y 14, donde desglosas el Evangelio de Juan y la carta de Pablo a los Romanos, encontré gran inspiración. Pero, ¿qué hacemos con los capítulos 24 y 25 de Mateo? Por lo general, leo los cuatro Evangelios a la luz del Evangelio de Jesús (Mateo 4:17, Marcos 1:15, que el Reino de los Cielos está cerca) (y en mi pensamiento, disponible para ser experimentado ahora como se revela en las Bienaventuranzas). ¿Qué pasa con las referencias al llanto y el crujir de dientes, a ser arrojado a las tinieblas exteriores, etc., etc., etc.?

 

Aquí está la Respuesta:

 Esta es una gran pregunta, y no puedo hacerle justicia a la misma en un breve post. Pero permíteme ofrecer una salvaje propuesta. No estoy totalmente convencido de todos los detalles de la propuesta a continuación, pero este enfoque merece consideración. Se basa en las ideas de la teoría mimética y de la obra de Walter Wink, William Herzog, Andrew Perriman, y otros.

  1. La cuestión global no es el fin del mundo, sino la destrucción del templo (24: 1-2). Muy parecido a como gente de hoy en día prevé el fin en la proliferación nuclear, el calentamiento global o la economía piramidal de la cual es dueña el 1%, Jesús previó que un Israel militarizado sería el escenario de una violenta rebelión en contra de Roma la cual los aplastaría.
  1. Sus siguientes advertencias no son sobre el fin del mundo, sino sobre el fin del mundo como ellos lo conocían… un final que se produjo en el 67-70 d. C. cuando llegaron los romanos y aplastaron la rebelión judía (24: 3-31). Para más información sobre la frase “venida del Hijo del Hombre”, ver el trabajo de Andrew Perriman.
  1. “La generación no pasará” tuvo su obvio significado (24: 32-35).
  1. La imagen de los “dejados atrás” de 24:36-44 significa lo contrario de lo que los dispensacionalistas y otros fundamentalistas enseñaron. Ser “llevado” significa ser asesinado por los ejércitos invasores. Ser “dejado atrás” significa sobrevivir al ataque.
  1. Si ese es el caso, la catástrofe en las parábolas de los siervos, damas de honor y mayordomos no es irse al infierno después de morir, sino la consecuencia de confiar en la rebelión violenta y no estar listo para la catástrofe venidera de la destrucción de Jerusalén.
  1. Esta es una tangente… pero las parábolas de los siervos, damas de honor y mayordomos son muy problemáticas. Es posible que Jesús no quisiera, con maestro, esposo y hombre rico, referirse a Dios… sino al César y su régimen. Tal vez no, pero vale la pena considerarlo. Si ese es el caso, el punto no es, “Estén alerta porque Dios podría volver y destruirlos en cualquier momento si no tienen cuidado”, sino “Estén alerta porque César podría volver y destruirlos si no tienen cuidado”.
  1. Sea o no que el punto 6 sea válido, el punto 7 es… vuelve al punto 1… esto: lo que Dios desea no es violenta rebelión contra los romanos, sino enraizada amabilidad y trato humano hacia los más pequeños, los últimos y los perdidos. Este no es un tiempo para la hostilidad contra nuestros ocupantes, sino para la solidaridad con los más vulnerables, los que más sufren bajo el régimen de ocupación. La humanidad no será juzgada basándose en quién es el vencedor militar… sino en quien es verdaderamente humano y humana.

Intenta esta interpretación y pruébala como una hipótesis. Tiene sentido para 26:1-5 también, porque Jesús básicamente dice: “Si alguien proclama un mensaje de resistencia no violenta -en lugar de resistencia violenta o conformidad no violenta- ese mensajero está condenado. Yo entiendo eso. Así que prepárense para lo que va a pasarme”.

Una pregunta más necesita ser hecha, por supuesto. A la luz de estos pasajes, ¿qué podría decirnos Jesús si estuviera aquí ahora, en vista de los enormes desafíos que enfrentamos, el camino ancho que lleva a la destrucción del medio ambiente, el colapso económico y el conflicto social?

¡Es un momento emocionante para estar leyendo la Biblia!

 

Fuente original:

http://brianmclaren.net/archives/blog/i-have-been-reading-your-1.html

¿Primates o polvo?
Satanás
Brian McLaren

Acerca de Brian McLaren

Pastor, Autor, Activista y Conferencista.

Ver todas las entradas de Brian McLaren →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *