15 Aquí y ahora (Escatología)

header_wtf

DEUDA feat MEA CULPA

Es un hecho. Lo asumimos. Es algo latente y pendiente de lo cual tenemos que hablar…

Dado nuestro constante énfasis en la importancia del “Aquí y Ahora” es fundamental que hablemos de esa rama de la teología que se ocupa de tales asuntos. Porque hablar del “más allá” o del “más acá” tiene que ver con una postura escatológica. Y eso, amigos, es ES-CA-TO-LO-GÍA.  De hecho, una de las ramas más importantes de la TEOLOGÍA.

LA RAMA TE MUEVE

“La rama te mueve, la rama te mueve sin parar” ¡Cumbia! ¡Cumbia Rama!… Profesaba hace algunos años un grupo de Cumbia Villera[1]. En clara alusión a sus movidos ritmos y por supuesto, a los efectos agitantes de la hierba…

No hay duda. Esta rama de la teología hacia algún lado nos termina movilizando. Hacia la realidad concreta o hacia el escapismo…

Peeerooo, ¿puede la escatología en tanto rama de la teología ser como una droga con efectos secundarios? Bueno, de eso se tratará este breve y delirante post.

 LA RAMA Y SUS HOJAS

Etimológicamente, ESCATOLOGÍA trata del destino último de la humanidad, del futuro último de todas las cosas y del curso final del universo.

Hablamos entonces de doctrinas y creencias referidas al fin de los tiempos. Claramente, cada religión tiene sus propias interpretaciones sobre cómo pudiera finalizar todo. Este tipo de reflexión y consideración sobre “las últimas cosas” es tan antiguo como la humanidad y, en consecuencia, otra producción humana mediante la que buscamos sentido a la existencia.

Desde una perspectiva temporal, esta RAMA de la teología deviene en 4 corrientes o tipos de escatologías. Preterismo, historicismo, futurismo e idealismo. Qué rápido se comienza complicar todo ¿no?

Milenaristas, pre-milenaristas, a-milenaristas, dispensacionalistas e incluso la escatología realizada del biblista británico Dodd son escuelas o movimientos producto de una interpretación sobre el fenómeno escatológico.

Hasta el término “avivamiento”, tan usado y abusado en el mundo evangélico es consecuencia del mismo asunto. Pero hay más… cesacionismo y continuacionismo en referencia a si los milagros, dones y carismas del Espíritu Santo continuaron o no después del primer siglo, también son corrientes propias de interpretaciones escatológicas.

SUEÑO Y DESPERTAR

Como hemos venido proponiendo desde WTF, las reflexiones y elaboraciones teológicas, sean éstas canciones, coritos, salmos, oraciones, dogmas o doctrinas no surgen en un plano extra terreno ni caen de ningún lugar celeste. Surgen en contexto social, cultural y político.

Siguiendo la lectura que propone Roldán en su trabajo Escatología, al parecer, el interés por el destino final de la humanidad y la pasión por la vida después de… estuvo en suspenso y en olvido hasta finales del siglo 19. Pero en el siglo 20 con dos guerras mundiales, dos bombas atómicas, el holocausto y el fin del sueño del hombre perfecto, todo cambió.

Es interesante destacar que movimientos carismáticos como el pentecostalismo surgen en este marco de post guerra, de post relatos. Naturalmente tales sucesos agitaron y reavivaron las preguntas sobre hacia donde se estaría dirigiendo la humanidad. Dado el escenario mundial, posibilitó que el optimismo progresista de la teología liberal[2] entre en una profunda crisis.

Como suele suceder, frente a un exceso nada peor que otro exceso. Apegarse al literalismo bíblico, intentar volver a un punto cero y a mitos que recreen mundos ideales fue muy tentador para tantos conservadores evangélicos. Basta recordar las fechas en las que se comienza a gestar el fundamentalismo evangélico para comprender mejor la situación.

A partir de los sucesos mencionados, a finales del siglo 19 y durante todo el siglo 20, una serie de teólogos intentaron re-significar y comprender el mensaje escatológico de Jesús desde diversas perspectivas. Lo “extraño” para nuestro contexto latinoamericano es porque en la mayoría de iglesias evangélicas solo prevaleció una postura escatológica muy poco explicita… Y como menciona el profesor Roldán, de Ciencia Ficción.

¿Será el siglo 21 un tiempo de equilibrios escatológicos? ¡Que los excesos delirantes de la escatología del siglo 20 no nos hagan retroceder a los serios errores de la escatología del siglo 19!

