No seas una oveja estúpida

Creo que el uso de las ovejas como una metáfora para las personas es desafortunado hoy en día.

Se usa en la Biblia para describir al pueblo de Dios de dos maneras. Una es buena y otra es mala.

Cuando se usa de una buena manera la descripción ilustra cómo nos encontramos en un lugar de debilidad y vulnerabilidad, víctimas de negligencia o incluso abuso. Esta no es una crítica hacia las ovejas, sino hacia la indiferencia o crueldad de los pastores que nos conducen, o de los peligros que este mundo presenta.

Esto a veces es cierto.

Cuando se usa de una manera mala la descripción está destinada a ilustrar cuan estúpidos e indefensos somos y cómo nos perdemos.

Esto a veces es cierto.

Desafortunadamente, el uso predeterminado de la metáfora es describirnos de mala manera porque son los pastores quienes predican.

Cuando te llaman oveja de esta manera despectiva todos los domingos de cada semana durante toda tu vida, es difícil no creerlo y renunciar a tu inteligencia.

Sí, a veces somos estúpidos, indefensos y nos perdemos. Pero no siempre.

Tenemos cerebros. Podemos usarlos.

Podemos hacernos cargo de nuestras propias vidas.

Podemos ser los capitanes de nuestros propios barcos.

Podemos ser dueños de nuestros propios destinos.

Podemos pensar por nosotros mismos.

Podemos ser espiritualmente independientes.

 

Fuente original:

https://www.nakedpastorstore.com/blogs/news/dont-be-a-stupid-sheep/

No tengas miedo de leer herejía
Es tu viaje
David Hayward

Acerca de David Hayward

Ilustrador, Autor.

Ver todas las entradas de David Hayward →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *