Extendiendo gracia (Rob Bell para UPROXX)

entrevistas_bw

Dibujo: David Pemberton
Dibujo: David Pemberton

En 2016 yo era una novata de primer año en la Universidad Lee, un instituto cristiano evangélico en Cleveland (Tennessee). En aquel tiempo, era una típica conservadora cristiana evangélica. El tipo de cristianismo que yo seguía era aquel con el cual me había criado: pentecostal, fundamentalista, carismático, evangélico. Caminando por el campus, sin embargo, ocasionalmente vería stickers de “Love Wins” [El Amor Gana] en los paragolpes de los autos. ¿Qué significaba eso? ¿Era algún tipo de mensaje hippie universalista, como “Coexist” [Coexistir]?

Busqué la frase en internet e inmediatamente descubrí a Rob Bell. Su libro Love Wins (el cual suscitó una controversia dentro de los círculos evangélicos conservadores debido a la discusión acerca del universalismo cristiano) no había sido escrito aún, pero los stickers de los paragolpes eran distribuidos gratuitamente luego de los servicios de una iglesia de rápida expansión que él había fundado en Grandville, Michigan: Mars Hill Bible Church. Leí el libro de Bell, Velvet Elvis, y entendí completamente por primera vez lo que había acerca de los cristianos que hacía que otros grupos religiosos se disgustaran tanto con nosotros. Vi su discurso Everything is spiritual [Todo es espiritual] y me asombré de la perfecta unión entre ciencia y religión, en la cual, de hecho, una apoya a la otra.

Irónicamente, fue durante mi tiempo en una escuela cristiana conservadora, en una familia cristiana conservadora, en una ciudad cristiana conservadora, que finalmente comencé a cuestionar qué estaba defendiendo. Fue cuando comencé a desenredarme del creacionismo, del fundamentalismo, de cualquier idea de Dios que lo presentara como un cruel dictador más que como una deidad amorosa. Así que cuando estalló la popularidad de Rob Bell, no podría haber estado más emocionada.

En 2014 y 2015, cuando atravesaba uno de los momentos más duros de mi vida, luego de mudarme a Richmond con mi esposo y mis dos hijos, y encontrándome a mí misma fuera de lugar en una iglesia cada vez más odiosa, What We Talk About When We Talk About God [De qué hablamos cuando hablamos de Dios] me mantuvo firme y me ayudó a mantener viva mi fe. Fue el libro que, además, llevó a Bell a una entrevista con Oprah Winfrey.

Recientemente, Bell ha estado trabajando en su popular podcast, The RobCast. El año pasado, estuvo en el tour “Everything is spiritual: Part Two” [Todo es espiritual: segunda parte] y lanzó en YouTube la versión filmada. También recientemente ha escrito un libro llamado How to Be Here [Cómo estar aquí] debido al cual estará realizando eventos a lo largo del 2016. Aunque Bell renunció oficialmente a ser pastor en 2012, se encuentra a sí mismo “predicando” más que nunca, ya sea en internet, escribiendo o en persona.

Nos sentamos a discutir sus últimos proyectos, y lo que significa para su creciente público y nuestra siempre cambiante cultura:

UPROXX: Así que el vídeo de tu segundo tour Everything is Spiritual” acaba de salir ¿verdad? Está disponible gratuitamente en YouTube. ¿Qué lo hizo distinto a tu primer “Everything is Spiritual” tour?

BELL: Bueno, es interesante cuando pasan nueve años, de alguna manera eres una persona diferente. Y lo que también es interesante es la evolución como maestro. Cuando eres más joven, la mente juega un papel más prominente porque estás tan emocionado de saber cosas fantásticas, ¿sabes a lo que me refiero? Como hechos, datos, como “¡voy a volarles la cabeza con hechos simplemente increíbles acerca del universo!”. Mientras vas creciendo, no es que dejes la mente atrás, pero el alma se vuelve más interesante. ¿Cómo luce el vivir más plena y libremente? Así que espero eso de este vídeo, el nuevo, no se trata sólo de sorprender a la gente. Es acerca de cómo realmente vivimos en el mundo y cómo vemos las cosas en lo más profundo de nuestro ser.

UPROXX: ¿Dónde conseguiste esa pizarra con forma de cono? Porque interactúa astutamente con las ideas que presentas. 

BELL: Conozco al diseñador. Es realmente bueno. De hecho, él está volviéndose reconocido internacionalmente porque continúa haciendo cosas que nadie ha visto antes. Simplemente comencé enviándole dibujos, literalmente como los tipos de dibujo que se hacen detrás de una servilleta, y dándole pequeños fragmentos de lo que quería que la gente piense y sienta, y recuerdo cuando se me ocurrió: “¡Oh, la pizarra, necesita tener forma triangular!”. Así que él empezó a mandarme posibles diseños. ¡Algunos de ellos eran tan enormes y locos! Pero seguimos hablando eventualmente y él me decía: “¿Qué tal si luciera así?”. Y luego de cinco, seis o siete repeticiones, yo dije: “¡Esa es!”. Ahora todo lo que tenemos que hacer es pensar cómo la vamos a llevar por todo el país. Estoy pensando en subastarla y dar todo el dinero a charity: water para llevar agua a la gente que no la tiene.

rob-bell-whiteboard

UPROXX: La pizarra hizo la charla mucho más cautivante. ¡Y tú ya eres un orador cautivante!

BELL: La primera vez que supe que tenía algo fue cuando hice el primer dibujo. Dibujé ese triángulo y la expansión, hubo un momento en el que estaba sentado tomando notas, cuando de repente: “Espera. El universo se expande, y tus momentos de mayor amor, gozo, paz y conexión son cuando  te expandes”.

Como comunicador, si podía conectar los 13 billones de años en desarrollo (¡y permanencia!) de expansión del universo -con todas las tentaciones diarias que tenemos para NO expandirnos, sino ir en la otra dirección-, oh, dios mío, eso sería algo. Ese fue un momento auténtico. ¡Ese es el punto! Cada día tú o te alineas con la dirección fundamental del universo o tomas la otra dirección. Y todos podemos dar ejemplos en nuestra vida en el que hemos hecho lo uno o lo otro. Ese fue un momento para mí. Un gran momento.

UPROXX: ¿Dónde obtuviste tanta inspiración para tu tour “Everything is Spiritual”? La manera en la que entrelazas ciencia y religión es increíble, y parece muy difícil de hacer.

BELL: Yo no las veo (ciencia y religión) como cosas diferentes. Así que para mí no hay conflicto y no hay división. Todo se trata de nuestro infinito aprendizaje, crecimiento y exploración de la vida que estamos viviendo. Mi pregunta es: “¿Cómo alguien alguna vez las separó?”. En cierto nivel, los científicos y los teólogos, ambos son estudiantes del asombro y la maravilla. Si hablas con los mejores de ellos, básicamente todos tienen una expresión de “Guau”.

Nunca vi a la religión como algo sobre lo cual debía “hacerme la idea” y luego gastar toda esta complicada energía tratando de protegerla y conservarla. Las veo como dos manos del mismo cuerpo. Son, de hecho, compañeras de baile.

UPROXX: ¿Cómo piensas que la gente puede extender la paz y la gracia en la vida cotidiana? Pareciera más fácil tener un concepto general de creencias para estas cosas que en realidad actuar conforme a ellas.

BELL: No pienso que las creencias sean algo que exista en tu cabeza, donde tienes tu mobiliario intelectual arreglado de una manera en particular. Yo veo un interminable, un infinito círculo de creencias y acciones. Para mí, son una, y todo fluye entre ambas. Así que nuestras creencias y nuestra forma de vivir siempre se encuentran dialogando una con la otra. Siempre teniendo una conversación.

Entonces empiezo con la gracia, que es un regalo. Somos amados, y el amor es la base de nuestro ser. A menudo gastamos una energía extraordinaria tratando de conseguir algo que ya tenemos. Comienzo con los momentos en los cuales estás intentando impresionar a alguien, tratando de ganar la aprobación de alguien, buscando demostrar que eres el más grande, el más malo, el más rápido, el más inteligente; esos son momentos en los cuales has dejado tu hogar. No estás confiando en la gracia y el amor que ya te pertenecen.

Comienzo diciendo que esto es un regalo y preguntando: ¿cómo estoy respondiendo a este extraordinario regalo? ¿Para qué estoy aquí, para hacer qué? ¿Hay alguien aquí a quien pueda ayudar, que demande alguna expresión? ¿Hay alguien que quizás esté en problemas, a quien pueda ayudar a aliviar su dolor con algo que quizás yo tengo? Es una forma muy, muy práctica de vivir en el mundo. No pienso en los largos plazos: “¡Oh! ¡Voy a cambiar el mundo!”. Para mí, es básicamente: “¿Qué es lo siguiente que puedo hacer hoy?”. Es realmente algo que se hace con calma, no algo sexy o dramático, tipo intentemos eso y veamos qué sucede. Es de la única manera que ha funcionado para mí.