ESCATOLOGÍA Y REINO DE DIOS

Reino de Dios, proyecto escatológico y tema central del mensaje de Jesús. “Se acerca”, “está viniendo”, “ya está entre nosotros”. Imágenes expresadas en los evangelios que dan cuenta sobre como Jesús y sus seguidores interpretaban la nueva vida y la propuesta que él estaba anunciando a la humanidad. ¿Pero en qué sentido se referían Jesús y los suyos a Reino de Dios? ¿Está todo cumplido? ¿Quedan cuestiones por cumplirse? ¿Se puede limitar el movimiento creativo de Dios a la Biblia? Si ya está todo cumplido, ¿no se vuelve la historia y la realidad un sin sentido constante? O, por el contrario, si el futuro es en otro lugar, ¿para qué hacer de este mundo un espacio más justo?

¿Es el reino de Dios una realidad histórica concretada en el pasado o es un devenir inagotable? ¿Cómo conciliar las propuestas de un Dios de amor con un Dios estático y ajeno a los dolores de la humanidad? ¿O podremos pensar en una “Escatología en curso de realización” como indica Roldán en referencia a Joachim Jeremías y su trabajo Las parábolas de Jesús”?[3]. O desquiciando un poco más, ¿podremos afirmar una “Escatología participativa”, como la que encuentra el brillante Dominic Crossan en “Jesús: Parábola de Dios”?[4]

Preguntas que surgen y devienen ni más ni menos que de la escatología y de nuestro intento por totalizar lo infinito y definirlo.

RAREZAS ESCATOLÓGICAS

Ésjaton, es la palabra griega en cuestión. Raíz de la palabra ESCATOLOGÍA. Y simplemente significa “final”. Siguiendo el análisis que hace Dominic Crossan, al parecer en el siglo primero, nadie utilizaba ese término en relación al final del mundo, sino al final del mal, de la violencia, la guerra, la opresión, la injusticia y cualquier otra cosa mala que se les ocurra, sobre la Tierra transfigurada. Ése era su sueño.  Su fe exigía que Dios, un día iba a vencer. A eso se le llama fe escatológica.

PARADOJAS ESCATOLÓGICAS

La ESCATOLOGÍA, en tanto expectativa y creencia de aquello que está por suceder, se convierte en ESPERANZA y por lo tanto en devenir. Ya que como afirma Justo González, sin una “expectativa del fin toda vida y toda historia parecen perder sentido y esperanza” Por lo tanto la ESCATOLOGÍA en tanto expectativa es producción de sentido.

Al ser referencia constante de lo que pueda suceder se convierte en esperanza. Y también, en formadora de comportamiento. Ya que de acuerdo a lo que espero dirijo mis acciones. De ahí que sí creo que el mundo es pecaminoso y será destruido, haré más énfasis en el “alma” que en la vida aquí y ahora. O sea, que la escatología termina en un tipo de ética.

En última instancia, una escatología que haga énfasis en el más allá, solo le hace el juego y le es funcional y también de utilidad, a todos los sistemas que oprimen al ser humano en la actualidad. Sean estos sistemas políticos o grandes corporaciones que no solo concentran capital y riquezas produciendo de esta manera más desigualdad, sino que además son activos responsables en la destrucción del medio ambiente.

Una vez más podemos ver como finalmente, como las distintas ramas de la Teología terminan relacionándose con la Política. Porque como ya afirmamos en tantas oportunidades, teología y política están más unidas de lo que comúnmente se cree…

Hasta la próxima entrega de: WTF.

 

Yoe De simone

 

Bibliografía.

 

-Diccionario teológico Clie, Justo González. Editorial Clie.

-Escatología, Alberto Roldán. Ediciones Kairós.

-https://blogdeestudiosbiblicos.wordpress.com/tag/jesus-la-parabola-de-dios-john-dominic-crossan/

[1] La cumbia Villera nace en argentina, en barrios marginales. Y es una expresión de aquellos sectores más marginales surgidos a fines de los 90 como consecuencia de las políticas neo liberales de la época. Si bien nace en argentina, con el tiempo repercutió en varios países de América Latina. Así, países como Uruguay, Paraguay, Chile, México y Bolivia también llegaron a producir cumbia villera.

[2] Roldán Alberto, Escatología. Ediciones Kairós. Buenos Aires, 2002. Pág. 19-23

[3] Ibíd. Pág. 28.

[4] Blog de estudios Bíblicos. https://blogdeestudiosbiblicos.wordpress.com/tag/jesus-la-parabola-de-dios-john-dominic-crossan/

 

Facebook Comments