17 Vencedores vencidos (Gnosticismo) Parte 2

header_wtf

HIGH COLLEGE

Estamos en condiciones ahora, de tener una aproximación menos moralista a este cristianismo vencido.

Entonces cuando decimos gnósticos, estamos hablando de una escuela filosófica de carácter esotérico. Intentando no reducir el estudio de los mismos a la mera historia de la iglesia y a una preocupación exclusiva de los expertos en herejías.

Sino que abarca la problemática de las corrientes de ideas que han convivido en la antigüedad tardía.[1]

O sea, un primer intento de filosofía cristiana que mantuvo su vigencia casi por cinco siglos propagándose por Palestina, Siria, Asia Menor, Arabia, Egipto, Italia y la Galia.

Y, como decíamos en la entrega anterior, ACTITUD vigente en la actualidad. No solo en el mundo cristiano sino en diversas expresiones religiosas contemporáneas.

En otras palabras, al reducirlo -por conveniencia- a lo herético, nos perdemos de vista el impacto transcultural que tuvo este fenómeno.

GNOSIS: IDENTIDAD Y DIFERENCIA

Es su rasgo distintivo. Lo que los convertía en gnósticos. Sin ella no podían ser considerados gnósticos.

Gnosis, término griego que significa conocimiento. En el ámbito de aquella atmósfera religiosa, se entiende por Gnosis, el conocimiento de misterios divinos reservados a una elite gracias a los cuales se consigue la salvación.[2]

La salvación la encontraban por medio de un conocimiento que les era revelado a ellos o bien al líder del grupo.

Esta gnosis, elemento de verdad y en consecuencia de poder, los separaba del resto.

Por temas de espacio y formato no iremos hasta el fondo del significado de la Gnosis. Sin embargo, una ADVERTENCIA: Aunque tenga matices y similitudes con el sistema de conocimiento platónico, no es la noesis de Platón ni el sistema de conocimiento de los neoplatónicos. Tampoco es igual al conocimiento que es por fe. Para los gnósticos, la gnosis es superior a estos.

Por eso mismo, la gnosis como tal no es estrictamente ninguna religión, sino un conjunto de saberes, de ideas religiosas que luego se concretizan en diversas religiones.[3]

GNOSIS

La gnosis de alguna manera se conecta con ese deseo interno -a veces más espontáneo otras veces más reprimido por la cultura- del hombre en su intento de unirse y trascender con la divinidad. De alguna manera responde a un comportamiento religioso básico del ser humano. Quizás por eso mismo sea una especie de fenómeno transcultural y transtemporal.

El autodescubrimiento que aporta la gnosis, inseparable del cambio de condición del que conoce, implica una densidad interna y encierra un contenido complejo que debe ser hecho explícito mediante el recorrido de un camino que incluye la enseñanza y las prácticas de iniciación apropiadas para que de virtual llegue a ser efectivo: el “conocimiento perfecto”. [4]

El gnóstico completo transformado por la experiencia de gnosis está capacitado para referir su experiencia, pero a través de un mito, de un relato verosímil e imaginario, que, siguiendo, cuando corresponde el hilo de los capítulos fundadores del Génesis, trata de manifestar lo mismo de múltiples maneras.[5]

Mitos, relatos y creencias gnósticas. Tema que se viene en la próxima entrega de WTF…

 

Yoe De simone

 

[1] Biblioteca Nag Hammadi, Pág. 40

[2] Antonio Piñero, Guía para entender el Nuevo Testamento, editorial Trotta, Madrid, 2006. Pág. 124

[3] Ibídem.

[4] Ibídem, Pág. 19

[5] Ibídem, Pág. 21

Facebook Comments