UPROXX: Como cristiano progresista, ¿qué te inspira a seguir peleando por una mejor imagen pública de la comunidad cristiana? Vi que recientemente cerca de un millón de personas firmaron el “Boicot contra Target” [cadena de almacenes creada en EEUU] debido a su política inclusiva acerca del uso de los baños. Y sabes que la mayoría de esas personas se identifican a sí mismas como cristianos.

BELL: De hecho, yo no uso demasiado la palabra “cristiano” porque creo que Jesús estaría mortificado de que una religión con códigos muy estrictos de “afuera y adentro” haya empezado con su nombre. Creo que Jesús, el centro de su vida y su mensaje, fue un llamado a la sanidad universal y a la solidaridad, no a inventar más etiquetas y categorías que nos dividan. No tengo ningún problema con la palabra “cristiano”, simplemente no creo que ese sea el punto, de hecho, creo que frecuentemente, obstaculiza el camino. Especialmente la palabra “cristianismo”, que implica una especie de gran sistema incómodo, cuando en el fondo se trata de un Cristo que nos invita a vivir en el mundo de un modo en particular.

Entonces defender un gran sistema no es interesante, pero ¿cuál es el llamado de Cristo y cómo podemos nosotros ser parte de ello? ¿Qué sanación está espera desarrollar? Eso es lo interesante para mí ahora. Y el problema es que, probablemente como tú, he conocido tanta gente que nunca se llamaría a sí misma cristiana que eran tan parecidas a Jesús, y he conocido a tantas personas ruidosas y abiertamente francas acerca de su calidad de cristianos que no parecían ser como Jesús en lo absoluto. No creo que las categorías sean útiles. Creo que lo que Jesús está haciendo es llamarnos, más allá de las formas. No a aferrarnos a algunas de estas formas, sino a abandonarlas.

Una afiliación religiosa a veces puede ser una forma de reafirmar nuestro ego. “¡Nosotros somos cristianos y ellos no lo son!”, cuando la invitación es a soltar y abandonar todas esas cadenas para ser realmente libres. Especialmente hoy, hay personas que cuando dices “cristiano” piensan “oh, ¿te refieres a las personas que están boicoteando Target?”. No creo que el centro del mensaje de Jesús tuviera mucho que ver con boicotear Target.

UPROXX: ¿Qué te hizo escribir How To Be Here? Parece diferente a tus trabajos anteriores. ¿Fue algún acontecimiento específico que te hizo pensar “¡Vaya! Las personas están súper estresadas acerca del rumbo que su vida está tomando ahora mismo”?

BELL: En realidad el libro va hacia donde todos mis libros anteriores apuntaban. Alguien dijo en una entrevista que este libro era diferente porque (mis) otros libros eran teológicos. Pero si lo “teológico” no te lleva al modo en el cual vives cada día de manera práctica, entonces en realidad solo estás hablando acerca de ideas abstractas. Así que, en cierta forma, el libro se encuentra en donde mis demás libros apuntan, una charla práctica acerca de cómo organizas tu día y cómo lidias con el fracaso, con el miedo, la creación. No lo veo tanto como un cambio de rumbo sino más bien como el rumbo al cual estaba realmente destinado, si lo tomas desde este punto de vista.

Parte de eso fue mi observación continua de que algunas cuestiones del mundo moderno fragmentan a las personas. Esto llena nuestra vida de preocupaciones, estrés, casi como un círculo vicioso de preguntas acerca del pasado, el presente, el futuro, el dinero, la vocación, la pasión, el llamado, el deseo, el salario; y he notado que cada vez que he hablado en vivo acerca de estas ideas del libro, había un hambre tremenda. Y en especial, he notado un montón de gente educada y empoderada cuyas preguntas provenían de lugares de vulnerabilidad. Por ejemplo, personas que habían llegado a la cima de una compañía haciendo cuestionamientos como: “Siento que mi vida está controlada por fuerzas mayores que yo. Tengo que estar en el trabajo, tengo que estar en esta reunión”.

Sigo pensando, ¿cómo es que el mundo moderno con todos sus lujos, sus opciones y su tecnología fue pensado supuestamente para ahorrar tiempo? ¡Se suponía que ahorraríamos tiempo! Ninguno de nosotros está haciendo su propia mantequilla. Así que, ¿dónde está esa hora y media que hace 200 años era gastada haciendo mantequilla? ¡Muéstrenme esa hora y media! Es como que este sistema entero fue diseñado para ahorrarnos tiempo y darnos libertad y opciones y poder, pero extrañamente ha creado una generación de personas que hablan acerca sentirse en una caminadora, de ser un engranaje en la máquina, de este sistema que se reproduce a sí mismo. Y en gran parte, desde allí viene este libro. ¿Hay alguna manera mejor de pensar acerca de todo esto?

UPROXX: Puedo entender ahora cómo tu libro anterior de alguna manera deriva en How To Be Here y cómo la practicidad de ello puede partir de la teología de la cual has estado escribiendo a través de estos años.

BELL: Lo interesante es que, si lees los Evangelios, lo que Jesús va hablando es pura vida. Como: “Yo vine a darles abundante, rebosante vida”. Parte de ello es, para mí, si continúas yendo al foco, que Jesús sigue insistiendo en que ese es el punto de toda la cuestión. Así que, ¿cómo es esa vida abundante y rebosante? Y si no puedes hablar de ello, entonces en algún momento has perdido el argumento. El mensaje máximo de Jesús no se trata de abstractas y arrogantes ideas acerca de lo que sucede cuando mueres. Es realmente una guía muy concreta para nuestra forma de vivir el presente.

UPROXX: Es interesante cómo ahora atraes a muchas más personas que solo a evangélicos como lo hacías cuando incurrí en tu trabajo en el 2006, y ahora tienes un público tan amplio. ¿Crees que eso te vuelve más influyente? ¿Hace tu mensaje más poderoso?

BELL: Un día les estaré hablando a artistas, y luego al siguiente día hablando a CEOs, luego haré distintos eventos por la gira de How To Be Here, e iré entrando y saliendo de todos estos lugares extraños. Ninguno de ellos son considerados religiosos o espirituales. Seguiré aprendiendo lo que he descubierto hace un tiempo que es que la gente que no profesa ninguna afiliación religiosa o espiritual está tan hambrienta de guía espiritual… sólo sé que me atraen situaciones que no son abiertamente cooptadas por alguna religión. Me gusta crear nuevos espacios donde pueda hablar acerca de lo que significa ser humano. Y eso simplemente ha sido explosivo.

UPROXX: En tu libro hablas acerca de tus energías, tu ikigai, siendo esto redes de cosas que definen lo que somos y a qué decimos “sí” y a qué decimos “no”. Entonces, ¿qué es lo que exactamente define tu ikigai?

BELL: “Ikigai” es una palabra japonesa para aquello que te levanta en la mañana. También se traduce como “tu razón de ser”. La idea de esto es, ¿qué es lo que te saca de la cama en la mañana? ¿Para qué estás aquí? Esto quizás cambie y se transforme en el transcurso de tu vida. Yo tengo mi familia, tres hijos, mi esposa y yo, amando y disfrutando de nuestros hijos, hacemos un desayuno enorme cada mañana. Hacemos huevos, tostadas francesas o panqueques, un refrescante y gran licuado. Lo hacemos con ganas. Y de alguna manera, este es un ritual central y fundamental.

Luego tengo siempre la próxima cosa en la que estoy trabajando. Hoy estoy terminando el primer boceto de lo que será mi siguiente libro y revisando los detalles de las próximas paradas de la gira que estamos haciendo. Para mí, mi ikigai es que estoy tratando de crear un espacio donde la gente pueda despertar a la profunda vibra espiritual de sus vidas. Vengo de la tradición de Jesús y creo que la tumba está vacía y que debemos anunciarlo y llevar buenas nuevas a la gente que más lo necesita. Así que eso es lo que hago.

rob-bell-facebook

UPROXX: ¿Cuál es la cosa más loca a la que le has dicho “no” alguna vez?

BELL: Dije no a estar en The Colbert Report. Porque tenía algo que debía ir a hacer. ¡Debería haberlo hecho igual! Había estado de gira como por un mes, todos los días en una ciudad diferente y tenía un par de días para tomarme un respiro antes de volver a mi trabajo regular en la iglesia. Tenía sólo un par de días. Estaba tan cansado que apenas podía ver bien. Y ellos me preguntaban si quería estar en The Colbert Report. Los pocos días que tenía para tomarme un respiro, ¡los hubiese pasado en un avión!

UPROXX: ¿Cuál es la cosa más loca a la que le has dicho sí?

BELL: Bueno, hay una comediante llamada Lyssa que tiene un espectáculo llamado The Bitch Seat (la perra silla)… Trato de no medir la locura porque eso es a lo que intento decirle “sí”. Sin embargo, algo más práctico, estábamos en Sudáfrica en un bote y mi amigo me preguntó si me gustaría hacer cage diving (buceo en una jaula) con tiburones blancos. Mi corazón nunca ha latido más fuerte. ¡Tiburones blancos asesinos y The Bitch Seat! Las cosas más locas que he hecho.

 

Fuente original:
http://uproxx.com/life/interview-rob-bell-practical-faith/

Traducción: Luciana Cacciola / Corrección y edición: RSV

Facebook Comments