Eugene Peterson: Acerca de cambiar su opinión sobre las parejas y el matrimonio del mismo sexo (entrevista para RNS)

Eugene Peterson dando una conferencia en la Iglesia Presbiteriana Universitaria en Seattle en mayo de 2009.

Cuando un periodista tiene la oportunidad de entrevistar a un modelo de la fe cristiana como Eugene Peterson, hay mucha presión para elegir las preguntas perfectas. Le he preguntado por qué estaba dejando el ojo público y si tenía miedo de la muerte. Le he preguntado acerca de Donald Trump y el estado del cristianismo americano. Pero había un tema más que quería cubrir: las relaciones entre personas del mismo sexo y el matrimonio.

 

Es uno de los temas más candentes de la iglesia hoy, y dada la vasta influencia de Peterson entre pastores y laicos, supe que su opinión impactaría la conversación. Aunque él ha tenido una larga carrera, no pude encontrar su posición sobre el asunto ni en internet ni en material impreso. Descubrí que “The Message” [El Mensaje], la popular paráfrasis de la Biblia de Peterson, no usaba la palabra “homosexual” y “homosexualidad” en los textos clave. Pero esto no era prueba definitiva de nada. Después de todo, esas palabras no aparecen en ninguna traducción inglesa de la Biblia antes de 1946.

 

Así que aquí discutimos sus puntos de vista sobre este tema divisivo. Las respuestas de Peterson son moderadas, pero puntiagudas y provocativas.

 

RNS: Tú eres presbiteriano, y tu denominación ha estado luchando con algunos de los temas candentes que enfrentamos como cultura. Pienso particularmente en la homosexualidad y el matrimonio entre personas del mismo sexo. ¿Ha cambiado tu opinión sobre eso a lo largo de los años? ¿Cuál es tu posición sobre la moralidad de las relaciones del mismo sexo?

EP: No he tenido mucha experiencia con ello. Pero estuve en iglesias cuando era un pastor asociado donde había varias mujeres que eran lesbianas. No hacían un gran problema al respecto. Los he ido a visitar y nunca surgió. Simplemente supusieron que eran tan cristianos como todos los demás en la iglesia.

El último libro de Peterson, “As Kingfishers Catch Fire”.

En mi propia congregación —cuando me fui, teníamos alrededor de 500 personas— no recuerdo que alguna vez hayamos hecho un gran problema por ello. Cuando me fui, la persona que ministraba mediante la música se fue. Ella había estado allí desde el mismo tiempo que yo. Y ahí estábamos, en busca de un nuevo ministro de música. Uno de los jóvenes que habían crecido bajo mi pastorado, era profesor de escuela secundaria y músico. Cuando se enteró de la vacante, se presentó en la iglesia un día, se puso de pie y dijo: “Me gustaría solicitar el puesto de director musical aquí, y yo soy gay”. No teníamos a nadie gay en toda la congregación. Bueno, algunos no eran abiertamente homosexuales. Pero estaba muy contento con la congregación. Nadie hizo ninguna pregunta al respecto. Y él fue un muy buen musico.

No lo habría dicho hace 20 años, pero ahora conozco a mucha gente que es gay y lesbiana y parece tener una vida espiritual tan buena como la mía. Creo que ese tipo de debate sobre gays y lesbianas podría haberse terminado. Las personas que lo desaprueben, probablemente se irán a otra iglesia. Así que estamos en una transición y creo que es una transición para mejor, hacia lo bueno. No creo que sea algo que puedas deshacer, pero no está ni bien ni mal en lo que a mí respecta.

 

RNS: Una pregunta relacionada: Si hoy fueras pastor de una pareja gay en tu iglesia que fuesen cristianos de buena fe, y te pidieran que oficiaras su ceremonia de bodas del mismo sexo, ¿es algo que harías?

EP: Sí.

 

RNS: Quisiera hacerte una última pregunta. Estás entrando en la etapa final de tu carrera, tu ministerio y tu vida. Un día, como con todos nosotros, Eugene Peterson no será alguien que existe. Él será alguien que una vez existió. Cuando llegue ese momento, ¿cómo esperas que la gente recuerde a Eugene Peterson?

EP: No lo sé. Te diré, aun me estoy acostumbrando a todo. Todavía me estoy acostumbrando a ser conocido. La gente me escribe. Piden venir y pasar la noche con nosotros, con mi esposa y conmigo. Hombre, las cosas que llegan a mi buzón son enormes, así que escribo muchas cartas y hago muchos llamados telefónicos. Y estoy realmente asombrado.

No he sido parte de algo grande. Nunca he sido un gran predicador de la iglesia. Nunca he estado en la radio o algo así. Estoy muy contento de que la gente se interese por lo que he hecho y lo apoye porque estos son tiempos difíciles para la iglesia. Soy muy consciente de eso. De todos modos, supongo que me sorprendería que alguien me recordara en lo absoluto.

 

RNS: Gracias por tu tiempo. Sé que hablo por muchos otros cuando te digo gracias por tu coraje, tu testimonio y tus palabras durante todos estos años. Serás recordado, Eugene Peterson. ¿Cómo podríamos olvidarte?

 

 

Fuente original: http://religionnews.com/2017/07/12/eugene-peterson-on-changing-his-mind-about-same-sex-issues-and-marriage/

Traducción: RSV

Facebook Comments