¿A cuál iglesia asistes? Por qué Jay Bakker es mi pastor (virtual)

Frecuentemente recibo correos electrónicos de personas atascadas en iglesias dogmáticas, quienes están hambrientas de gracia. Escuchan el mensaje de la cruz expresado en términos de la justicia restaurativa de Dios, en vez de ira divina y venganza, y me preguntan dónde pueden encontrar una iglesia que también enseñe eso. Ellos escuchan el énfasis en la gracia incondicional y la aceptación radical y desean ser parte de una iglesia que también se centre en ello. Así que me escriben preguntando “¿A cuál iglesia asistes?”.

Desearía poder decir que he encontrado una iglesia grandiosa donde las personas están enfocadas en ser reales y en amar al otro con todo y sus defectos. Un lugar en el que hacer preguntas fuertes no sea una señal de estar alejándose de Jesús, sino de estar acercándose a Él. Un lugar en el que la meta no sea que un tipo en autoridad controle la moralidad de las personas como si fueran infantes, sino que empodere a cada uno para que desarrolle una fe madura y adulta.

Así es como debería ser una iglesia. Así que ¿por qué es tan difícil encontrar un lugar así?

Tal vez sea porque los pastores sienten la presión de actuar como si fueran perfectos, y así terminan sin dejar lugar para que hagamos preguntas saludables. En cambio, están presionados para actuar como si lo tuvieran todo resuelto. Con nosotros es lo mismo: nos ponemos en pie y entonamos canciones alegres y triunfales que con frecuencia no reflejan nuestra realidad, en vez de crear una atmósfera donde podamos ser reales y amados por quienes realmente somos.

Yo estaría encantado de ir a una iglesia que estuviera centrada en la gracia y en un desaliñado amor radical. Aún no he encontrado un lugar como ese donde vivo. Pero he estado “asistiendo” a Revolution Church desde hace algún tiempo vía podcast desde la Candy Store de Pete en NYCand, más recientemente desde un boliche en Minneapolis, y estoy orgulloso de llamar a Jay Bakker mi pastor (virtual).  Lo que hace increíble a Jay es que es un libro abierto. En vez de ser autoritario, él nos lleva a pensar y reflexionar a través de su ejemplo, incluyendo humildes cuestionamientos a sí mismo. En vez de actuar como si lo tuviera todo resuelto, el demuestra cuán normal y saludables resultan ser las luchas, y al hacerlo, crea un espacio para que nosotros también hagamos frente a nuestras preguntas. Él tiene real autoridad porque usa su poder para levantar a aquellos que frecuentemente son marginados y menospreciados.

Me gustaría que existieran más iglesias como la de Jay. ¡Sería el primero en la fila si hubiera una así cerca de mí! El problema es que como él está centrado en tomar una posición de amor junto a los marginados, en vez de hacer del dinero su meta principal y su base, como muchas iglesias lo hacen, eso significa que algunas veces lucha para llegar a fin de mes. Es el opuesto de las mega-iglesias, y eso es bueno porque quiere decir que esta es la clase de lugar radical del que Jesús quisiera que fuésemos parte, y al mismo tiempo difícil porque el camino de Jesús nunca tuvo la intención de ser un modelo de negocio.

Ahora, por supuesto que cara a cara es siempre mejor que a través de un cable. Así que por favor no me malinterpreten al decir que creo que una iglesia virtual es ideal por encima de las relaciones cara a cara. Si viviera en la misma ciudad que Jay, preferiría ir allí en persona. Eso sería lo ideal, pero el hecho es que muchos de nosotros (incluyéndome) no siempre tenemos acceso a lo soñado. Así que necesitamos encontrar una forma de manejar lo mejor que podamos la imperfecta y complicada realidad en la que nos encontramos.

Así que, si te encuentras en la misma situación, y estás buscando una iglesia que esté centrada en la gracia, pero simplemente no tienes nada como eso en tu vecindario, te invito a venir a mi iglesia la próxima semana. No hay que viajar, no hay problemas con el estacionamiento, solo necesitas ponerte unos audífonos en tus orejas y sintonizar el podcast. No es perfecto, pero estoy aprendiendo que quizás eso esté bien.

 

Fuente original:

http://www.redletterchristians.org/church-go-jay-bakker-virtual-pastor/

 

¿Cómo puede una Biblia falible ser inspirada?
Música y teología (Parte 1)
Derek Flood

Acerca de Derek Flood

Autor.

Ver todas las entradas de Derek Flood →

Un comentario sobre “¿A cuál iglesia asistes? Por qué Jay Bakker es mi pastor (virtual)”

  1. Can I simply say what a aid to seek out somebody who truly is aware of what theyre talking about on the internet. You definitely know methods to carry a difficulty to gentle and make it important. Extra folks must read this and perceive this side of the story. I cant imagine youre not more in style because you undoubtedly have the gift.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *