¿Cristiano o ateo?

Anoche hice algunas publicaciones en Twitter, Google+, Facebook, Tumblr, etc., acerca del ateísmo. Causé una gran controversia. No debería ser sorpresa para nuestros lectores regulares, como saben, he hablado un poco acerca del ateísmo. De hecho, algunos de los más prolíficos compartidores de mis dibujos son sitios ateos, como The Friendly Atheist (El Ateo Amistoso).

Así que déjame explicar:

  1. La Biblia da lugar para la incredulidad. Por ejemplo, en Marcos 9:24, un hombre exclama: “Señor, creo, ¡ayuda a mi incredulidad!”. Y tenemos a Tomas quien no puede creer hasta que ve y toca. Y a Pedro. Y a los discípulos. Y así sucesivamente. Esto no quiere decir que la Biblia exalte eso, pero es una manera de ser humano que siempre se reúne con la gracia. Cuando digo: “Abraza a tu ateo interior”, me refiero a ser honesto contigo mismo. Aceptar el hecho de que hay áreas de incredulidad en tu vida. O tal vez toda tu espiritualidad se caracteriza por la incredulidad.
  1. Recuerda que la Biblia no pone mayor énfasis en la creencia que en la práctica. Sé que podrías estar en desacuerdo. Pero cuando Juan afirma que incluso el diablo cree, ¿no es esto un indicio de que la práctica es la clave? Y cuando la Biblia habla de aquellos que están de pie ante el Señor en el último día, preguntándose cuándo sirvieron a Jesús, se les informa que, aunque no lo sabían, estaban sirviendo a Jesús cuando ayudaron a los demás. Y aquellos que afirmaban conocer al Señor fueron tristemente informados que no se les conocía porque estaban atascados en sus creencias estériles.
  1. Teológicamente, la encarnación implica que aquello-que-llamamos-Dios ya no está entronizado en los cielos, sino que se ha dignado a invadirlo completamente todo. El Todo en todo. La encarnación es exhaustiva. No hay “dios” ahí afuera, separado y aparte. El Espíritu impregna todas las cosas y no hay que andar buscando la distinción. La historia de Jesús y la encarnación sugieren que el Deísmo y el Teísmo ahora se encuentran seriamente puestos en duda como posturas validas de creencia.

¿Esto me convierte en ateo? ¿Esto no me hace cristiano? No veo como lo que he dicho anteriormente no me haga un cristiano. No sé cómo lo que he dicho anteriormente me haga un ateo. No siento la urgencia de etiquetarme. No siento miedo. No agonizo más por esto. No estoy preocupado por ello en lo absoluto. Mi mente y corazón finalmente están en paz.

Creo que hay gracia para eso. Y hay gracia para donde te encuentres. Acéptala.

 

Fuente original:

https://www.nakedpastorstore.com/blogs/news/christian-or-atheist?_pos=1&_sid=54e4f0494&_ss=r

¿Tu relación puede sobrevivir a la deconstrucción de tus creencias?
David Hayward

Acerca de David Hayward

Ilustrador, Autor.

Ver todas las entradas de David Hayward →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *